El habla no es producto del soplo, respiración, praxia, ni masajes orofaciales

transtorno de sonido del habla (TSH)

06/08/2019

EDUCACIÓN:
  • Licenciado en Educación Secundaria
  • Psicólogo Clínico-Educativo
  • Magister en Psicopedagogía
  • Master en Neuropsicología (Universidad Nacional Rey Juan Carlos Primero-España)
  • Segunda Especialidad en Problemas de Aprendizaje y Psicopedagogía
  • Tercera Especialidad en Terapia de Lenguaje y Logopedia
  • Cuarta Especialidad en Educación Primaria
EXPERIENCIA:
  • Docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú)
  • Docente en la Universidad Autónoma del Perú
  • Docente en la Universidad Nacional Federico Villareal
  • Docente Instituto Peruano de Orientación Psicológica IPOPS
  • Creador del Programa “Mnemotecnia Rítmica Corporal para el Aprendizaje de la Geografía
  • Autor de los libros “Aprendo a Narrar con la R-RR", "Trastorno Fonético Fonológico: Evaluación-Diagnostico y Tratamiento", "Conciencia Fonológica: Intervención en dificultades de Lenguaje y Lecto-escritura", "Problemas de Aprendizaje desde la concepción neuropsicológica y abordaje terapéutico".
ESCRIBE SOBRE: Educación · Trastornos del lenguaje · Aprendizaje
Psicopedagogo y Psicólogo. Cuenta con una amplia experiencia como especialista en terapia de lenguaje y aprendizaje. Actualmente ejerce como docente de la Universidad Mayor de San Marcos y la Universidad Autónoma del Perú, labora como psicoterapeuta en centros de salud mental.

2+

Ver más artículos relacionados de Logopedia .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

10 Comentarios

  1. ROSSEMERY COLMENARES TUME dice:

    El habla es el medio oral de comunicación entre los seres humanos. Como tal, el habla se compone fundamentalmente de los siguientes elementos: la articulación, que es la realización de los sonidos de la lengua; la voz, que es el uso de nuestras cuerdas vocales y nuestra respiración para producir sonidos, y la fluidez, que es el ritmo con que hablamos.
    También se ven involucrados procesos:
    Psicológicos (aspectos emocionales, afectivos, volitivos y psíquicos que regulan la producción del habla)
    Neurológico (nivel neuromotor, (actos motores orofaciales), y el nivel neurosensorial (procesos auditivos.)
    Lingüístico: presencia de Procesos de Simplificación Fonológica (PSF).
    El habla no puede ser comparada a un acto motor, ni intentar ser valorada o tratada con actividades no verbales como las funciones de alimentación, o movimientos bucolinguofaciales ya que estas se dan en forma aislada y sin emisión del sonido.

    0
  2. Fiorela Sánchez dice:

    Que importante artículo, ha reestructurado mi conocimiento acerca de la forma de intervencion o programas de rehabilitación en TSH  siempre se ven estrategias de soplo, respiración, praxias y masajes orofaciales, pero sin considerar de que no tienen sonido y que poco o nada ayudarían en problemas del habla, me parece interesante.

    Por otro lado me es muy útil las recomendaciones que hace sobre trabajar:

    Los fonemas, siempre acompañadas de vocales nunca sonidos aislados.

    Los estímulos auditivos humanos, son mas beneficiosos ya que integran en el habla lo psicoemocional.

    Trabajar la discriminación y el reconocimiento del sonido, asi como el reconocimiento fonológico.

     

    0
  3. ELVIRA MILAGROS MERCEDES REYNOSO ANGELES dice:

    Es muy interesante este artículo pues nos aclara que el habla tiene diversos factores que influyen en su producción ,el habla puede estar afectada por procesos psicológicos ,neurológicos y lingüísticos  ; realizar soplos,  praxias bucolinguofaciales no pueden ir en forma aislada ,tampoco emiten sonidos de fonemas y de esa forma no hablamos  , estos  ejercicios ayudaran a mejorar la emisión del sonido .

    0
  4. María Espinoza Campos dice:

    Interesante artículo profesor, ya que nos quita una idea equivocada que muchos tenemos arraigada en relación a que las actividades de respiración, soplo y praxias, aplicadas de forma aislada en pacientes con trastornos de sonidos del habla, ayudan significativamente en la recuperación de personas con dicho trastorno.
    Que importante es conocer sobre los procesos implicados en el habla (psicológicos, neurológicos y lingüísticos) y a partir de ellos determinar que no es posible tratarlo solo con actividades no verbales, debido a que la respiración, el soplo y las praxias bucolinguofaciales son trabajadas sin la emisión de sonidos del habla, por lo que su aplicación no es significativa.
    Por ende, hay que tener en cuenta que para trabajar la producción correcta de los sonidos se deben acompañar las praxias con sonidos, prestar atención a los estímulos auditivos humanos y tener en cuenta la discriminación, el reconocimiento de sonidos y el reconocimiento fonológico.

    0
  5. MILAGROS YOVANNA ROJAS ALTAMIRANO dice:

    Interesante el articulo saber que las praxias van acompañados de sonidos y vocales a la hora de hacer la terapia. Por otro lado el soplo que esta catalogado como parte de la terapia de lenguaje no influye en la mejoría del habla es un dato interesante…

    0
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *