tipos de entrevistadores

La entrevista: tipos según los tipos de entrevistadores

Número de visualizaciones
12/08/2013

Cuando se realizan muchas entrevistas llega un punto en que todo suena y las respuestas están ya planificadas. En septiembre se incorpora bastante personal a las empresas, por lo que esta información sobre los tipos de entrevistadores será de interés.

Tipos de entrevistadores que puedes encontrar en una entrevista

El entrevistador intuitivo es el que con la primera impresión decide a quién contrata y no mira mucho más. Sus entrevistas son cortas y directas. En este caso la apariencia es importante.

El entrevistador de monólogo es el que habla sólo él y no deja al entrevistado que aporte mucho. Normalmente habla de la empresa, puesto o, incluso, de él mismo.

El entrevistador que da todo por sabido es el que pregunta obviedades y no permite que el entrevistado aporte nada que no esté en el currículum ya.

El entrevistador que no conoce las redes sociales es el que se cree que los candidatos tampoco y que no vienen de casa ya informados de cómo funciona la empresa.

Otros entrevistadores tienen un guión del que no se salen porque está perfectamente detallado, y en caso de que el entrevistado pregunte algo no saben bien qué responder.

Los entrevistadores que siempre están ocupados son los que mientras entrevistan están haciendo otras cosas como hablar por teléfono, leer correos, buscar documentación, etc. Se disculpan continuamente por las interrupciones.

El entrevistador por casualidad es el que elige el empresario a última hora para que elija al nuevo personal sin conocer mucho el puesto a ocupar ni cómo se realiza una selección.

¿Entrevistadores de la empresa o externos?

Lo cierto es que hay tantos tipos que no podemos enumerarlos todos. Pero según su origen podemos diferenciarlos entre:

  • Entrevistador de una empresa de selección. Suelen ser psicólogos experimentados pero sin conocimientos específicos del puesto de trabajo. Normalmente se centran en la personalidad del candidato y sus motivaciones.
  • Entrevistador de la propia empresa. Lo que prima son los conocimientos del entrevistado y si se adapta específicamente a lo que se está buscando. Hay que convencerle de que se es el candidato ideal y de que se tienen ganas de trabajar. Además, hay que mostrarle conocimientos, experiencia y atracción por la empresa.
  • Entrevistador del Departamento de Recursos Humanos. Suele ser una mezcla de los dos anteriores. Se interesan por la personalidad, formación, actitudes y aptitudes para el puesto en concreto. Busca un perfil determinado que sabe que encaja con los directivos y compañeros.
  • Entrevistador trabajando ya en el departamento. Es un futuro compañero el que selecciona, como en la empresa Google. Lo que se intenta averiguar mediante esta fórmula es si el trabajador estará a gusto con su potencial compañero, si se es productivo y si se aportarás algo interesante al departamento.

Una vez superada la entrevista hay que ser eficaz y eficiente en el trabajo. Intentando no desaprovechar la oportunidad ofrecida y aprendiendo lo máximo posible para aportar más a la empresa y, sobre todo, crecer personal y profesionalmente.

 

0
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto