Casa postcovid

La casa postcovid: un nuevo hogar

Número de visualizaciones
11/08/2020

Nuestros hogares han dado un giro inesperado en los últimos meses debido a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19. Y es que nuestros hogares se han convertido en el espacio más importante y en el que nos hemos acostumbrado a realizar gran parte de nuestras actividades diarias, ya que ha servido de oficina, de lugar de ocio, de gimnasio, de zona de estudio, de espacio de juegos para los más pequeños…, todo en un espacio con un mismo interiorismo y decoración.


Esta circunstancia ha llevado al límite la definición de la casa y en este cambio de paradigma, destaca la importancia de recuperar los espacios conectores con la vida urbana, algo que ya apuntaban arquitectos como Alvar Aalto y Le Corbusier…, e históricamente, la apertura de las fachadas ha sido campo de exploración en la arquitectura y el diseño por consistir en los elementos que más ayudan a definir la experiencia psicológica y cultural de un espacio, al tiempo que dotan de un valor añadido al interior.


Tras lo vivido es el momento de sacar conclusiones, tomar decisiones y realizar los cambios y reformas que nos ayudarán a que si esta situación se volviese a repetir hagan de nuestras casas hogares en los que crear recuerdos inolvidables o bien si con la reforma no fuese suficiente comenzar la búsqueda de una nueva vivienda que se adapte mejor a nuestras circunstancias actuales y futuras. Sea cuál sea tu decisión continúa leyendo y te daremos todas las claves.


Claves en la búsqueda de nuestro nuevo hogar

Lo primero y esencial en la búsqueda de nuestro nuevo hogar son las aperturas en fachada de la vivienda al exterior, ya que son claves para esa resistencia a la que se le suman también los factores psicológicos y simbólicos. Las ventanas, los balcones y las terrazas, así como los espacios de acceso nos ponen en contacto con aquello que se nos veta.

Estos espacios nos permiten que nos aproximemos a la vida y socialicemos; han dado acceso a la luz, al aire, al sol; han permitido que contempláramos los elementos del paisaje en la distancia. En definitiva, han hecho posible que nos apropiáramos de algunas de las cualidades del mundo más allá de nuestros muros.

¿Qué será lo próximo?

Tras esta primera aproximación deberemos analizar las estancias, por ejemplo, en lo que a habitaciones se refiere la normativa dice que una habitación tiene que ser de 8 metros cuadrados y al menos una o si está es única tendrá doce metros cuadrados como mínimo, pero intenta que estas superficies sean mayores ya que vas a necesitar poder abrir bien las puertas del armario, estar cómodo, poder moverte, colocar una mesa de escritorio para el hijo que sea amplia, aunque no sólo es importante el número sino las proporciones que determinan esa superficie. En lo referente a la altura de techo que igualmente sea superior a la mínima de 2,5 metros.


En lo referente a los pasillos como elementos de distribución de la vivienda, el mínimo son 90 centímetros, pero, ¿te acuerdas del momento de meter el colchón de la cama, el somier o el sofá con chaise longue que no te entra por la puerta? Un pasillo cómodo tiene un metro, metro veinte y es justamente en momentos concretos y de necesidad cuando nos preguntamos ¿Por qué no habré elegido aquella casa con los pasillos amplios?

¿Y la cocina?

La cocina ya la considerábamos el corazón del hogar, el confinamiento nos ha confirmado que preparar alimentos nos hace sentir bien, con nuestra familia. Iremos menos a restaurantes, por lo que cocinaremos más en casa y para ello, nos gustará equiparla mejor y el orden y tenerla despejada nos ayudará muchísimo.


Las terrazas y balcones deben ser luminosos y amplios, que puedas colocar sin dificultad una mesa y dos sillas para disfrutar de desayunos, cenas, la lectura de un libro o simplemente sentarte y contemplar el mundo. En este punto aun siendo necesario los elementos de seguridad como las rejas son arquitectónicamente feos y durante el confinamiento he visto a gente por la tele asomada a los balcones con rejas, que no podían ni sacar la cabeza para ver al vecino de al lado y aplaudir entre barrotes, presos en sus propias cosas, son detalles a observar y a valorar.


Por último y no menos importante la entrada como elemento de bienvenida a la casa que ahora nos tenemos que plantear como el escudo defensivo que bloquea el paso del virus. Hay que incorporar medidas de desinfección para todo aquel que entre. Eso significa ser muy cuidadosos y tenga espacio suficiente para colocar elementos sanitarios como geles, guantes, mascarillas y papelera para su desecho cuando lleguemos a casa. A esto también hay que añadir un zapatero o similar donde cambiarnos los zapatos con los que hemos estado en la calle por las zapatillas de casa, así como escarpines desechables para las visitas y por último un armario o perchero donde dejar los abrigos, bolsos, complementos…


Claves para reformar nuestro hogar post COVID

La idea de proyecto sobre la que cimentar nuestra reforma será POLIVALENCIA, es decir, si en un mismo espacio como un dormitorio hay que dormir, trabajar, hacer gimnasia, leer…, al final nos va a hacer buscar sacar el máximo partido, a multiplicar las funciones dentro del hogar y hacer espacios más versátiles, estudiándolos y especializando sus rincones. La arquitectura de Luis Barragán podría ser un ejemplo de lo que estamos comentando, que, con biombos y/o mobiliario, va escondiendo pequeños ambientes que podrían ser de trabajo, de descanso o de ocio, dentro de espacios más grandes


Instalaciones e iluminación

La idea de confort la vamos a pensar con más detalle pensando mucho en la calidad de los materiales. Es ahora cuando nos hemos damos cuenta de lo importante que es tener una buena extracción en la cocina, unas renovaciones de aire correctas…, a más tiempo que pases en un espacio, más cuidado tienes que tener con los sistemas que lo acondicionan.
La importancia de la luz natural que nos proporciona un balcón, terraza y ventana, así como las vistas se van a revalorizar. Pero no solo la luz natural es en un elemento clave para el interiorismo, sino la iluminación artificial, diseñemos con la luz, generemos diferentes ambientes colocando puntos de iluminación a distintas alturas, ambientales, escénicos…, huyamos de los generales, y con ello podemos crear diferentes escenas para cada momento del día y cada actividad.


Materiales y diseño

En el resultado de un proyecto de interiorismo y decoración hay muchas cualidades que son difíciles de poner sobre papel porque tienen que ver con las proporciones, los materiales arquitectónicos, la acústica, la altura de los techos… Todos estos elementos generan una experiencia sensorial que busca más lo reconfortante, sin importar si el espacio es grande o pequeño.
Todo el mundo ha tenido una experiencia de esta situación y todo el mundo va a saber cómo la mejoraría si vuelve a ocurrir. Van a cambiar los criterios cuando la gente se haga un proyecto. Es una oportunidad para aprender a mejorar lo que tenemos con lo que hay, cambiar los muebles de sitio, probar diferentes posibilidades e, incluso, considerar la decoración por temporadas, explorar y experimentar con los elementos que hay en la casa y jugar con los cambios en diferentes momentos del año.

A la función estrictamente residencial de nuestras casas se le han sumado otras ocupaciones antes realizadas fuera de ella como el trabajo, el ocio, e incluso la propia circulación, ya sea a través de múltiples reuniones, contenidos visionados a través de la red, o improvisados paseos. Prácticamente, todo lo que antes acostumbrábamos a hacer en el exterior se ha trasladado al interior, poniendo así la casa a pleno rendimiento, comprobando la funcionalidad y confortabilidad, y planteándonos la compra o reforma del hogar si no ha superado la prueba con éxito.

Una vez en este punto, ayudémonos con los servicios de un profesional que es el que las tiene más en cuenta. Los recorridos que no sean largos dentro de la vivienda, que la cocina no sea un tubo, aunque la utilices solo para cocinar y comas en el salón, no vayamos a sota, caballo y rey, diciendo no quiero que las habitaciones sean amplias porque solo se va a dormir. Nosotros interactuamos con lo que nos rodea y anímicamente nos afecta, aunque no lo estés notando ahora habrás tenido sensaciones que en un primer instante no sabes explicar, pero son el resultado de este confinamiento y mientras más tiempo mayor serían los efectos, ya que éstos se muestran de forma evidente en el largo plazo y ahora se ha visto que más cuando estás realmente encerrado.

0
Categorizado en: Instalaciones y Mantenimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto