fatiga laboral

La Fatiga Laboral

22/03/2016
Número de visualizaciones

En términos generales se define la fatiga como “el fenómeno que aparece en los seres vivos, directamente relacionado con la actividad de uno o varios órganos, que consiste en una disminución del rendimiento, acompañada o no de sensación de cansancio”. Desde el punto de vista fisiológico, podemos considerar la fatiga como: “sensación penosa que se experimenta después de un trabajo físico o intelectual, prologando o intenso”.

La fatiga laboral es una consecuencia de la actividad excesiva y del trabajo monótono, pudiendo ser aliviada con horarios razonables, periodos de descanso adecuados y tiempo suficiente para el sueño, el recreo y la alimentación. La fatiga por tanto, se presenta como una aptitud decreciente para efectuar un trabajo.

Los periodos de trabajo largos van asociados inevitablemente al cansancio, en estos casos, la sensación de fatiga actúa como un dispositivo de protección del organismo, que sirve para impedir el agotamiento total.

Tradicionalmente se han clasificado los distintos tipos de fatiga de la siguiente manera:

  • Fatiga general: por lo común afecta a todo el organismo, tanto física como mentalmente.
  • Fatiga sensorial: ocasiona dolores e hipersensibilidad en el sistema nervioso.
  • Fatiga física: ocasiona dolores localizados en músculos determinados.
  • Fatiga mental: genera tensión en el individuo, creada por una actividad mental intensa o prolongada, la padece principalmente los que desempeñan trabajos intelectuales, los que realizan trabajos de gran precisión o los sometidos a una gran responsabilidad.
  • Fatiga crónica: se produce por una falta de recuperación y escasez de suficiente descanso en etapas sucesivas del trabajo o fuera de él, que provoca una sensación de malestar, física y emocional y que mantenida en el tiempo, da como resultado una fatiga crónica, retroalimentada por la rutina diaria.

Los principales mecanismos del cuerpo humano afectados son:

  • El sistema circulatorio.
  • El aparato digestivo.
  • El sistema nervioso.
  • El sistema muscular.
  • El aparato respiratorio.

El trabajo físico continuo altera a estos mecanismos, de manera separada y conjunta. Las posibles causas que pueden provocar la fatiga son:

  • La monotonía de las tareas.
  • La intensidad y duración del trabajo físico y mental.
  • El medio físico del trabajo (temperatura, ruido, luz).
  • El exceso de condicionantes mentales (responsabilidad, preocupaciones, conflictos).
  • Enfermedades y dolores crónicos.
  • La mala nutrición.

Los síntomas que provoca la fatiga pueden dividirse en las siguientes categorías:

  • Síntomas fisiológicos: la fatiga se interpreta como una disminución de la función de los órganos o del organismo completo. Pueden producirse reacciones fisiológicas, como el aumento de la frecuencia cardíaca o de la actividad eléctrica muscular.
  • Síntomas conductuales: la fatiga se interpreta, principalmente, como una disminución de los parámetros del rendimiento. Entre los ejemplos está el aumento en el número de errores cuando se realizan ciertas tareas o un aumento en la variabilidad del rendimiento.
  • Síntomas psicofísicos: la fatiga se interpreta como un aumento en la sensación de agotamiento y un deterioro sensorial, dependiendo de la intensidad, la duración y la composición de los factores de estrés.

Una de las dificultades que se presentan al tratar la fatiga es su medición. Otro problema, es el grado de tolerancia del individuo frente a la misma. Además existen muchas variables exteriores al trabajo, que contribuyen a la fatiga del trabajador, pero estas son en gran parte de tipo personal y están por tanto, fuera de la capacidad de acción del empresario. Por esta razón, las medidas recomendadas para prevenir la fatiga, combinan acciones organizacionales e individuales, cuestión que veremos en nuestro próximo post.

1+
Categorizado en: PRL

4 Comentarios

  1. Diego dice:

    Hola, tengo una pregunta.
    ¿Cree usted que sí se mejora la iluminación en los centros de trabajo, tendría un impacto en la reducción de la fatiga en los trabajadores?
    Es decir, si se regula el nivel de la intensidad de la luz dependiendo del horario laboral y la luz natural  del día. ¿Esto podría verse reflejado de una forma favorable?

    Saludos desde México.
    Gracias.

    0
    • Rogelio Delgado Rogelio Delgado dice:

      Por supuesto el nivel de iluminación es importante para un adecuado trabajo y el que haya poca o mucha luz va conllevar una fatiga por exceso o defecto en el trabajador.
      Es adecuado tener una iluminación adecuada y siempre que se pueda una iluminación natural.
      Un saludo cordial.

      0
  2. yiaela dice:

    la fatiga laboral la entiendo como actividades que se pasan del limite del trabajo

    0
    • Francisco Navarro Martínez Francisco Navarro Martínez dice:

      Tal y como indicamos en el artículo, es una consecuencia de la actividad excesiva y del trabajo monótono, pudiendo ser aliviada con horarios razonables, periodos de descanso adecuados y tiempo suficiente para el sueño, el recreo y la alimentación.
      Esperamos que le haya gustado la publicación.
      Saludos

      1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto