El Growth Hacking se ha convertido en una estrategia fundamental para el lograr el crecimiento de startups y los negocios online.

Qué es el Growth Hacking y cómo aplicarlo en tu negocio

Número de visualizaciones
25/07/2018

Si estás interesado en el mundo de los negocios online y las startups habrás escuchado el término growth hacking. Pero, ¿qué es y cómo puede ayudar a tu empresa?

Este concepto, creado por Sean Eilis, está compuesto de dos palabras: growth (crecimiento) y hacking (habilidad para programar una solución creativa a un problema mediante la utilización de software). Si aplicamos este significado al marketing online, podemos definir al growth hacking como una estrategia que ayudará a la empresa a alcanzar sus objetivos mediante el crecimiento.

Para lograr este crecimiento, la empresa requerirá de la figura del growth hacker. Este será el experto en la combinación de tecnología, creatividad, estrategias de marketing y analítica web que ayuden a impulsar el negocio.

Este profesional será el encargado de aumentar el ROI (retorno de la inversión), y optimizar los recursos económicos. Por lo que, para aplicar la estrategia de growth hacking, deberá tener un conocimiento profundo del negocio, el cliente y el funcionamiento del entorno y tecnologías online.

Como puedes imaginar, este perfil profesional posee un rol multidisciplinar. A continuación, analizaremos tres estrategias de growth hacking que impulsarán tu negocio, mediante la optimización del embudo de conversiones.

 

Marketing de contenidos

El marketing de contenidos será la base en la estrategia de crecimiento. La mejor forma de aplicar dicha estrategia es mediante la creación de un blog. Todo el contenido publicado en el blog debe ser relevante, tanto para el usuario como para Google.

De nada sirve crear contenido de calidad para nuestros usuarios si éstos no logran encontrarlo. Por esta razón, la optimización SEO del contenido será tan importante como la calidad del mismo.

¿Cómo podemos optimizar nuestro contenido?

  • Investigación de keywords: ayudan a posicionar nuestros contenidos en las mejores posiciones de los resultados de búsqueda. Existen multitud de herramientas como el Keyword Planner de Google o SemRush.
  • Url: debemos optimizarla para la palabra clave que queremos posicionar, y eliminar aquellas palabras que no aporten valor.
  • Título: en él debe aparecer la keyword principal y tener entre 30 y 65 caracteres.
  • Meta- descripción: será el texto que aparece debajo del título en el Snippet de Google, y ayudará a que el usuario se interese por el contenido y haga clic en el enlace.
  • Estructura: debemos plantear una correcta estructura de H1, H2 y H3. De esta forma, la información estará ordenada para el usuario, y los buscadores.
  • Keyword density: debemos evitar repetir constantemente y sin sentido la keyword principal, pues perjudica al posicionamiento.
  • Extensión: aunque los contenidos más largos suelen posicionar mejor, no conviene forzar la extensión innecesariamente.
  • Skyscrapper: analizar qué contenido funciona de nuestra competencia, mejorarlo y aportar mayor valor al usuario.
  • Compartir del contenido: debemos darle vida a nuestro contenido y compartirlo en el resto de canales.
  • Enlaces: ayuda a ofrecer mayor valor al usuario. Los enlaces internos ayudan a aumentar la visitas y la autoridad del sitio web. Además, debemos apostar por una estrategia de linkbating, es decir, atraer enlaces de calidad mediante el contenido de calidad.

 

Email marketing

Se trata de una estrategia estrella en growth hacking que ofrece grandes resultados, suponiendo un bajo coste para la empresa. Gracias a la personalización que ofrece este canal podemos realizar campañas segmentadas a diferentes objetivos, entre ellos, atraer tráfico web y optimizar las conversiones.

A la hora de aplicar esta estrategia deberemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Base de datos: antes del envío de las campañas deberemos contar con una base de datos de calidad. En su ausencia tendremos que crearla mediante formularios de suscripción en nuestro sitio web o redes sociales.
  • Segmentación: cada campaña estará segmentada por objetivos, y destinada a un público concreto.
  • Contenido: el contenido nuevamente es vital. Debemos lograr que el usuario haga clic en el email, visualice el contenido y haga clic en el CTA (call to action) que le redirija al sitio web.
  • Personalización: aunque contemos con miles de suscriptores debemos tratar a cada uno de ellos de forma única.
  • Aumentar el impacto: una buena táctica es pedir a nuestros contactos que compartan el contenido de la campaña con sus amigos.
  • Analítica: establece KPI´s que ayuden a medir el éxito de la campaña y optimizarla.

 

Publicidad digital

La publicidad en el medio online suponen una de las claves para impulsar el crecimiento de nuestro negocio aumentando su visibilidad, logrando tráfico web, leads, conversiones (ventas) y prescriptores de marca. En growth hacking se utilizará principalmente:

  • Social Ads: las redes sociales ponen a nuestra disposición sus propias plataforma publicitarias (Facebook Ads, Twitter Ads, Instagram Ads…) Gracias a la alta capacidad de segmentación, y el bajo coste inicial, podemos desarrollar campañas que nos permitan atraer tráfico a nuestra web, lograr leads, e incluso, obtener ventas.
  • Posicionamiento patrocinado o SEM: Google Adwords es la plataforma publicitaria más eficaz para aumentar nuestra visibilidad en los resultados de búsqueda de Google. Mediante subastas,  keywords, y criterios de segmentación, podremos realizar diferentes campañas de CPC (orientadas a obtener tráfico web), CPM (orientadas al branding) o CPA (orientadas a las conversiones como descargas, suscripciones o ventas).
  • Remarketing: nos ayudará a aumentar los clientes de forma exponencial. Este tipo de campaña estará dirigida a recuperar clientes, es decir,  a aquellos usuarios que visitan nuestro sitio web pero la abandonan sin finalizar la compra. La campaña toma forma de publicidad segmentada a dichos usuarios, en otras plataformas que visitarán posteriormente.

 

¡Aplica el Growth Hacking tu negocio!

Ya conoces algunas claves del growth hacking que puedes empezar a aplicar tu negocio. La gran mayoría de las empresas fracasan en sus inicios por no logar una visibilidad o masa de clientes potenciales suficientes.

Gracias a la combinación de tecnología, creatividad y analítica lograrás atraer y optimizar el número de clientes que permitan aumentar las ventas y la continuidad del negocio.

Además, no solo lograrás clientes sino que mejorarás la relación con ellos logrando que vuelvan al sitio web de forma recurrente y monetizar sus visitas.

En este sentido, asegurarás un crecimiento exponencial de la empresa que solo podrás lograr con grandes inversiones de marketing o con la figura del Growth Hacker.

4+
Categorizado en: Marketing y Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto