tejas solares

Tejas solares, la alternativa limpia y sostenible

29/04/2016
Número de visualizaciones

La energía solar  no es más que la energía que produce el sol y que, por el ser humano, podría ser convertida en energía utilizable, bien para un calentamiento, bien para la producción de energía eléctrica. Si partimos de la premisa de que este astro emite 4 mil veces más energía de la que consumimos, es innegable la necesidad prioritaria de no dejar escapar esta fuente de energía. En Países como España, donde hay comunidades que pueden alcanzar más de 4800 horas de luz al año y pese a ello, se aprueban decretos tan restrictivos con el autoconsumo energético, se puede entender la falta de coherencia ambiental que nos rodea.

El Real Decreto de autoconsumo 900/2015 tiene como fin regular las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de su producción. Dicho decreto viene a diferenciar las modalidades de autoconsumo en dos tipos:

-Las instalaciones destinadas a consumo propio que legalmente no estaban registradas como instalación de producción. Algo parecido a pagar al estado por hacer uso de una instalación de autoabastecimiento.

-Consumidor que sí está vinculado a una instalación registrada según normativa.

No son pocas las trabas que se presentan en España a la hora de producción de energías renovables, algunas burocráticas, otras legislativas y algunas de infraestructura. Hay soluciones alternativas al consumo energético tal y como es entendido a día de hoy. Las tejas solares son un claro ejemplo de ello. Existe en el mercado ya una variedad importante de éstas, y pese a parecer a primera vista, que la inversión inicial es importante, puede ser rentabilizada en meses.

Su aspecto es el de la típica y tradicional teja de arcilla, pero están fabricadas con plástico y materiales como el silicio amorfo o monocristalino que son los responsables de su flexibilidad. Pueden cubrir los techos con la finalidad de poder producir energía mediante la captación de la radiación solar que puede llegar a suponer (según una de las compañías productoras) 3kw de energía por áreas de 40 m2. Otras fuentes indican que con 18 m2 de estos tejados solares, se puede conseguir el autoabastecimiento para una familia.

Las tejas solares pretenden ser la competencia verde a las placas fotovoltaicas.

Las tejas solares pretenden ser la competencia verde a las placas fotovoltaicas.

Ya en 2010 una de estas compañías sueca fue premiada con “Mejor Nuevo Material 2010” por su creación de tejas de cristal transparente que se apoyaban sobre una superficie negra que aumentaba el calor absorbido, llegando a suponer una generación de 350 dw/h por metro cuadrado.

Empresas como la reciente unión Tesla-SolarCity apuestan firmemente por la revolución solar con pequeñas celdas fotovoltaicas integradas en la propia teja, con un aspecto tan común que es inapreciable la diferencia y con capacidad para almacenamiento de hasta 14 kWh, energía que la propia empresa justifica como suficiente par una casa de cuatro habitantes durante 24h.

No son pocas las investigaciones y estudios que intentan desbancar a las típicas energías contaminantes actuales por otras limpias y renovables. Pese a encontrarse con bastantes trabas legales, se intenta avanzar  en la tecnología y concienciación “verde”, y son estas tejas fotovoltaicas y su implantación en países como Alemania o Italia un claro ejemplo de ello.

Son muchas las ventajas de este sistema, ya que el ahorro de otro tipo de energía es directo e inmediato. A parte, son materiales que se pueden acoplar estéticamente a un tejado tradicional, así como a la orientación o inclinación que éste tuviera. Puede almacenarse y ser usado este “excedente” cuando sea necesario y las piezas pueden ser sustituidas individualmente de ser necesario. Entre la inversión inicial y la limpieza de las placas, se encuentran los mayores inconvenientes. Por ello, los avances y abaratamientos de la industria de la tecnología solar cada vez es más patente, ya que, por ejemplo, entre 2009 y 2011 ciertos paneles solares se redujeron hasta en un 70%. Es a día de hoy el hándicap económico el mayor obstáculo a superar pero “La revolución llegará cuando el precio de la electricidad solar se iguale al de la red en EEUU y eso sucederá en cuatro años” según Salim Ismail, director de la Universidad de la NASA y Google que vaticina que “en menos de 25 años el 100% de las necesidades de electricidad estarán cubiertas por el sol”.

Tenga razón o no Salim la realidad es que a día de hoy hay más trabas legales y políticas que buenas intenciones, por lo que recurrir solamente a una concienciación social, hoy, ya no es suficiente.

“La tierra provee lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la avaricia de cada hombre”.-Mahatma Gandhi.

3+
Categorizado en: Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto