Fin de la cláusula suelo

El fin de las cláusulas suelo

Número de visualizaciones
14/06/2013

Tras la sentencia del 9 de Mayo del Tribunal supremo sobre cláusulas suelo, este  miércoles tuvieron lugar las aclaraciones sobre el auto que estaban creando bastante confusión entre las entidades condenadas – BBVA, Caixa Galicia y Cajamar- pues no quedada claro cuando se estaba incumpliendo el requisito de transparencia.

¿Qué son las cláusulas suelo?

Para los que no tengan una de las cuatro millones de hipotecas afectadas por esta cláusula, se tratan de un apartado que se incluye en los contratos hipotecarios a tipo variable que imposibilitan que el tipo de interés de la hipoteca pase un determinado límite, independientemente de la evolución del tipo de interés. De esta forma  la banca quedada protegida ante cualquier bajada brusca del tipo de interés, tal y como estamos presenciando.

¿Cuáles son esos seis motivos de nulidad de la cláusula?

De acuerdo con lo expuesto por el Tribunal Supremo,   la cláusula suelo pasa a ser nula si la entidad incurriese en cualquiera de estos seis motivos, y no en todos a la vez como habían interpretado:

  • La creación de la apariencia de un contrato de préstamo a interés variable en el que las oscilaciones a la baja del índice de referencia, repercutirán en una disminución del precio del dinero.
  • Falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato, es decir,  se tendrá que usar un término claro para incluir la cláusula.
  • La creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo.
  • Su ubicación entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor en el caso de las utilizadas por el BBVA.
  • La ausencia de simulaciones de escenarios diversos, relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, en fase precontractual.
  • La inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad.

¿Qué hacer si se tiene una cláusula suelo?

Según  Asociación de Usuarios de Bancos Cajas y Seguros (Adicae), para que la cláusula se anule, el usuario no tiene que hacer nada, ni ponerse en contacto con la entidad bancaria ni presentar ninguna solicitud para reclamar la eliminación de la cláusula abusiva. Simplemente, debería revisar las próximas mensualidades para comprobar que efectivamente se está cumpliendo la Sentencia.

Por su parte,  la Asociación General de Consumidores (ASGECO) sí recomienda a los usuarios hacer una petición explícita de la supresión de la cláusula y realizar la correspondiente modificación de la cuota.

¿Se puede recuperar las cantidades ya pagadas?

A pesar de que la sentencia no tiene carácter retroactivo, AUSBANC anima a todos los afectados a que reclamen las cantidades indebidamente pagadas vía judicial, llevando más de 70 sentencias ganadas al respecto.

Desde el Servicio Jurídico de AUSBANC CONSUMO se facilitan dos cartas tipo: una, para los clientes de las tres entidades condenadas, en la que comunican a éstas que conocen la sentencia, que son clientes afectados y que solicitan la eliminación de la cláusula suelo, en virtud de lo establecido por el Tribunal Supremo.

La segunda carta, será para clientes el resto de entidades financieras, a quienes invitan a que inicien la acción tendente a la devolución de las cantidades pagadas, más los intereses devengados.

Esta sentencia sienta jurisprudencia, pero hay que recordar que la nulidad de las cláusulas suelo no comportan la nulidad de los contratos en las que están incluidas.

A este motivo de alegría, se suma la noticia dada por el Consejo general de Notarios, que este jueves presentó el Órgano de Control de Cláusulas Abusivas (OCCA) en los créditos, con el fin de impedir que se introduzcan todo tipo de cláusulas abusivas  en los contratos y dar una mayor protección jurídica al consumidor.

Esperemos que estas baterías de medidas lleven a esa disminución de la morosidad tan esperada. Por lo pronto, estos hipotecados verán reducirse una media de 82 euros su cuota mensual.

0
Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto