método ABN en matemáticas

El método ABN en matemáticas ¿Qué hay de nuevo?

07/03/2019
Número de visualizaciones

El método ABN en mátemáticas, representa una de esas innovaciones que han aterrizado recientemente en nuestras aulas.

La innovación en el aula es un factor esencial en el ámbito educativo. Lo saben, sobre todo, las maestras y maestros que enfrentan los constantes cambios que tienen lugar en nuestras sociedades.

A estas alturas del artículo, y solo llevamos dos párrafos,  ya os habréis preguntado: ¿Para qué sirven las matemáticas? ¿De verdad tiene sentido aprender a hacer un logaritmo?

En el campo de las matemáticas la reinvención, para hacer llegar el pensamiento lógico al alumnado, es un reto. No solo se trata de evitar, que el alumnado termine reproduciendo el odio y el miedo a la materia. El reto consiste en hacer que terminemos apreciando el valor de las matemáticas y su aplicación en distintos ámbitos.

 

¿Por qué hablar del método ABN en matemáticas?

Si estamos de acuerdo con Vigotsky en afirmar que nuestro desarrollo psíquico está relacionado directamente con el entorno social que nos envuelve, a través de la comunicación y la relación con los demás, nuestro aprendizaje matemático estará, de igual forma, mediado por las experiencias vividas.

En sociedades cada vez más dependientes del desarrollo científico, el aprendizaje matemático se convierte en un factor esencial. De ahí que, sea necesario recoger las innovaciones pedagógicas que amplían el acceso a este campo de conocimiento,  empoderando a nuestro alumnado a través de su uso.

La propia OCDE en su informe PISA de 2014, relacionado con las evaluaciones centradas en matemáticas advertía que:

“Las personas con sólidas habilidades en matemáticas, suelen inclinarse más al voluntariado, viéndose a sí mismas como actores más que objetos en los procesos políticos y son más dadas a confiar en otras personas. La justicia, la integridad y la inclusión en las políticas públicas dependen de las habilidades de la ciudadanía”

(Pág. 6)

El reto es mostraros, mostrarnos, que podemos llegar a amar las matemáticas (En INESEM somos así de locos); y, que el método ABN en matemáticas no es una revolución… pero puede llegar a serlo.

Método ABN en matemáticas

 

Matemáticas para la vida diaria

Escribir sobre matemáticas, en concreto, sobre el método ABN en matemáticas, ha supuesto un gran reto personal. Un reto, marcado por no ser un especialista en matemáticas, más allá de mantener algunas amistades ligadas al campo y una curiosidad constante por la materia.

Expuestas las limitaciones, toca centrarnos en las fortalezas, para transmitiros la importancia de investigar, aprender e interesarnos un poco más por este método.

Después de consultar distintos artículos, lo más fácil y recurrente, es tirar de amistades, aprovechando su experiencia en la puesta en práctica del método. Porque, cuando se nos presenta una nueva metodología para trasladar al aula, lo primero que hacemos es consultar a esas fuentes expertas, cercanas. Esas compañeras que pueden ayudarnos a conocer y profundizar algo más en lo que nos interesa.

Un poco de historia… matemática

En los años 80 del siglo XX las revoluciones pedagógicas alcanzaron al campo de las matemáticas. Desde distintas investigaciones matemáticas se ponía el énfasis en desarrollar lo que terminó denominándose Educación Matemática Crítica (EMC).

Esta orientación en matemáticas, surgía en la confluencia de distintas corrientes de trabajo y pensamiento respecto a la sociedad y el aprendizaje. La EMC integra así, la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt, la pedagogía de la liberación de Freire o la etnomátemática de Ubitarán D´Ambrosio. De esta forma, los debates relacionados con la orientación del aprendizaje en matemáticas, integraban la necesidad de aprender matemáticas para comprender y transformar la realidad social.

En los últimos año,  el denominado método Singapur o “Mastery Approach” ha logrado expandirse a distintos países. Este método, introduce la idea del trabajo en equipo con el objetivo de resolver problemas, obviando la tarea de prepararnos para un examen concreto.

método ABN en matemáticas

Se trata de un método que parte de los aspectos concretos, visuales y manipulables para evolucionar hacia el pensamiento abstracto. No busca, por tanto, que aprendamos operaciones, sino que desarrollemos una mente matemática. Se trata así, de un enfoque de trabajo que potencia el desarrollo de aprender con evidencias, basándose tal y como indican en su web en España en las teorías sobre el desarrollo y el aprendizaje de Vigotsky; los trabajos relacionados con los juegos y bailes para aprender matemáticas de Zoltan Dienes; las teorías sobre el aprendizaje cognitivo de Jerome Bruner; y los estudios de Richard Skemp sobre psicología del aprendizaje en matemáticas.

Este busca que el aprendizaje de las matemáticas no se convierta en un simple aprendizaje instrumental. En lugar de orientarse a la realización de operaciones, se busca una comprensión relacional, teniendo la posibilidad de adaptarlos a distintas situaciones.

 

¿Qué tiene que ver el ABN en todo esto?

Las distintas pruebas PISA o TIMMS, han propiciado constantes comparaciones entre la educación en distintos países. Estas comparaciones, hacen que se pongan en marcha nuevas formas de conseguir mayor profundidad en los aprendizajes de distintas áreas del currículum escolar.

La educación matemática afecta de distinta forma, pero en igual medida, tanto a quienes tienen éxito en la materia como a quienes fracasan de forma temprana en la adquisición de nociones matemáticas básicas. De ahí que sea importante problematizar la forma en que concebimos el aprendizaje, abriendo nuevas perspectivas que permitan acceder a los conocimientos y, además, hacerlo con una mayor compresión de los conceptos matemáticos.

El acrónimo con el que nos referimos al método deriva del concepto de método Abierto Basado en Números. Así, este método se sitúa en contraposición al método de Cálculo Basado en Cifras (CBC). El método tradicional con el que, de forma general, hemos aprendido a realizar las distintas operaciones matemáticas.

Es un método Abierto, en la medida que cada estudiante puede resolver las operaciones que se plantean a su manera. De esta forma, permite la elección de distintos caminos para enfrentar un mismo problema.

Tal y como explica el creador del método, Jaime Martínez Montero, se trata de una metodología que permite al estudiante contextualizar las operaciones, iniciando la capacidad de resolver problemas y realizar distintas estimaciones en relación a las cantidades que se están manejando.

Como me decía aquella amiga, licenciada en mates y profesora en secundaria:

“lo ideal sería que el ABN estuviera acompañado de metodologías que nos enseñen a pensar [matemáticamente]. No solo a memorizar”

 

Un método basado en una Educación Matemática Realista

Este método se basa en el enfoque de la Educación Matemática Realista (EMR), incluyendo los principios básicos de este enfoque:

Igualdad. No existe un gen matemático que ilumine a unas personas sobre otras. Todas las personas nacen dotadas para el aprendizaje matemático y con capacidad de desarrollar las destrezas necesarias, aunque unas personas tengan mayor facilidad para hacerlo de forma autónoma.

Experiencia. Las niñas y niños deben ser actores directos de su aprendizaje. Para ello, es imprescindible partir de la experiencia en el manejo concreto de cantidades, facilitando la abstracción posterior.

Empleo de número complejos. A través de la manipulación y la realización de operaciones se trabaja la posibilidad de hacer manejable el tamaño o estructura del número.

Transparencia. Se trata de un método que hace visibles y manejables los procesos y pasos que llevan al resultado final, facilitando además el uso de materiales cercanos a la realidad.

Adaptación individualizada. La posibilidad de realizar los procesos en función de las propias capacidades facilita la flexibilidad del aprendizaje.

Autoaprendizaje y autocontrol. A través del aprendizaje y manejo de los procesos de las distintas operaciones, tenemos la posibilidad no solo de ajustarlos a nuestras habilidades, sino también de verificarlos.

Se trata por tanto, de un método que nos acerca a la realidad, facilitando los procesos de cálculo matemático y posibilitando el conocimiento de los pasos a seguir para llegar a los resultados esperados.

Pero, estas ventajas no solo nos permiten individualizar y potenciar el aprendizaje de nuestro alumnado en matemáticas. El método ABN en matemáticas, nos puede permitir, además, facilitar el aprendizaje matemático del alumnado con Necesidades Educativas Especiales.

 

¿Y cómo trabajo ABN en clase?

Podemos ver un ejemplo de una suma en el método CBC y las posibilidades de resolverla con el método ABN:

 237+159=396
237159
9246150
50296100
430096
903906
63960

 

237159
50287109
5292104
4296100
1030690
903960

Como veis, en el método ABN, utilizamos las rejillas como forma de organizar nuestra suma. Construimos una “historia” de las operaciones que vamos realizando. En la rejilla de ABN, la primera columna representa la cantidad que vamos a sumar; la segunda columna la suma del número del que partimos más la cantidad escogida para sumarle; y la tercera columna refleja la cantidad que nos queda por sumar.

Como en toda metodología, antes de decidir trabajar con el método ABN en nuestras aulas, debemos tener en cuenta distintos aspectos:

  • Comprender que todo cambio metodológico conlleva una adaptación progresiva.
  • Conocer y dominar los distintos conceptos y pasos a seguir en las operaciones.
  • Acercarnos a otras profesionales que estén trabajando con el método, para obtener información.

Además, las nuevas tecnologías han facilitado la posibilidad de trabajar el método ABN en matemáticas con distintas aplicaciones web. Os recomendamos sobre todo la página del autor del método, algoritmos abn, en la que podréis ver numerosos ejemplos de operaciones. Pero, además podéis echar un ojo a las siguientes:

Página sobre el método ABN de actiludis. En esta página podréis acceder además a herramientas web para trabajar ABN.

Método ABN. Es un canal de youtube donde podrás visualizar una amplia cantidad de contenidos relacionados con el método ABN en matemáticas.

 

¿No hay nada malo en el ABN?

Como todas las metodologías no todo es perfecto en ABN. Es obvio que existen distintos aspectos que pueden crear dificultades en la adaptación y desarrollo del método.

Uno de los aspectos que se suelen esgrimir como crítica al método es que al llegar a secundaria, nuestro alumnado deberá enfrentarse al uso de metodologías tradicionales, algo que puede dificultar su adaptación a la etapa educativa. Pero, una vez más, puede que como me dejaba claro aquella matemática a la que consulté para este artículo:

“El problema no es que hayan aprendido con ABN, sino que en secundaria no se ha adaptado [la metodología]…”

A las maestras y maestros le sigue quedando el reto de probar nuevas formas de hacer llegar el pensamiento matemático al alumnado. Hacer de las matemáticas una asignatura para la vida. ¿Por qué no comenzar con el método ABN?

1+
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto