dificultad diagnostico TDAH en niños

Comorbilidades del TDAH ¿Cómo abordarlas?

28/06/2016
Número de visualizaciones

¿Qué le ocurre a nuestro hijo?, ¿Cómo debemos actuar?, ¿Cómo podemos ayudarle?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno que está alcanzado altos índices de prevalencia en la etapa infantil y que se manifiesta a través determinados síntomas que suelen comenzar a partir de los 5-6 años de edad. EL TDAH en niños un trastorno difícil de diagnosticar y, hoy en día, una de las causas más importantes del fracaso escolar que se manifestará a través de un aumento en la actividad física, la impulsividad y una mayor dificultad para mantener la atención en una tarea durante un intervalo de tiempo prolongado.

Un trastorno que continua siendo un gran desconocido, un trastorno invisible entre la población y sobre el que hay que continuar investigando con el objetivo de mejorar el desarrollo de los niños que lo manifiesten y mejorar la calidad de vida en aquellos casos diagnosticados en la etapa adulta.

Los TDAH en niños más frecuentes

El 70% de los casos de TDAH en niños puede aparecer asociado a otras comorbilidades, es decir, un mismo sujeto puede manifestar varios trastornos que co-existan con el TDAH, esto hace fundamental conocer algunos de los más frecuentes dada su alta prevalencia en los casos diagnosticados:

  • Trastorno Negativista Desafiante: con índices de prevalencia situados entre el 40-50% de los casos diagnosticados con TDAH, el Trastorno Negativista Desafiante se caracteriza por un patrón recurrente de conductas no cooperativas, desafiantes y de hostilidad hacía cualquier figura de autoridad o compañeros de clase.
  • Trastorno de Conducta Disocial: un 40-50% de los casos diagnosticados con TDAH pueden padecer este trastorno que se manifestará a través de una conducta antisocial distorsionada, destructiva y de carácter negativo hacia los demás.
  • Trastorno Depresivo: un 15-20% de los casos diagnosticados con TDAH sufren un trastorno depresivo probablemente como consecuencia de la inseguridad manifiesta y la baja autoestima que desarrollan estos niños.
  • Trastorno de Ansiedad: con índices de prevalencia situados entre el 20-25% de los casos de TDAH, los trastornos de ansiedad más comunes diagnosticados son ansiedad por separación, trastorno de angustia, trastorno obsesivo compulsivo y ansiedad generalizada.
  • Trastorno del Espectro Autista: un trastorno que producirá una alteración en el neurodesarrollo que afectará a las competencias sociales, comunicativas y lingüísticas del niño y que suele manifestarse en el 33% de los casos diagnosticados con TDAH.
  • Trastorno del Aprendizaje: un trastorno específico debido a alteraciones en los procesos cognoscitivos que causa problemas que interfieren sobre el rendimiento escolar en áreas concretas tales como la adquisición de la lectura, la escritura o el cálculo. En los casos de TDAH con un alto nivel de déficit de atención será más acusado dicho trastorno, afectando actualmente a un 20% de los niños diagnosticados con TDAH.
  • Trastorno por Uso de Sustancias: El TDAH se ha asociado al inicio temprano en el abuso de sustancias y a pesar de que resulta difícil realizar una identificación de pacientes con este trastorno y TDAH, se estima que un 50% de los casos de TDAH son diagnosticados por abuso de sustancias.
  • Trastorno Bipolar: un trastorno caracterizado por cambios de ánimo inusuales que puede conllevar cambios en la energía y el comportamiento del sujeto y que presenta índices de prevalencia situados en torno al 10% en los casos diagnosticados con TDAH.
  • Trastorno de Tourette: trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios (Tics), que se presenta sobre el 11% de los niños diagnosticados con TDAH.

La dificultad de un diagnostico TDAH en niños

Las comorbilidades con TDAH complican el diagnostico debido a que resulta más difícil distinguir los síntomas causados por cada trastorno, este hecho hace fundamental buscar y pedir la ayuda de un especialista que pueda realizar un diagnóstico en edades tempranas. El abordaje de las comorbilidades o trastornos asociados al TDAH necesitará de un tratamiento psicológico y farmacológico específico para cada caso, de lo contrario, podrá afectar en el tratamiento del TDAH y disminuir su eficacia.

El entorno familiar y el entorno escolar deben aunar esfuerzos, trabajar de forma colaborativa y esforzarse por conocer las características de este trastorno para poder actuar en consecuencia. En el siguiente enlace podréis ver una guía práctica creada por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en niños y adolescentes, que os ayudará a profundizar y conocer mejor este trastorno así como las comorbilidades asociadas.

Si quieres conocer como se enfrentan los sujetos con comorbilidades del TDAH a la sociedad y al ritmo de vida actual o conocer algunas de las barreras a las que deben hacer frente en su día a día, podrás hacerlo a través del siguiente enlace.

Desde aquí quiero lanzar un mensaje de ánimo que os ayude a seguir luchando por mejorar las condiciones en el desarrollo y la atención de todos aquellos niños con TDAH porque la frustración o el miedo solo perjudicarán vuestra relación y su desarrollo.

Si no entendemos lo que nos pasa y percibimos que los demás tampoco lo entienden, terminaremos sintiéndonos diferentes.

Intenta conocer a tu hijo, infórmate sobre TDAH, solo así conseguirás ayudarle.

“Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender” John Cotton Dana.

0
Categorizado en: Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto