La mujer y la tecnología.

El libro blanco de las mujeres: Revolución feminista en el ámbito tecnológico.

Número de visualizaciones
12/04/2019

Antes de comenzar, me gustaría dar las gracias a mi compañero David Pérez Heredia por su contribución en la coautoría del artículo.

Con el fin de mostrar los retos en relación a las mujeres y las tecnologías, el pasado mes de marzo, el ministerio de economía y empresa a través de su secretaría para el avance digital, publicaba el Libro blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico.

En el libro se recoge el avance respecto al reconocimiento del trabajo de las mujeres en el ámbito tecnológico. Pero, también se señala como persiste una amplia brecha de género, que puede tener grandes consecuencias, sobre todo teniendo en cuenta la expansión del sector tecnológico y su incidencia como la industria que más empleo creará en años venideros.

La brecha de género en el sector tecnológico se convierte así en un asunto de primer orden. Esta brecha,  refleja la desigualdad que sigue presentándose desde edades tempranas, marcando las preferencias respecto a campo profesional enel que nos desarrollamos. Pero, además, siguiendo los datos citados en el libro, esta brecha,  causa una amplia pérdida económica a los estados.

Según las investigaciones de la consultora ATKearney las empresas lideradas por mujeres son más rentables económicamente, aun recibiendo una menor financiación. Como indica el informe, la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Europea, indican que el crecimiento del PIB de los distintos países se vería enormemente beneficiado si contribuyéramos a reducir la brecha de género, potenciando el acercamiento de las mujeres y las tecnologías.

Mujeres y tecnologías. Un poco de historia

Si hablamos de mujeres y la tecnologías, es difícil no hacer referencia a Ada Lovelace. Esta matemática e informática,  se convirtió en la primera programadora de la historia. De igual forma, en España, no podemos olvidarnos de mujeres que han contribuido a plantear cambios en el mundo científico y tecnológico.

De esta forma, podemos destacar a Margarita Salas y su contribución a la investigación relacionada con la estructura del ADN; o centrándonos en la tecnología y la innovación, Ángela Ruiz Robles, que en 1949 ya ideó lo que podríamos conocer como el ebook de la época.

Menos conocidas fueron las aportaciones de Hedy Lamarr, más conocida por sus papeles en Hollywood, que por haber sido la precursora de que hoy podamos disfrutar de conexión a internet en cualquier lugar del planeta. Su invención de lo que describió como “salto de frecuencia”, fue la semilla que ha propiciado la conexión wifi en la actualidad.

Hasta hace relativamente poco tiempo (2014), la sociedad no reconoció su aportación al avance de la tecnología. El documental Bomshell: The Hedy Lamarr Story review, recoge su vida en relación a su pasión por inventar y crear.

Si nos acercamos al presente, no dejamos de encontrar mujeres que de alguna forma no han tenido tanta presencia, ni reconocimiento como sus coetáneos hombres, a pesar de haber aportado contribuciones igual o más importantes que estos. Es el caso de Mitchell Baker, impulsora del proyecto Mozilla, que tanto ha contribuido a mejorar la seguridad en internet a través del código abierto y el trabajo colaborativo.

Si os quedáis con ganas de conocer más sobre aportaciones de las mujeres en este ámbito, os recomendamos el vídeo realizado por donestech, al que podéis acceder pinchando aquí.

Mujeres, ciencia y tecnologías: Ejemplos para orientar nuestro camino

A pesar de haber sido grandes precursoras de lo que conocemos como tecnologías de información y comunicación, las contribuciones de las mujeres no solo han venido silenciándose históricamente, sino que aún hoy día tienen que enfrentarse a opiniones que ponen en duda sus capacidades en este ámbito.

Frente al desconocimiento u opiniones basadas en prejuicios, muchas las mujeres en la actualidad promueven transformaciones sociales desde el ámbito tecnológico. Sin embargo, quizás sea pertinente que las mujeres sigan reclamando, tal y como expresa Remedios Zafra, Un cuarto propio conectado.

El desarrollo de las tecnologías y el boom de las comunicaciones ha ayudado a que las mujeres encuentren nuevos referentes de la actualidad y lo que es más importante a conformar redes de trabajo colaborativas que potencien su encuentro para reclamar sus espacios en el mundo tecnológico. Es el caso del libro “Women in Tech”, que recoge las historias de distintas mujeres, contadas por ellas mismas,  en su desarrollo profesional en distintos ámbitos tecnológicos.

Sin embargo, en la industria de los videojuegos, de igual forma que en el desarrollo tecnológico o en el ámbito científico y de las ingenierías,  las aportaciones y contribuciones, así como los éxitos de las mujeres han sido continuamente silenciados, tal y como reflejan los trabajos sobre género y tecnología de autoras como Inmaculada Perdomo.

La otra cara de la desigualdad: La brecha digital de género

Los problemas sociales cambian en función del momento histórico, del sistema de valores y de la ideología de la sociedad. De esta forma, se construyen de forma colectiva. Algunos de los problemas sociales asociados a las mujeres y las tecnologías, son el aislamiento social, brecha digital, y la brecha de género digital.

El aislamiento social vinculado al uso de las TICS, representa un importante problema social. Esto debido a que el uso de estos espacio de relación, en ocasiones, contribuye a la individualización, favoreciendo interacciones impersonales y deteriorando las relaciones con otros grupos sociales, como la familia, la comunidad, compañeros/as de trabajo…

La “Brecha digital”, se centra en la accesibilidad a las TICs y a la utilización que se hace de ellas. De esta forma, se destaca la relevancia que su aprendizaje representará en el futuro. Según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en 2005 el 16% de la población mundial utilizaba Internet, esta cifra ha ido en aumento hasta llegar al 51,2%. Así, la conexión y el uso de Internet de las economías en desarrollo todavía sigue representando un reto.

La desigualdad en acceso y uso de las TICs tiene rostro de mujer, ya que afecta mayoritariamente a mujeres. La diferencia entre mujeres y hombres en el acceso a las TICs, representa la brecha digital de género. Según ONU Mujeres, la brecha digital de género en el uso de Internet es del 12%.

Se pone así  de manifiesto, la necesidad de un empoderamiento digital feminista, que forme parte de la agenda política mundial. Y que, además de un acceso igualitario, se traten los problemas de fondo que perpetúan esta situación. Necesitamos reflexionar y repensar, cómo operan los distintos estereotipos, construyendo las profesiones vinculadas a los cuidados como propias de las mujeres.

Actitudes machistas.

Después de este recorrido histórico sobre la evolución de la sociedad del conocimiento y el papel que las mujeres han jugado en su desarrollo, no podemos obviar qué nuevas formas de discriminación surgen motivadas por el progreso y desarrollo de las TICs.

El uso de la violencia en las nuevas tecnologías es una opción frecuente en el desarrollo de videojuegos. Además, el machismo presente en este sector contribuye a potenciar la violencia contra las mujeres. Tras la polémica generada a raíz de la denuncia de la comunicadora María Amores, en los medios de comunicación, sobre el videojuego Rape Day, el cual se basa en tener relaciones sexuales no consentidas y de reproducir la sensación de violar a una mujer, pone sobre la mesa la creación de productos ofensivos hacia las mujeres con contenidos que rozan la ilegalidad.

Laura Muñoz, jugadora de un equipo femenino de eSports denunciaba, de igual forma la discriminación que pueden llegar a sufrir las mujeres en esta plataforma, teniendo incluso que ocultar su sexo para evitar ser juzgadas por su género.

Demandar mayor igualdad es primordial en un mercado en expansión. No podemos obviar que, el 47% de los jugadores amateur son mujeres, mientras que no más del 5% son profesionales.

Cómo romper con la brecha de género en los ámbitos STEM/STEAM

En los últimos años estudios procedentes de organismos como la UNESCO y empresas como Microsoft, han destacado que la brecha de género tiene su origen, como expresábamos en párrafos anteriores, en los primeros años de escolarización.

Continuamente, se desarrollan proyectos para orientar a las chicas hacia carreras de las áreas STEM (Sciencie, Technology, Engineering and Mathematics). Sin embargo, tal y como destacaban los estudios que mencionábamos anteriormente o las investigaciones desarrolladas en 2017 por Lin Bian, Sarah-Jane Leslie y Andrei Cimpian; o en 2016 por Kerkhoven et al., los estereotipos que influyen en la orientación profesional deben atajarse con anterioridad a la etapa de secundaria.

Promover proyectos vinculados a las áreas STEM en infantil y primaria, puede ayudar a solucionar la actual brecha de género en el ámbito tecnológico. Estos proyectos, pueden contribuir en la disminución de prejuicios y conductas discriminatorias en torno a las mujeres y las tecnologías.

Proyectos a los que seguir la pista.

Algunos ejemplos de proyectos son:

Proyecto “Somos Investigadoras”. Puesto en marcha por el Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con el Barcelona Supercomputing Center en 2018. Este proyecto busca acercar la ciencia y tecnología a chicas de educación primaria. En las visitas al ordenador MareNostrum, el alumnado puede realizar distintas actividades para conocer el supercomputador. Además, durante estas visitas están constantemente rodeados de referentes femeninos en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

Mujeres con ciencia. Editado por Marta Macho, acerca lo que hacen y han hecho las mujeres en los ámbitos STEM. Se recogen así los trabajos, biografías y eventos relacionados con mujeres en estos sectores. Impulsado por la CCC de la UPV, representa un recurso muy útil, acercando los trabajos de numerosas investigadoras a las escuelas.

Hypatia. Está orientado al alumnado de secundaria y parte de la Comisión Europea a través del programa marco Horizonte 2020. El objetivo principal es atraer a la mujer y la tecnología por medio de las carreras STEM . En este enlace podéis descargaros una guía de actividades en español.

Young it Girls. Un proyecto formado íntegramente por chicas formadas en distintos campos de las ciencias, las ingenierías y las tecnologías. Desde su proyecto, desarrollan actividades en educación primaria, potenciando el interés de las chicas en profesiones relacionadas con las TICS.

Ciencia y tecnología en femenino. La Asociación de Parques Tecnológicos ha puesto en marcha este proyecto para acercar las tecnologías a las más jóvenes. Es una medida para dar a cocer estos ámbitos a las chicas, promoviendo su interés por las áreas STEM.

3+
Categorizado en: Intervención Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto