Dificultades del francés

Dificultades del francés más comunes y cómo superarlas

Número de visualizaciones
23/09/2020

Son muchos los que consideran que, al tratarse de una lengua romance, el francés comparte muchas similitudes gramaticales y léxicas con el español y ¡es cierto! Sin embargo, también debes tener en cuenta que existen numerosas dificultades del francés que pueden complicar su aprendizaje.

Por este motivo, en este artículo profundizaremos en algunas tediosas reglas y excepciones de la lengua de Molière, de forma que detallaremos los aspectos de pronunciación y ortografía más difíciles y aquellas semejanzas con el español que pueden ocasionar confusión.

¿Estás preparado? ¡Vamos allá!

La pronunciación francesa

Sin duda, cuando hablamos de las dificultades del francés la primera en la lista siempre será la fonética. La lengua francesa consta de 37 fonemas entre los que nos encontramos las temidas “nasales”. La dificultad de estos sonidos en los que parte del aire tiene que pasar por la cavidad nasal viene dada por el hecho de que no existen en español.

Además, contrariamente a la lengua española, en francés existen numerosas formas de escribir un mismo sonido por lo que, por ejemplo, al pronunciar nuestra vocal “o” podríamos escribir “O”, “AU” o “EAU”

La letra -s en el francés

También en relación con la pronunciación es importante saber que la letra -s al final de palabra no se pronuncia en francés. Además, existen muchas palabras que contenían esta letra en la antigüedad y se modificaron a lo largo de la historia de la lengua, remplazando la -s por un acento circunflejo (^). En este sentido, por ejemplo, la palabra “hospital” ahora se escribe “hôpital”.

Género y número en francés, qué dificultades presentan

Otra de las grandes dificultades del francés podemos encontrarla en las diferencias de formación del femenino y el plural con respecto a la lengua española. En francés existen muchas formas distintas de crear el plural o el femenino. Así, por ejemplo, en general formamos el plural en francés añadiendo la letra -s a la palabra en singular, pero las palabras que terminan en -eau, -au y -eu  forman su plural en -x: veau-veaux(ternera-terneras)

Por otra parte, algunos términos en francés presentan la particularidad de cambiar su género según su número. Es decir, son masculinas en singular y femeninas en plural:

le délice (la delicia), les délices (las delicias)

Dificultades del francés y la rapidez del habla

Los franceses son bastante veloces por lo que, a veces, es complejo comprender toda la información que nos dan… Pero, ¡aquí el español no se queda atrás! ya que nuestra lengua es la segunda más rápida del mundo en lo que a hablar se refiere.

Palabras francesas que se asemejan entre sí

En francés, hay muchas palabras muy similares entre ellas pero con un significado completamente diferente. Por ejemplo:

fourchette (tenedor), courgette (calabacín)

¡Atención a las similitudes con el español!

En lo que a dificultades del francés se refiere, debes saber que hay muchas expresiones y términos de la lengua francesa que difieren de la forma española, lo que suele provocar muchos errores en los estudiantes hispanohablantes.

En este sentido, para la expresión española “estar bien” los franceses utilizan siempre el verbo “aller” (ir): “aller bien” 

Comment allez-vous? (¿Cómo está usted?), Je vais bien, merci. (Estoy bien, gracias).

Asimismo, la expresión “hacer una pregunta” no sería “faire une question”, sino “poser une question”.

Por otra parte, mientras que en español utilizamos los adverbios de cantidad (mucho, poco, bastante…) seguidos, directamente, del sustantivo al que modifican, en francés debemos añadir entre ambos el partitivo “de” :

Beaucoup de fleurs (muchas flores), Peu de sommeil (poco sueño)

La complejidad de los saludos: ¿cómo? ¿cuándo?

Sí, algo tan sencillo como saludar puede generar muchas dificultades en francés. Mientras que “bonsoir” es “buenas tardes” utilizamos esta forma de saludo hasta de noche, empleando “bonne nuit” (buenas noches)  sólo en el momento que la persona se despide para irse a dormir.

Por el contrario, podemos utilizar “bonjour” como “buenos días” a primera hora de la mañana o como “hola” en cualquier momento del día pero, ¡recuerda no confundirlo con “salut”! que también expresa “hola” pero en un registro informal, entre amigos o familia.

Como has podido observar, la lengua francesa tiene muchos entresijos que hacen de su aprendizaje algo más complejo de lo que nos podíamos esperar. Por eso, para superar estas dificultades del francés, te recomendamos:

  1. Sé constante y no desistas en el intento de aprender. La motivación es un factor clave para cualquier proceso de formación.
  2. Escucha y practica. Escucha canciones y podscats, ve películas en V.O, sintoniza alguna radio francesa… repite las palabras y expresiones que utilizan para incorporarlas a tu vocabulario poco a poco.
  3. Lee en francés todo lo que puedas.
  4. No tengas miedo a probar, equivocarse es la mejor manera de aprender.
  5. Sumérgete en el idioma. Si tienes la oportunidad de ir a un país de habla francesa y poner en práctica lo que estás aprendiendo ¡no lo dudes! A veces, una experiencia de inmersión lingüística puede resultar intimidante pero, si te animas, acabarás viviendo momentos inolvidables y aprenderás francés en un periquete.

Esperamos que todos estos consejos te sean útiles y puedas superar todas las dificultades del francés que hemos mencionado. Te invitamos a que nos cuentes tu experiencia y otras complicaciones que puedas encontrar en el estudio de esta bonita y compleja lengua.

1+
Categorizado en: Francés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto