emilio calatayud y su preciosa enseñanza de educación

El juez Emilio Calatayud y la Educación para jóvenes conflictivos

10/12/2015
Número de visualizaciones

Hoy quiero hablaros de la influencia del Juez Emilio Calatayud, y sus ejemplares y no exentas de polémica condenas ante las infracciones cometidas por los menores. Unas condenas que persiguen la reinserción social de los jóvenes, aplaudidas por muchos y duramente criticadas por otros, pero que a día de hoy, son fiel reflejo de la eficacia con la que este Juez impone una serie de condenas que persiguen un claro objetivo, un cambio en la actitud de los jóvenes infractores acercándolos a una realidad que en la mayor parte de los casos ha conseguido despertar las reacciones esperadas de dicho colectivo, haciéndoles ver la gravedad de sus hechos y las repercusiones que pueden tener las acciones cometidas.

Los valores del Juez Emilio Calatayud

Un juez que apuesta por la instrucción de los jóvenes más que por la imposición de una serie de castigos que no les ayudarán a madurar. El Juez resalta la importancia del papel de los padres, no se trata de convertirse en el mejor amigo sino en el mejor ejemplo, los mejores padres. Si no marcamos un camino, unas pautas, unas directrices y no nos convertimos en un claro ejemplo para nuestros hijos, ¿Qué podremos reprocharles cuando su actitud no sea la correcta? Tu papel como padre o como profesional del ámbito educativo en permanente contacto directo con el menor, debe ser flexible pero no debe hacer dudar al menor de tu posición respecto a su educación, es necesario establecer una serie de normas al menor pero también son necesarios ciertos límites, hay que saber cuándo y cómo decir NO y concienciar a los jóvenes de sus deberes y sobre todo de sus responsabilidades. Emilio Calatayud destaca el papel fundamental de la educación, tal y como podemos ver en sus sentencias, siempre enfocadas a la mejora de la educación porque es inadmisible seguir encontrando jóvenes que pasan de curso escolar y ni siquiera han aprendido a leer, no podemos continuar apoyando un sistema educativo que presenta grandes carencias y que termina siendo un cajón desastre en el que jóvenes terminan perdiendo la motivación, el interés y el respeto.

El Juez, Emilio Calatayud, no pretende aleccionar a los padres, sino despertar reacciones a través de una guía en la que ha explicado y que hoy quiero compartir con vosotros, porque la educación de hoy, será el reflejo del comportamiento de los jóvenes del mañana.

Guía “Cómo hacer de tu hijo un delincuente” de Emilio Calatayud

  • “De a su hijo todo lo que le pida, así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
  • Celebrad todas sus groserías y las palabras salidas de tono: así se animará a realizar cada vez cosas más graciosas y no entenderá cuando en el colegio le llamen la atención por los mismos hechos.
  • No os preocupéis de su formación espiritual, es mejor que elija libremente cuando alcance la mayoría de edad.
  • No le digáis que lo que hace está mal, no le reprimas: podría adquirir complejos de culpabilidad y vivir frustrado. Primero creerá que le tienen manía y más tarde se convencerá de que la culpa es de la sociedad.
  • Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así se acostumbrará a creer que todo el mundo está a su servicio y cargará las responsabilidades sobre los demás.
  • Dejadle ver y leer todo lo que quiera, pronto dejará de tener un criterio adecuado.
  • Discutid ante la presencia de vuestro hijo, así se irá acostumbrando y no le afectará ni sorprenderá una ruptura que probablemente haya sido consecuencia de su propia actitud.
  • Facilitadle todo el dinero que quiera, así crecerá pensando que para disponer de dinero no hace falta trabajar, será suficiente con pedir.
  • Satisface todos sus deseos en el momento, de otro modo podría acabar siendo un frustrado.
  • De siempre la razón a su hijo ante cualquier conflicto. Es mejor pensar que profesores, vecinos, etc. son los que tienen prejuicios contra él.

Este decálogo fue cerrado  con la siguiente afirmación, “Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”. Una frase que lamentablemente nos estamos acostumbrando a escuchar en la sociedad en la que vivimos por parte de padres que han perdido la autoridad y la confianza en sí mismos y lo peor de todo, en sus hijos.

Vivimos en una sociedad en la que delitos como el maltrato de hijos a padres se está incrementando, esta situación debe cambiar y cada vez se hace más necesaria una reeducación. Un problema que viene provocado por las deficiencias y carencias del sistema educativo pero también por la falta de autoridad de los padres ante la educación de sus hijos.

2+
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto