criptomonedas-INESEM

Criptomonedas. ¿Oportunidad de inversión o burbuja financiera?

19/03/2018
Número de visualizaciones

En la actualidad, ya resulta habitual encontrarnos día tras día alguna noticia sobre las criptomonedas, ya por parte de detractores de ésta o de auténticos adeptos. Pero, ¿por qué hay tanta diversidad de opiniones sobre la utilización de este nuevo sistema de pago? ¿Conoces el funcionamiento real de las criptomonedas? ¿Qué riesgos asumes con su utilización?

¿Qué son las criptomonedas?

Aunque pueda resultar una definición un tanto abstracta, una criptomoneda es una moneda virtual, un activo digital que se emplea para el intercambio de bienes y servicios mediante transacciones electrónicas sin que sea necesario acudir a un intermediario; siendo el más utilizado y antiguo el conocido bitcoin.

En otras palabras, se trata de monedas virtuales que permiten operar e invertir en total anonimato sin necesidad de pasar por un banco, institución financiera u otro intermediario financiero. Eso sí, están descentralizadas, es decir, no están reguladas ni controladas por ningún Estado.

Lo que más atrae a sus adeptos es que no pueden falsificarse y se intercambian directamente entre los internautas, sin regulación gubernamental. Es la red la que se encarga de autorregularse, supervisar las operaciones realizadas y de garantizar, por ejemplo, que un mismo bitcoin (u otra criptomoneda) no se pueda gastar en dos ubicaciones distintas en el mismo momento. Además, los usuarios de estas monedas virtuales son anónimos (aunque las transacciones sean públicas), lo que ofrece una confidencialidad y privacidad importante.

El auge de las criptomonedas es más que evidente y, a pesar de tener aún ciertas reticencias y recelos, cada vez más empresas se plantean su utilización para la operativa habitual con sus clientes. Amazon, por ejemplo, lanzó las Amazon Coins, mediante las cuales el cliente puede realizar sus compras online y disfrutar, además, de descuentos exclusivos por la utilización de su criptomoneda.

¿Cuáles son sus riesgos y puntos débiles?

Lo que inicialmente puede parecer una ventaja, a su vez, puede convertirse en un riesgo importante a valorar cuando nos decidimos por utilizar cualquier tipo de criptomoneda. La falta de regulación de éstas conlleva asociada una volatilidad importante de su valor.

De hecho, Bitcoin, por ejemplo, alcanzó su valor máximo en diciembre de 2017 y, en poco menos de un mes ha llegado a sufrir caídas de un 30% del valor en una semana, lo que demuestra su alto grado de volatilidad. Es más, en años anteriores, ha llegado a sufrir caídas del 70%, 80% e incluso del 90%.

¿Qué significa esto?

Esto significa que si hoy decidimos invertir 1000€ para comprar bitcoins, no sabemos si el mes que viene esos 1000€ valdrán 5.000€ o 5€, lo que genera una incertidumbre y un riesgo importante.

No olvidemos, además, que se trata de monedas que se han utilizado en la Deep web, lo que incrementa la posibilidad de sufrir ciberataques y robos, como ha sucedido recientemente en Japón con su criptomoneda estrella, el Coincheck.

Por otra parte, el anonimato de sus usuarios es un foco de atracción para cualquier actividad ilícita en la que no interese desvelar la identidad de sus autores, desde cualquier operación de blanqueo de capitales, pasando por tráfico de drogas o incluso acciones terroristas.

Todos estos factores, además, están generando un creciente interés en los gobiernos ya que, una moneda que opera sin regulación está libre de impuestos y no está bajo su control, lo que puede originar un impacto en la economía importante y un cambio de las reglas del juego.

Por ello, cada vez más gobiernos están investigando las operaciones realizadas con criptomonedas e, incluso algunos, están estudiando como limitar o prohibir directamente su utilización dentro de su estado.

En definitiva, aunque ya no sean una novedad, las criptomonedas están en el punto de mira por sus usuarios y por sus detractores, por lo que aún no está nada claro su futuro ni el potencial de su utilización. No obstante, después de todo lo que hemos comentado, ¿qué opinas? ¿Invertirías en ellas?

2+
Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

4 Comentarios

  1. Maria Luisa dice:

    Buenos días, gracias por la publicación!Desde mi punto de vista y desde mi “escaso” conocimiento en este tipo de producto, creo que lo único que genera es un riesgo para el inversor (sin perjuicio de otros riesgos) por una razón muy sencilla, la falta de regulación normativa de este tipo de transacciones, que no solo genera un evidente riesgo y posibles conflictos sino que incluso se podría emplear para fines totalmente ilegales, por lo que el vacío regulatorio y procesal camparía a sus anchas. Parece ser, que la directiva de prevención de blanqueo de capitales del Parlamento Europeo ya las ha incluido en esta normativa, no es de extrañar, algo que se escapa del control, que ni se sabe quién está realmente detrás de ello, ni la viabilidad del proyecto en sí, ni si quiera es como tal una herramienta de financiación, etc… lo único que puede entrañar, al menos en principio, son perjuicios. Sin duda es una burbuja financiera que más pronto que tarde estallará, generando una grave crisis económica, por lo que ni invertiría en algo así ni lo recomendaría.Un saludo!

    0
    • Ester Chicano Tejada Ester Chicano Tejada dice:

      Muchas gracias por tu aportación María Luisa. Efectivamente, uno de los grandes peligros de las criptomonedas es el gran riesgo que tienen asociadas, precisamente por lo que nos comentas: la falta de regulación. Así, si eres un inversor conservador, la inversión en criptomonedas no es lo más recomendable, ya que hay una gran probabilidad de tener pérdidas. Eso sí, si eres un inversor propenso al riesgo, verás el gran beneficio que puedes obtener (a pesar del riesgo que ello conlleva) y, muy probablemente, te decantes por este tipo de inversión. ¡Gran aportación M. Luisa!
      Un saludo,

      0
  2. Fernando Yules Aragonés dice:

    Esta muy bien la publicación. El no estar regulada por ningún organismo, ni tener ningún control en ella, eso dar lugar a tener una alta volatilidad, y eso dar lugar un riesgo demasiado alto el invertir en monedas digitales. Además últimamente se está formando una burbuja,  que en cualquier momento va a estallar. Además sufre los ciberataques y robos. Los inversores debe saber que el invertir en monedas virtuales, está jugando con fuego y finalmente se puede quemar. Luego cuando suceda las grandes pérdidas, que no diga que no sabe en que estaba invirtiendo. En la actualidad hay suficiente información y formación sobre esto. Por ello los particulares no debe invertir sin tener un asesor financiero, que le asesore, le realice su perfil del inversor, su grado de tolerancia al riesgo, su horizonte temporal, etc. Los gobiernos debería  hacer algo, para que estén regulado, supervisado, controlado, y que pague sus impuestos. 

    0
    • Ester Chicano Tejada Ester Chicano Tejada dice:

      Muchas gracias por tu aportación Fernando. Efectivamente, la volatilidad y el riesgo a recibir robos y ciberataques son detalles que hay que tener muy en cuenta si se tiene intención de invertir en criptomonedas. De hecho, recientemente Japón fue víctima del mayor robo de criptomonedas, perdiendo sus usuarios un total de 530 millones de dólares.
      No sólo hay que saber invertir, sino dónde invertir y qué riesgos tiene asociada la inversión a analizar y, para ello, es imprescindible disponer de suficiente información y formación en la temática.
      Un saludo.

      1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto