Cómo decir no a un trabajo

¿Cómo rechazar un trabajo? Aprende a decir NO sin perder futuras oportunidades

Número de visualizaciones
09/09/2020

La gente suele decir eso de: cuando se cierra una puerta se abre una ventana. Y sí, mejor optar por esa filosofía que quedarnos encerrados, pero ¿podemos abrir la ventana sin cerrar la puerta? Pues claro, sino ¿cómo va a continuar este artículo?

En alguna ocasión te habrás encontrado con la difícil decisión de rechazar un trabajo, porque tienes una oportunidad mejor, porque el COVID19 te tiene en vilo, o simplemente, porque no ves que sea el momento apropiado para cambiar. Pero claro, es una empresa que te gusta y no quieres cerrar una posible puerta a tu yo del futuro.

La sinceridad y naturalidad dejarán un buen recuerdo de la primera entrevista

En estos, como en tantos otros casos en los que tratamos con personas, mi consejo es siempre actuar con sinceridad y naturalidad. Es decir, si la empresa te gusta, su filosofía y política de recursos humanos (por ejemplo) pero en otro sitio te ofrecen mejor condiciones, pues oye, es normal que te decantes por la otra ¿no? Lo que tenemos que tener muy en cuenta es la forma en que decimos las cosas.

No es lo mismo decir: Voy a rechazar vuestra oferta de trabajo porque en Empresas S.A. gano 100€ más al mes. Que decir: La verdad es que vuestra oferta me ha parecido muy interesante, la empresa encaja con mis valores y forma de ver las cosas, pero en estos momentos tengo otra alternativa sobre la mesa que se ajusta más a las condiciones que voy buscando. Me gustaría no perder el contacto de cara al futuro por si surgieran nuevas oportunidades.

Vamos por partes: Piensa tu argumento antes de comunicarlo

  • El motivo por el que nos gusta la empresa que estamos rechazando. Deberemos ser totalmente sinceros, eso nos permitirá ofrecer argumentos creíbles y no los típicos que se suelen decir. Además, un aspecto clave que tendrán en cuenta para volver a llamarte es el recuerdo de la primera entrevista y qué mejor que el de querer pertenecer a su organización.
  • El motivo por el cual estamos rechazando la oferta. Esto es muy lógico, todos trabajamos por unas condiciones que suelen ser: dinero, horarios, tiempo empleado en ir al trabajo y grado de satisfacción con las tareas Debe ser un mix de todas, no creo que nadie vaya a realizar un trabajo que no le guste en absoluto solo porque cobre un poco más que en otro que le encanta.
  • Por ello, cuando tengamos que hablar con el recruiter para rechazar la oferta, entenderá que si en el otro sitio nos pagan algo más y además está al lado de casa, nos decantemos por la otra empresa.
  • Cuidado también con lo que decimos. Para que perdure el buen recuerdo no podemos herir sentimientos con frases del tipo: He elegido una empresa mejor. Me voy a otra empresa más importante que la vuestra. Como alternativa a ese tipo de comentarios podemos decir: Me han comentado que hay posibilidades de seguir creciendo dentro de la empresa. Tienen plantas en otros países para personas con movilidad geográfica.
  • Otro tema que ayuda a esto es no perder el contacto con la persona o empresa que hemos rechazado. Hoy en día se puede mantener una conversación en cualquier sitio y con el aparato que sea. Podemos seguir hablando con ella esporádicamente por Linkedin o mail. No quiero decir una relación estrecha, ni mucho menos, pero sí de vez en cuando mandar algún mensaje. Es más, si eres tú el que comenta esa posibilidad, vas a seguir ganando credibilidad por momentos. Y es que no se trata de otra cosa, como decía antes, que de ser sincero y honesto con la persona si verdaderamente no queremos cerrar esa puerta. Siempre aconsejo en los procesos de selección, y en cualquier aspecto de la vida ser sincero, porque si nos contratan haciendo un papel, cuando conozcan a nuestro verdadero yo nos van a dar la patada.

Conclusión, no puedes controlarlo todo, pero sí puedes mejorar todo lo que haces

Realmente, rechazar una oferta de trabajo y dejar una puerta abierta no es tan complicado, al final somos personas y, siempre que queramos y usemos las palabras adecuadas, vamos a entendernos. Como conclusión final, yo diría que siempre optes por hacer las cosas lo mejor que puedas porque seguro que obtendrás mejores resultados.

1+
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto