Las Electrolineras como el futuro del consumo sostenible

Electrolineras: El Consumo Energético Sostenible

Número de visualizaciones
03/01/2019

Tras las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en las que advierte de la decisión del Gobierno de prohibir la matriculación y venta en España de vehículos con emisiones directas de dióxido de carbono, es decir, los coches diésel y gasolina. Ha cobrado importancia un concepto relativamente nuevo, las electrolineras.

Este concepto fue acogido por primera vez en el año 2010. Las electrolineras hacen referencia a las estaciones de servicio que dispensan energía para recargar la batería de coches eléctricos.

De igual modo, el Gobierno pretende fijar como obligatorio la instalación de electrolineras o puntos de recarga eléctrica en las instalaciones de suministro de combustibles y carburantes. Esto se hará en distintos plazos y en función de su volumen de ventas.

Para aclarar más este concepto, en este artículo trataremos todas las posibles dudas que se nos pueden presentar al referirnos a este vocablo.

¿Cómo Funcionan las Electrolineras?

Para explicar el funcionamiento de las electrolineras, hablaremos de los conectores. Estos son un elemento clave para su funcionamiento. Y presentan un problema principal, ya que no cuentan con un modelo estándar para Europa. Este modelo permitiría cargar todo tipo de vehículos. Por ello, muchos usuario se encuentran con el inconveniente de que al acudir a un punto de recarga, este no disponga del conector que su vehículo necesita.

Normalmente en cualquier electrolinera, es habitual encontrar estos seis tipos de conectores, siendo los tres primeros los más comunes.

Conectores más comunes en la UE:

  • Enchufe Schuko. Es compatible con las tomas de corriente europeas. Tiene toma de tierra y dos bornes. Solo es compatible con recargas lentas. Es el conector que utiliza el Renault Twizy.
  • Conector SAE J1772. Es un estándar japonés, para la recarga en corriente alterna. Tiene un total de 5 bornes, dos de ellos de corriente, otros dos complementarios y el último es el de tierra. Tiene dos niveles por lo que permite tanto carga rápida como lenta. Es  apto para los modelos Opel Ampera, Nissan Leaf, Nissan ENV200, Mitsubishi Outlander, Mitsubishi iMiev, Peugeot iON, Citröen C-Zero, Renault Kangoo ZE , Ford Focus electric, Toyota Prius Plug in y KIA SOUL EV.
  • Conector MENNEKES. Este es un conector alemán, que aunque no es específico para vehículos eléctricos es muy habitual su uso en ellos. Tiene siete bornes, de los cuales cuatro son para corriente, otro de tierra y dos para comunicaciones. Este, es el que utilizan modelos como el BMW i3, i8, BYD E6, Renault Zoe, Tesla Model S, Volvo V60 plug-in hybrid, VW Golf plug-in hybrid, VW E-up, Audi A3 E-tron, Mercedes S500 plug-in, Porsche Panamera, o el Renault Kangoo ZE.

Otros conectores:

  • Conector único combinado o CCS.  Se presenta como una solución estándar. Consta de cinco bornes distribuidos para corriente, toma de tierra y comunicación con la red. Este tipo de conector admite ambas recargas, es decir, lenta y rápida. Fabricantes como Audi, BMW, Daimler, Porsche y Volkswagen incorporan ya este tipo de conector.
  • Conector Scame. Los hay de cinco y de siete bornes y se utilizan para recarga semirápida.
  • Conector CHAdeMO. Es el estándar de los fabricantes japoneses. Está pensado para recarga rápida en corriente continua, por ello, tiene 10 bornes, toma de tierra y comunicación. Se utiliza para recarga ultrarápida. Es el equipado para coches como el Nissan Leaf, Nissan ENV200, Mitsubishi Outlander, Mitsubishi iMiev, Peugeot iON, Citröen C-Zero, o el KIA SOUL EV.

Método de pago que utiliza el usuario.

¿Crees que  su consumo es mucho más caro que el de gasolina y diésel? ¿Cómo se realiza el pago en este tipo de “gasolineras”?

Según los datos publicados por la compañía eléctrica Endesa ,recargar un coche eléctrico de consumo medio de 17 kWh/100km en horario nocturno, en las electrolineras, con una tarifa supervalle puede suponer un coste de unos 1,55€/100km.

De igual forma, como ocurre con las gasolineras, las principales electrolineras buscan el pago adelantado. De esta forma solemos encontrarnos con tres tipos de pago:

  • Tarifa Básica. El conductor paga los kW que recarga en el momento del repostaje.
  • Tarifa Mínima. El usuario paga una cierta cantidad de dinero y recibe una tarjeta que podrá utilizar en todas las electrolineras de la marca sin abonar ni un euro en el establecimiento. A final de mes, se hace un baremo y le devuelvo lo no gastado o se reclama el exceso realizado.
  • Tarifa Plana. El precio se calcula en función de los kW que el usuario crea que va a gastar.

Modos de carga de un coche eléctrico.

Dentro de una electrolinera, podemos encontrar cuatro tipos de carga diferentes. En función de su rapidez.

  • Carga lenta. Está reservada a vehículos con poca capacidad como coches de golf o bicicletas eléctricas. También se puede usar como una recarga de emergencia ya que sería conectar directamente el coche al enchufe de casa. El tiempo de carga puede durar hasta 7 horas.
  • Carga normal. Esta carga requiere la instalación de un cargador doméstico. Este es el  sistema es el recomendado para la mayoría de hogares y pequeñas comunidades. El tiempo de carga medio comprende de entre 2 a 4 horas.
  • Carga semirápida. Este tipo de sistema de recarga de coche eléctrico es el recomendado para aparcamientos públicos, centros comerciales u oficinas. El tiempo medio de carga es de 1 hora y media.
  • Carga rápida. Se trata del sistema de carga más potente de todos. Comprende un tiempo medio de entre 15 y 30 minutos.

¿Hay Suficientes Puntos de Recarga en España?

A finales de 2017 en nuestro país apenas se presentaban 2.500 electrolineras, las cuales poseían 6.871 enchufes. Estando la mayoría de ellas concentradas en Madrid y Barcelona. Una cifra muy pequeña para la que se espera alcanzar hacia 2020, con unas 11.000 electrolineras rápidas y semirápidas.

Por lo que creemos que esta tendencia seguirá creciendo durante los últimos años. Además, para los conductores de coches eléctricos se ha desarrollado una aplicación, llamada Electromaps, con la que podrás conocer la situación de las electrolineras en cualquier lugar de Europa.

Y tú, ¿Cómo crees que avanzará esta tendencia? ¿Seremos capaces de dejar atrás los grandes carburantes? ¿Desarrollaremos esta tendencia hacia las Solineras? En INESEM Revista Digital nos interesa tu opinión.

0
Categorizado en: Instalaciones y Mantenimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto