Sumerio

Conoce el sumerio, el idioma más antiguo del mundo

Número de visualizaciones
04/08/2020

Si echamos la vista atrás, existen numerosas lenguas cuyo origen se remonta a cientos de años antes de Cristo, e incluso siglos. Pues bien, los expertos han concluido que el sumerio es el idioma escrito más antiguo del que la humanidad tiene constancia. En este artículo conocerás la importancia que se esconde tras la misteriosa lengua sumeria.

Clasificación del sumerio

Lo cierto es que no se tiene constancia de que el sumerio esté relacionado con algún idioma moderno. Es más, los lingüistas no saben realmente a qué grupo de idiomas pertenece. A lo largo de la historia son muchos los grupos lingüísticos que se han comparado con el sumerio, como el Ural-Altaico (que incluye turco), dravidiano, brahui, bantú y muchos otros. Sin embargo, lo cierto es que ninguna teoría ha ganado una aceptación común.

Podemos clasificar al sumerio como una lengua cuneiforme, compuesta por una serie de ideogramas, símbolos y formas abstractas que representan ideas en lugar de palabras o sonidos específicos. Es un lenguaje aglutinante en el sentido de que conserva la raíz de la palabra intacta mientras expresa varios cambios gramaticales al agregar prefijos, infijos y sufijos.

Características del sumerio

La diferencia entre sustantivos y verbos, tal como sucede en las lenguas indoeuropeas o semíticas, es desconocida para los sumerios. La diferencia entre el sustantivo y el verbo se indica por la sintaxis y por diferentes afijos. Por su parte, los sonidos distintivos (fonemas) del sumerio consistían en cuatro vocales, (a, i, e, u), y dieciséis consonantes, (b, d, g, ŋ, h, k, l, m, n, p, r, s, ś , š, t, z). 

El sustantivo no puede expresar género. El número plural se indica bien sea mediante los sufijos -me (o -me + esh), -hia y -ene, o por reduplicación, como en kur + kur "montañas". Las formas para relacionar sustantivos que corresponden aproximadamente a los casos de la declinación latina, incluyen: -e para el sujeto (nominativo), -a (k) "de" (genitivo), -ra y -sh (e) "a , "" Para "(dativo), -a" en "(locativo), -ta" de "(ablativo), -da" con "(comprometido).

El verbo sumerio se compone por la concatenación de varios prefijos, infijos y sufijos, presentando así una imagen complicada. Los elementos conectados con el verbo siguen un orden rígido: elementos modales, temporales, relacionales y causales, raíz verbal, sujetos y objetos y elementos intransitivos presente-futuro. El verbo puede distinguir, además de persona y número, transitividad e intransibilidad, voz activa y pasiva, y dos tiempos, presente-futuro y pretérito.

Se conocen varios dialectos sumerios. De estos, los más importantes son eme-gir, el dialecto oficial de sumerio, y eme-SAL, el dialecto utilizado a menudo en la composición de himnos y encantamientos. Además, al igual que ocurre con otras lenguas antiguas, no sabemos exactamente cómo sonaba el sumerio, aunque sí sabemos leerlo.

Aunque en ocasiones podemos leer el término alfabeto en relación con la escritura sumeria, no existió un alfabeto sumerio. Ya que por alfabeto se entiende un conjunto de símbolos que en su conjunto representan un idioma. Sin embargo los signos sumerios representan ideas, sílabas y conceptos, por lo tanto no es un alfabeto.

Historia

Pese a que los orígenes del sumerio son confusos, sabemos que sus primeros indicios datan del 3100 a. C. en el sur de Mesopotamia, donde floreció durante el tercer milenio a. C. Alrededor del año 2000 a. C., el sumerio fue reemplazado como la lengua hablada por acamitas semíticos (asirio-babilonios), aunque su uso escrito continuó casi hasta el final de la vida del idioma, alrededor del comienzo de la era cristiana. El sumerio nunca se extendió mucho más allá de sus límites originales en el sur de Mesopotamia; El pequeño número de hablantes nativos era totalmente desproporcionado con la tremenda importancia e influencia que sumeria ejerció sobre el desarrollo de las civilizaciones mesopotámicas y otras civilizaciones antiguas en todas sus etapas.

El sumerio arcaico

Podemos distinguir cuatro períodos de sumerio: sumerio arcaico, sumerio antiguo o clásico, sumerio nuevo y post-sumerio. El sumerio arcaico cubrió un período desde aproximadamente el 3100 a. C., cuando aparecen los primeros registros sumerios, hasta aproximadamente el 2500 a.C. La escritura sumeria más antigua está representada casi exclusivamente por textos de carácter comercial y administrativo. También hay textos escolares en forma de ejercicios simples para escribir signos y palabras. La lengua sumeria arcaica resulta aun muy desconocida, en parte debido a las dificultades que acarrean la lectura e interpretación de la escritura sumeria temprana y en parte debido a la falta de información de las fuentes.

El periodo clásico

El período antiguo o clásico de los sumerios duró de aproximadamente 2500 a 2300 a. C. y está representado principalmente por los registros de los primeros gobernantes de Lagash. Los registros son textos comerciales, legales y administrativos, así como inscripciones reales y privadas, en su mayoría de carácter votivo; cartas, tanto privadas como oficiales; y encantamientos. Estas fuentes son mucho más numerosas que las del período anterior. Además, la escritura es lo suficientemente explícita como para hacer posible una reconstrucción adecuada de la gramática y el vocabulario sumerios.

El periodo nuevo

Durante el período de la dinastía sargónica, los acadios semíticos se hicieron cargo de la hegemonía política de Babilonia, marcando un retroceso definitivo en el progreso de la lengua sumeria. En este momento, el idioma acadio se usaba ampliamente en toda el área del imperio acadio, mientras que el uso del sumerio se limitaba gradualmente a un área pequeña en el propio Sumer. Después de un breve renacimiento durante la tercera dinastía de Ur, el nuevo período sumerio llegó a su fin alrededor del año 2000 a. C., cuando las nuevas incursiones de los pueblos semíticos del desierto lograron destruir la tercera dinastía de Ur y establecer las dinastías semíticas de Isin, Larsa y Babilonia.

El período de las dinastías de Isin, Larsa y Babilonia se llama el antiguo período babilónico, después de Babilonia, que se convirtió en la capital y la ciudad más importante del país. Durante este tiempo, los sumerios perdieron su identidad política, y el sumerio desapareció gradualmente como lengua hablada. Sin embargo, continuó escribiéndose hasta el final del uso de la escritura cuneiforme. Esta es la última etapa de la lengua sumeria, llamada post-sumeria.

El periodo post-sumerio

En las primeras etapas del período post-sumerio, el uso de sumerio escrito está ampliamente atestiguado en textos legales y administrativos, así como en inscripciones reales, que a menudo son bilingües, en sumerio y babilónico. Muchas composiciones literarias sumerias, que se derivaron de los períodos sumerios más antiguos a través de la tradición oral, se registraron por escrito por primera vez en el antiguo período babilónico. Muchos más fueron copiados por escribas laboriosos de los originales ahora perdidos. La rica literatura sumeria está representada por textos de naturaleza variada, como mitos y epopeyas, himnos y lamentaciones, rituales y encantamientos, así como proverbios y las llamadas "composiciones de sabiduría".

Durante muchos siglos después del antiguo período babilónico, el estudio de los sumerios continuó en las escuelas babilónicas. Ya en el siglo VII a. C., Ashurbanipal, uno de los últimos gobernantes de Asiria, se jactó de poder leer la difícil lengua sumeria, y desde un período aún más tardío, en tiempos helenísticos, se tiene constancia de algunas tablas cuneiformes que muestran palabras sumerias transcritas en letras griegas.

Categorizado en: Otros idiomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto