diferenciada

Educación, ¿mixta o diferenciada?

05/07/2013
Número de visualizaciones

Actualmente, casi todos los centros educativos que nos encontramos en cualquier pueblo o ciudad, son colegios mixtos, es decir, centros educativos en los que los niños y las niñas están mezclados y tienen las mismas oportunidades. Pero en nuestro sistema educativo, los colegios de estilo diferenciado, donde niños y niñas reciben educación por separado, siguen teniendo cabida. ¿Puede tener esto alguna repercusión?

Ya en la Segunda República, las escuelas mixtas comenzaron a adquirir importancia, y los niños y las niñas se educaban en las mismas circunstancias y con los mismos contenidos. Pero tras la Guerra Civil y la victoria de Franco, esta “progresista” idea dejó de ocupar un papel principal en las aulas españolas para dar paso a una educación diferenciada: niños y niñas nunca estaban juntos y los contenidos tampoco eran iguales. A las niñas se les enseñaban buenos modales, cómo debía comportarse una señorita e incluso algunas clases específicas como, por ejemplo, costura. A los niños, se les intentaba transmitir un espíritu patriótico, así como la idea de lucha por lo que es suyo.

Todo el mundo está de acuerdo en que hoy día vivimos en una sociedad plural y cambiante, donde la diversidad está a la orden del día, ya sea por género o por raza, y mi reflexión es… si todos somos conscientes de que estamos en una sociedad tan plural y cambiante, ¿por qué separarnos y clasificarnos si la escuela es el principal foco de educación y socialización junto a la familia?

Podemos pensar que las chicas y los chicos no son ni biológicamente iguales ni físicamente tampoco, pero todos los tabús que existen en una sociedad se crean en esa misma sociedad, con sus miedos y sus pensamientos. Cuando los niños y niñas salgan de las aulas verán un panorama totalmente contrario al que ven en sus escuelas, y aquí es donde comienzan todos los problemas.

Cuando algo choca con nuestra manera de pensar o es contrario a nuestra ideología, nos encontramos con un conflicto personal que, en casos extremos, nos puede llevar incluso a la violencia. ¿No sería más lógico establecer nuestro sistema de aprendizaje en una coeducación? La coeducación educa a personas no a géneros: niños y niñas tienen una misma educación, con un mismo equipo de profesorado, y tanto las normas como los derechos son los mismos para todos.

Si en nuestra casa o en nuestra pandilla estamos todos juntos, ¿por qué separarnos en las aulas? Los contenidos no van a ser mejores ni peores, ni el profesorado se va a esmerar más o menos en su metodología. Uno de los principales objetivos de la escuela, junto con enseñar unos contenidos mínimos establecidos para alcanzar unos objetivos, es educar para que los alumnos se adapten de manera satisfactoria a la sociedad en la que se encuentran. Entonces, ¿qué sentido tiene separarnos si luego vivimos y nos relacionamos todos juntos?

Este tema, que hasta hace poco parecía casi olvidado, ha vuelto a tener un hueco en los medios de comunicación y la opinión pública, a raíz del proyecto de reforma educativa. Y tú, ¿en qué tipo de escuela te educaste?

0
Categorizado en: Intervención Social

5 Comentarios

  1. Carlos MB dice:

    Y otra cosa más para que no haya ningún género de dudas: en la educación diferenciada se enseña exactamente lo mismo a todos, niños y niñas. Los contenidos los fija la Administración.

    0
  2. Carlos MB dice:

    La educación diferenciada es un modelo pedagógico legítimo, legal, constitucional, no discriminatorio, avalado internacional y pedagógicamente. A partir de aquí se trata de la pura libertad de los padres de que elijan el modelo que estimen más oportuno para la educación de sus hijos, sin necesidad de que sean multimillonarios si por el que optan es por la educación diferenciada. No se trata de imponer nada (como sí se trata con la mixta), no se trata de eliminar nada (como parece ser que sí se trata con la diferenciada) sino de que coexistan los dos sistemas.Porque, ya puestos a socializar, vivimos en una sociedad donde también se mezclan las edades, y los niños viven padres y con sus abuelos y con sus tíos, así que ¿porqué no ayudamos a socializarlos mezclandolos a todos (de 3 a 16 años)? Y si un adulto decide estudiar ¿porqué no se incorpora a una clase de su nivel de un colegio cualquiera y se abren clases específicas para ellos? Como se ve, a la hora de escolarizar se usan criterios artificiales que por lo que se ve no afectan para nada a la “socialización”Se deja entrever en el artículo una abyecta identificación entre educación diferenciada y violencia de género que es, además, injusta, insjustificada, sectaria, intoxicadora y ayuna de cualquier base. En UK y en USA, por poner un ejemplo, funcionan desde hace años colegios públicos laicos de educación diferenciada y a nadie se le ocurre decir que son focos de seres “asociales” o fábricas de violentos.Me quedo con una frase de su artículo:”Cuando algo choca con nuestra manera de pensar o es contrario a nuestra ideología, nos encontramos con un conflicto personal que, en casos extremos, nos puede llevar incluso a la violencia” Eso es precisamente lo que ocurre con la educación diferenciada, que a quien no le gusta la ataca con violencia, la sataniza y la arrincona. Lo que no hacen los defensores de la educación diferenciada contra los de la mixta.

    0
    • Maria Pilar Garrido Cárdenas Maria Pilar Garrido Cárdenas dice:

      En primer lugar, agradecerte que hayas comentado en este post. Efectivamente Carlos, y gracias a Dios, estamos en una sociedad en la que podemos elegir qué tipo de educación buscamos para nuestros hijos. Yo soy pedagoga, y personalmente defiendo más una educación mixta porque creo que, si la educación tal y como se presume no está únicamente para la transmisión de conocimientos, si no que también para prepararnos para la sociedad en la que nos encontramos, no tiene mucho sentido que se nos eduque en clases separadas niños y niñas. En lo referente a los contenidos diferenciados, me refería a épocas pasadas en la historia de España. Obviamente, ahora todo va reglado por la administración aunque existe como en todo excepciones, aunque eso, es otro tema. Por último, creo que no me he sabido expresar bien, y siento si en cualquier momento has entendido que proclamo que las escuelas diferenciadas llevan a la violencia, nada más lejos de la realidad. Pero sí creo que un centro mixto, al existir un contacto más permanente entre niños y niñas se predica más con la coeducación y por lo tanto están más concienciados con las “particularidades” de cada género. De nuevo, muchas gracias por comentar, me encanta ver comentarios argumentados sobre opiniones distintas a la mía. Un saludo.

      0
  3. LETICIA LORENA CARRIQUI SAMBLAS dice:

    Pienso que el sistema de educación mixta es el mejor que puede existir. Yo estudié en un colegio público mixto y fue una experriencia muy enriquecedora. No tiene sentido diferenciar en las escuelas a niños y niños, es mejor que tod@s comiencen a relacionarse, a integrarse, en los primeros años de aprendizaje para poder caminar y asentarse en una sociedad diversa, plural y en constante cambio.

    0
    • Maria Pilar Garrido Cárdenas Maria Pilar Garrido Cárdenas dice:

      Yo al igual que tú Leticia me eduqué en un colegio público mixto. Creo que la mejor manera de relacionarnos y de aprender de los demás es por medio de una educación mixta, ¿de que manera si no socializarnos? muchas gracias por tu comentario Leticia

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto