Marketing político

Razón e instinto: Las armas del marketing electoral para el 20-D

Número de visualizaciones

POR

Víctor Fernández Requena
Diplomado en Turismo y Licenciado en Ciencias del Trabajo por la Universidad de Granada. Experiencia en gestión de recursos humanos, marketing relacional y personal branding. Especial enfoque en las nuevas tendencias en comunicación y estrategia empresarial. Profesor del Departamento de Gestión Empresarial en INESEM Business School.

En estos días previos a las elecciones generales, en plena campaña electoral, todos los medios publicitarios y de comunicación se llenan de mensajes de los principales partidos políticos. Es ahora cuando la maquinaria de marketing político de los partidos está trabajando a pleno rendimiento para obtener unos resultados óptimos el próximo 20-D.

El marketing político basa sus premisas en los mismos elementos que el marketing general, o bien la llamada al votante al razonamiento, o bien la generación de emociones y, por tanto, intentar incitar a la parte del cerebro dedicada a los instintos.

Razón o instinto

Ambos tienen su por qué en las campañas de los cuatro principales partidos en estimación de voto según la última encuesta del CIS, por lo que vamos a analizar los eslóganes y mensajes de estos en sus estrategias de campaña.

Ciudadanos.

El eslogan de este partido es bastante directo: “Con ilusión”. Tal y como comentábamos en los párrafos anteriores, apela de una forma sencilla y directa a la parte instintiva del votante. Como partido de reciente creación respecto a PP y PSOE, su mensaje debe ir relacionado con la novedad, así que intenta transmitir ideales de cambio, orientado a la originalidad, y un enfoque hacia las emociones de las personas donde se intente construir un proyecto nuevo.

Podemos.

Junto a Ciudadanos, es el partido más “joven” de los cuatro a valorar, por lo que también ha apostado de forma acertada por apelar a las emociones y la parte instintiva del cerebro de las personas. Este partido no presenta un eslogan como tal, sino que une el clásico “Vota Podemos” con la inserción del nombre de una web donde presenta su programa político. Esta web se llama “unpaiscontigo.es”, por lo que intenta transmitir ese mensaje de ilusión, proyecto común y generación de emociones en el propio nombre de la web del programa.

PP.

El eslogan de este partido apela a todo lo contrario en relación a lo que intenta generar Ciudadanos y Podemos. Su principal mensaje en la frase “España en serio” parece ser la de una llamada a la razón. De este modo, intenta “bloquear” las emociones del votante y frenar sus emociones incitándole a razonar y a reflexionar antes de elegir su voto.

PSOE.

Ha añadido un eslogan en mitad de la campaña electoral. Pasando de su eslogan inicial “un futuro para la mayoría” al eslogan “un presidente para la mayoría”. Precisamente, esa aportación se debe a la transición de una esencia de razón a una de instinto y generación de emociones. Si en el primer eslogan hablaba de futuro, estaba incitando a los votantes a pensar de forma pausada en su porvenir. Sin embargo, se ha optado por cambiar el mensaje e intentar generar ilusión anticipándose a los resultados al usar la palabra “presidente”.

Razón o instinto, ambos elementos han tenido sus dosis de importancia en campañas electorales anteriores. Quizás, el éxito de un buen marketing político resida en conocer cuál de los dos elementos puede captar, en mayor medida, la atención de los potenciales votantes de cada partido.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto