precauciones

Precauciones Universales frente a los Contaminantes Biológicos

05/11/2014
Número de visualizaciones

En un post anterior,  mencionábamos las “precauciones universales“, que la Guía Técnica del INSHT sobre Exposición a Agentes Biológicos establece de modo genérico. Antes de mencionar dichas precauciones, es necesario tener en cuenta que, siempre que se trabaje  en presencia de contaminantes biológicos, se tendrá en cuenta que:

–      Todo el personal esté informado de dichas precauciones,

–      Todo el personal conozca las razones por las que debe proceder de la manera indicada,

–      Se promueva el conocimiento y la utilización adecuada de los equipos y las protecciones.

Teniendo en cuenta estas tres premisas básicas, se pueden distinguir las siguientes precauciones universales:

a) Vacunación (inmunización activa)

La comunidad trabajadora está sometida a numerosos riesgos biológicos, producidos por bacterias, hongos, virus, etc., frente a los cuales se dispone de vacunas que hacen posible su prevención y, a veces, su tratamiento. La inmunización activa frente a enfermedades infecciosas ha demostrado ser, junto con las medidas generales de prevención, una de las principales formas de proteger a los trabajadores.

b) Normas de higiene personal:

Existe un conjunto de normas de higiene personal que deben seguirse por los trabajadores:

–      Cubrir heridas y lesiones de las manos con apósito impermeable, al iniciar la actividad laboral.

–      Cuando existan lesiones que no se puedan cubrir, deberá evitarse el contacto directo con los posibles focos de contaminación.

–      El lavado de manos debe realizarse al comenzar y terminar la jornada y después de realizar cualquier técnica que puede implicar el contacto con material infeccioso. Dicho lavado se realizará con agua y jabón líquido.

–      En situaciones especiales se emplearán sustancias antimicrobianas. Tras el lavado de las manos éstas se secarán con toallas de papel desechables o corriente de aire.

–      No comer, beber ni fumar en el área de trabajo.

–      El pipeteo con la boca no debe realizarse.

c) Elementos de protección de barrera:

Todos los trabajadores que puedan entrar en contacto con  contaminantes biológicos, deben utilizar rutinariamente los elementos de protección de barrera apropiados, cuando deban  realizar actividades que los pongan en contacto directo con posibles focos de contaminación.

Dentro de los elementos de protección de barrera podemos distinguir los siguientes:

–      Guantes.

–      Mascarillas y protección ocular.

–      Batas o trajes de protección.

d) Cuidado con los objetos cortantes y punzantes:

Se deben tomar todas las precauciones necesarias para reducir al mínimo las lesiones producidas en el personal por pinchazos y cortes, para ello es necesario:

–      Tomar precauciones en la utilización del material cortante, de las agujas y de las jeringas durante y después de su utilización, así como en los procedimientos de limpieza y de eliminación.

–      No encapsular agujas ni objetos cortantes ni punzantes ni someterlas a ninguna manipulación.

–      Los objetos punzantes y cortantes (agujas, jeringas y otros instrumentos afilados) deberán ser depositados en contenedores apropiados con tapa de seguridad, para impedir su pérdida durante el transporte, estando estos contenedores cerca del lugar de trabajo y evitando su llenado excesivo.

–      El personal que manipule objetos cortantes se responsabilizará de su eliminación.

e) Desinfección y esterilización correcta de instrumentales y superficies:

– Desinfección:

El empleo de productos químicos permite desinfectar a temperatura ambiente los instrumentos y superficies que no resisten el calor seco o la temperatura elevada.

Para llevar a cabo una desinfección del tipo que sea, es necesario tener en cuenta:

  • La actividad desinfectante del producto.
  • La concentración que ha de tener para su aplicación.
  • El tiempo de contacto con la superficie que se ha de descontaminar.
  • Las especies y el número de gérmenes que se han de eliminar.

– Esterilización:

Con la esterilización se produce la destrucción de todos los gérmenes, incluidos esporas bacterianas, que pueda contener un material.

Existen diferentes tipos de esterilización entre los cuales se encuentran:

  • Esterilización por calor húmedo bajo presión (autoclave).
  • Esterilización por calor seco.
  • Radiaciones ionizantes.
  • Esterilización con vapores químicos.
  • Esterilización por óxido de etileno.
0
Categorizado en: PRL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto