sensores

Transductores y sensores: propiedades y características técnicas

Número de visualizaciones
12/02/2015

Los distintos tipos de sensores y transductores existentes en el mercado disponen de unas características y propiedades que es necesario conocer y dominar para que a la hora de realizar nuestros diseños e instalaciones, estos sensores se integren adecuadamente en el sistema a controlar o automatizar.

Normalmente estas características de los transductores y sensores van a ser mostradas por los fabricantes de componentes de forma distinta, por lo que tendremos que tener los conceptos claros para saber identificarlos. De forma general mencionamos los siguientes por ser algunos de los cuales, su interpretación, nos puede plantear problemas:

Rango de medida: es la diferencia entre los valores máximos y mínimos que se necesita medir en nuestro sistema automatizado. Se recomienda no utilizar un transductor para medidas por debajo del 10% del máximo valor que se puede medir en el sistema automatizado. Por ejemplo imaginemos un transductor de presión cuyo rango de medida tiene un valor máximo de 1000 Pa (Pascales), no se debería utilizar para medir menos de 100 Pa (a este valor se le denomina valor de fondo de la escala). Por tanto si en nuestro sistema prevemos que la medida de presión puede ser inferior a ese valor de fondo, tendremos que seleccionar otro transductor con menor rango de medida.

Sensibilidad: este concepto se refiere a la pendiente de la curva que relaciona la salida eléctrica con la magnitud física a medir.

Precisión: la precisión significa que existe o no una pequeña variación aleatoria en la medición de la variable. La dispersión en los valores de una serie de mediciones deberá ser mínima.

Resolución: es la variación detectable más débil.

No-linealidad: es la distancia mayor entre la curva de funcionamiento del sensor (en dirección ascendente) y la recta del punto inicial al final de funcionamiento.

Histéresis: en algunos tipos de transductores la gráfica que relaciona la magnitud con la señal eléctrica varía y no tienen el mismo en el aumento y en la disminución. Por ejemplo, el transductor no da la misma señal para una presión de 200 pascales en función de si esa presión se ha cogido de forma ascendente o de forma descendente.

Repetitividad: cuando la medida se realiza varias veces, la gráfica que relaciona la magnitud con la señal eléctrica no siempre pasa por el mismo lugar. La máxima diferencia será el valor absoluto de la repetitividad.

Velocidad de respuesta: el transductor debe ser capaz de responder a los cambios de la variable detectada en un tiempo mínimo. Lo ideal sería una respuesta instantánea.

1+
Categorizado en: Instalaciones y Mantenimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto