hoteles con encanto

Hoteles boutique, un concepto en expansión

27/10/2020
Número de visualizaciones

Los hoteles boutique se han abierto un espacio en la oferta hotelera internacional, habiendo crecido este tipo de alojamientos con gran fuerza desde que empezasen a comercializarse a principios de los años ochenta.

Aunque este tipo de alojamientos turísticos parece quedarse atrás en los ochenta, fue en los años noventa cuando explotaron, abriéndose un gran hueco en el mercado de alojamientos en cada país.

¿Qué son los hoteles boutique?

Aun no existiendo una clasificación oficial donde encuadrar este tipo de hoteles, sí que podemos decir que son hoteles pequeños con un reducido número de habitaciones. No suelen superar las 100 habitaciones.

También se diferenciaría de los otros alojamientos por su diseño, especialmente pensado para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Además, las zonas comunes de los hoteles boutique están diseñadas y pensadas para que los huéspedes puedan relacionarse e interaccionar entre ellos.

El crecimiento de la demanda de este tipo de alojamientos viene dado por ofrecer un trato al cliente más personalizado, aumentando el valor de la experiencia del mismo. Son muchos pequeños hoteles los que se han dispuesto a remodelar sus instalaciones para adaptarse a este tipo de demanda.

Incluso las grandes cadenas viendo el tirón de este tipo de hoteles han adaptado sus ofertas incluyendo algunos hoteles boutique entre sus catálogos de hoteles.

Características de los hoteles boutique

Hay que tener en cuenta que cada hotel boutique tiene su propia idiosincrasia. Sin embargo, comparten características comunes a todos ellos, como estas:

  • El diseño de los hoteles boutique, teniendo una decoración que sirve como distinción de estos hoteles y otros. En muchos casos tienen un estilo vintage que recrea una atmósfera cálida y hogareña. Hay que tener en cuenta que el estilo y diseño de los hoteles boutique está más orientado a diferenciarse de otros hoteles que al lujo, teniendo temáticas decorativas muy conseguidas y particulares.
  • Este tipo de hoteles son únicos, lo que les diferencia de forma directa con las cadenas hoteleras, teniendo de esta forma una personalidad y estilo propios.
  • El tamaño es otro factor importante a tener en cuenta. Normalmente son hoteles que ofrecen entre 10 y 100 estancias, siendo determinante este número en la consideración de hotel boutique y aportando al hotel una mayor personalidad y carácter que siempre es agradecido y buscado por el inquilino.
  • La localización o ubicación de estos también es un elemento diferenciador. Este tipo de hoteles suelen estar ubicados en las áreas con una mayor vida cultural en cada ciudad.

Los clientes buscan nuevos valores diferenciales como el respeto hacia el medio ambiente

  • El trato personalizado con los clientes también es característico de los hoteles boutique. Los clientes de este tipo de hoteles vienen buscando una experiencia única y personalizada. Además suelen relacionarse unos con otros, por lo que el diseño de los hoteles es un elemento clave.
  • La restauración está también incluida en el concepto de hotel boutique. Los productos son de calidad y el diseño de los platos modernos. Normalmente además de un bar también suelen contar con un restaurante y la atmósfera del mismo siempre va acorde con el estilo del hotel siendo cálida y relajada.
  • Están conectados con la cultura local y del área en el que se encuentran ubicados. Esta conexión la realizan a través de sus diseños, mediante la realización de diferentes actividades o con la gastronomía que ofrecen en el restaurante.
  • La tipología de clientes que visita los hoteles boutique suele ser muy variada pero comparten entre ellos la búsqueda de experiencias únicas.  Además suelen estar bien informados. Al ser hoteles pequeños bien orientados a los gustos de este perfil de cliente, tienen la facilidad de introducir cambios fácilmente, cosa que no ocurre con las grandes cadenas y lo que los hace muy competitivos.
  • Respetan el medio ambiente. Estos hoteles se adaptan a las tendencias de respeto y cuidado del medio ambiente. Según la tipología de inquilinos que reciben, estos están muy concienciados con ello, por eso este tipo de hoteles necesitará mantener esta línea.

La fórmula del éxito en para los alojamientos turísticos

Por lo tanto, podemos concluir que la fórmula esencia de los hoteles boutique que les ha hecho triunfar es la exclusividad que estos ofrecen a sus inquilinos y el trato personalizado.

Huir de la línea tradicional de las cadenas hoteleras y de los pequeños hoteles vacacionales teniendo características que lo hagan único y donde el cliente sabe de antemano que el trato que recibirá en el hotel será exquisito.

Y aunque los hoteles boutique surgieron hace ya unas décadas, podemos afirmar que siguen siendo tendencia en 2020 y demostrando un crecimiento constante desde su aparición.

0
Categorizado en: Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto