moneda electrónica

Moneda electrónica: ¿forma de pago del futuro o dinero que se desvanece?

15/09/2015
Número de visualizaciones

Estamos en una época en la que el comercio electrónico está más que consolidado y, si hablamos de dinero, este concepto no podía quedarse atrás. Si llevamos ya tiempo utilizando el conocido “dinero de plástico” o, en otras palabras, las tarjetas de crédito o débito, ¿por qué no ir más allá y utilizar una moneda virtual?

Es simplemente una oportunidad salida de los innumerables servicios que surgen del nuevo mercado del comercio electrónico, un mercado en continuo cambio y que se mueve a una velocidad incuantificable. Las monedas virtuales se utilizan para adquirir productos y servicios, generalmente, a través de transacciones online.

Su funcionamiento es muy similar al de una moneda física tradicional. De hecho, hay ya muchos comercios que aceptan este sistema como medio de pago e, incluso, podemos encontrar casas de cambios de divisas electrónicas a través de la red.

¿Qué moneda se utiliza?

La moneda electrónica más expandida y utilizada es la denominada Bitcoin, creada en 2009 y cuyo fundador Satoshi Nakamoto (es un pseudónimo, de hecho no se sabe si es una o varias personas, una empresa o, incluso, un organismo público) está completamente desaparecido desde que la moneda empezó a tener cierta notoriedad.

Características del Bitcoin

  • No pertenece a ningún Estado o país.
  • No está controlada por ningún Estado, banco o institución financiera y, por tanto, está descentralizada.
  • Dispone de un sistema muy sofisticado de encriptación, por lo que su falsificación (según sus promotores) es prácticamente imposible.
  • Las transacciones realizadas con Bitcoins son irreversibles.
  • Se pueden cambiar por dólares, euros o cualquier otra divisa en las casas de cambio autorizadas (a través de la web).
  • Se preserva la privacidad del dueño de los Bitcoins ya que no es necesario revelar su identidad en las transacciones que realiza.

Otras monedas electrónicas

Invertir en Bitcoins es una apuesta arriesgada y más, teniendo en cuenta, que su elevado grado de volatilidad (mañana, por cualquier motivo, puede perder todo el valor o triplicarlo). Pero, aun así ha creado escuela y son muchas las monedas electrónicas que han ido surgiendo a raíz de ella. Algunos ejemplos que podemos encontrar son los siguientes:

  • Litecoin: basada en el protocolo Bitcoin pero confirma las transacciones con mayor rapidez.
  • Amazon coins: lanzadas al mercado por una de las tiendas online más conocidas del planeta, Amazon. Por ahora sólo se pueden utilizar para comprar en su web.
  • Monedas ligadas a lugares geográficos específicos como NewYorkCoin, ItalyCoin, IrishCoin o VegasCoin.
  • Monedas electrónicas de lo más variopintas como las TacoCoin.

Solo existirá el valor…

Sí señores… Ya no hay efectivo, no hay fronteras… Estamos empezando una época en la que, a pesar de las numerosas medidas implantadas por los gobiernos para luchar contra el blanqueo de capitales, las transacciones empiezan a escapar al control político y económico.

Sólo queda una opción, “renovarse o morir”. Como bien comentó David Marcus, presidente de Paypal: “No habrá billetes ni billeteros, sólo valor que tendrás disponible cuando lo necesites y que podrás promover a cualquier parte del mundo por un bajo coste.

0
Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto