La paradoja del trabajo

Paradoja-trabajo-INESEM

13/03/2014

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas con especial interés en nuevas tendencias empresariales,  dirección estratégica y la fiscalidad. Docente en INESEM Business School y colaboradora en la Tribuna Mercantil y Fiscal INEAF.

0

Ver más artículos relacionados de Recursos Humanos , aprender a fluir, desempleo, felicidad, gestión de las emociones, trabajo .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

1 Comentario

  1. Guillermo Girau dice:

    Hay secciones del articulo con las que estoy de acuerdo y otras en las que puedo diferir un poco.

    La felicidad esta asociada a momentos de satisfacción, estamos de acuerdo, no es un estado constante en ninguna persona, pero se podría medir de acuerdo a la cantidad de momentos de satisfacción que cada uno tenga.

    Sin embargo la felicidad no solo viene por alcanzar retos laborales, las personas dedicamos 33% del día al trabajo, 33% descanzar y 33% a lo que se suele llamar “vida privada”. En esta vida privada es donde encontramos a la familia, amigos, hobbies, etc, sin embargo no podemos aislar las facetas, para que una persona sea feliz debe serlo en lo laboral y personal.

    Lo ideal para alcanzar esa tan ansiada felicidad seria trabajar en algo que nos llene completamente, que tal si uno de esos hobbies se convierte en nuestro trabajo? disfrutaríamos de muchos mas momentos de satisfacción en el día que laborando en algo que no nos llena del todo y solo es un medio para conseguir el dinero para disfrutar del 33% restente del día… que mejor que tener momentos de satisfacción en el 66% del día?

    Definitivamente no podemos generalizar y esto puede que no cumpla para el 100% de personas, cada quien tiene distintas prioridades en la vida y diferentes fuentes de satisfacción. Sin embargo un empleado que pase gran parte del día quejándose de su empleo, definitivamente llevara parte de este enojo o desgano a su tiempo libre, y posiblemente le cause algunos problemas con sus relaciones personales.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *