Contaminación turística

Contaminación turística: repercusiones del crecimiento turístico global y vías de diálogo en la Cumbre del Clima de Madrid

Número de visualizaciones
12/12/2019

El fuerte aumento del turismo mundial en las últimas décadas ha supuesto a su vez problemas relacionados con la contaminación y el medio ambiente que cada vez preocupan más al sector.

El turismo mundial crece 2.3 puntos más que la economía mundial en 2018

Según los datos de la OMT, en 2018 se llegaron a registrar alrededor de 1.400 millones de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo. Esto supone un crecimiento mundial respecto a 2017 del 6%.

Además, esta cifra también supera el crecimiento de la economía mundial que para la misma fecha fue del 3.7%, siendo el turismo un sector de gran importancia para el desarrollo económico y motor de crecimiento a nivel mundial.

Puntos clave del desarrollo

Esta época de bonanza turística que estamos viviendo, es sostenida por algunos cambios a nivel mundial como son:

  • Los viajes internacionales son mucho más económicos.
  • Menos coste gracias a las nuevas tecnologías, además estas tienen un gran papel en la promoción de los destinos.
  • Aparecen nuevos modelos de negocio gracias a las economías colaborativas, a las apps de viajes o plataformas para la búsqueda de entradas, billetes o alojamiento, etc.
  • El crecimiento económico de mercados mundiales. Especial referencia al chino y al indio con un gran número de población y una proliferante clase media que empieza a demandar destinos internacionales para sus vacaciones.
  • La apertura de los mercados, con una mayor facilidad para el tráfico de personas y la gestión de trámites y visados para poder pasar de un país a otro.

Además, las previsiones de futuro apuntan a que el sector seguirá en expansión a pesar de la desaceleración económica en la que nos encontramos inmersos a nivel mundial o la incertidumbre entre mercados debido al Brexit o a los aranceles norteamericanos  entre otros.

Casi la décima parte de las emisiones mundiales de CO2 son debidas al turismo

Este crecimiento económico, como no podía ser de otra manera, también tiene su lado negativo, repercutiendo de forma directa sobre el medio ambiente.

Estudios realizados por la Universidad de Sydney demuestran que la huella ecológica dejada por el turismo es cuatro veces mayor de lo que se había previsto, suponiendo esto el 8% total de las emisiones mundiales de gases efecto invernadero.

Según este estudio, esta contaminación fue de entre 3.9 y 4.5 gigatoneladas de CO2 siendo su crecimiento más pronunciado que el del comercio mundial.

Viajes aéreos en el foco de la polémica

Como hemos comentado anteriormente, la tendencia del turismo mundial sigue en alza por lo que si no se hace nada para remediar tal nivel de contaminación turística, cambiando políticas y hábitos de consumo, la huella de carbono del turismo mundial  llegará a situarse en un 40 por ciento antes del año 2025.

Esta investigación se basa en datos reunidos en 160 países. Además también descubrieron que la parte más contaminante estaría formada por los viajes en avión, representado el 12 por ciento del total de contaminación generado por la industria turística. Esta cifra aumentará a medida que vaya aumentando el número de viajeros debido a las ventajas de las nuevas tecnologías o al menor coste de los billetes aéreos.

El mantenimiento de aeropuerto y hoteles o las emisiones debidas a la compra venta de alimentos, bebidas y souvenir son otros montantes de contaminación turística importantes.

Otro gran foco de contaminación son los pequeños estados insulares como las Islas Mauricio, las Islas Seychelles o las Maldivas, esto es debido al pequeño número de población nativa y a la gran proporción de turistas extranjeros que atraen. En estos pequeños estados, el turismo llega a representar de entre el 30% al 80% de las emisiones contaminantes.

Cumbre Clima Madrid 2019

Como cabía de esperar, en la Cumbre del Clima celebrada en Madrid se hizo alusión a los factores de contaminación turística y su importancia respecto a su tendencia de crecimiento y su repercusión a nivel mundial.

En este sentido hay dos posturas contrapuestas, por un lado están los  que piensan que deben tomarse unas decisiones contundentes sobre ello para intentar minimizar el daño producido por el turismo respecto al medio ambiente.

Del otro lado, está la postura que defiende que se está estigmatizando al sector y a una actividad que es fundamental para el crecimiento mundial. Comentan por ejemplo que la mayor parte de los viajes se realizan utilizando como medio de transporte el avión representado este solo el 2% de los niveles de contaminación mundiales.

Contraposición de posturas respecto al papel del turismo en el cambio climático

Sin embargo, es la misma Organización Mundial del Turismo la que puso sobre la mesa los datos  para una década, aportando que de seguir con este ritmo, las emisiones de dióxido de carbono aumentarán en un 25% respecto a las de 2016 en el año 2030 duplicando a su vez las emisiones emitidas en el año 2005 con un aumento del turismo mundial llegando a los 1.800 millones en turistas en 2030.

Por el otro lado, tenemos la Mesa de Turismo que considera desproporcionada la cuota de responsabilidad que se le atribuye sobre el impacto en el cambio climático y la contaminación mundial.

Defienden que la industria alimenticia o las entregas de compras a  través de Internet suponen una cifra mucho mayor que el 2% que significan los vuelos a nivel mundial, además, también defienden que se están produciendo mejoras considerables sector aeronáutico para conseguir materiales más ligeros para el ahorro de combustible.

Turismo sostenible como mercado al alza

También en la industria de cruceros y ferris están desarrollando combustibles menos contaminantes como el gas licuado. Además, las cadenas hoteleras están implementando sistemas de ahorro de energía.

Un ejemplo claro es el modelo de la ciudad de Gandía que fue presentado en la Cumbre del Clima, un giro para convertir el destino en una Smart City  con una estrategia basada en la innovación y la sostenibilidad.

Entre los avances que ha llevado a cabo, ha conseguido un ratio de rendimiento del agua del 85% y ha realizado un cambio en el alumbrado de la ciudad sustituyendo el antiguo por leds mucho menos contaminantes y ahorrando el 70% del consumo de energía.

0
Categorizado en: Medio Ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto