tipos de trastornos de aprendizaje

¿Cómo saber si tu hijo sufre un trastorno de aprendizaje?

Número de visualizaciones
15/09/2015

Dificultades de aprendizaje es un término general que hace referencia a un grupo heterogéneo de alteraciones que se manifiestan en dificultades en la adquisición y uso de habilidades de escucha, habla, lectura, escritura, razonamiento o habilidades matemáticas…

Para poder detectar de forma precoz el tipo de trastorno de aprendizaje debe existir una coordinación entre escuela-familia, ya que ésta será la institución donde el niño adquiere mayoritariamente el aprendizaje a través del proceso educativo y es en las edades tempranas donde deben detectarse el trastorno de aprendizaje para su diagnóstico y posterior planteamiento terapéutico.

Los diferentes tipos de trastornos de aprendizaje

Discalculia

Trastorno en el aprendizaje del cálculo: Dificultad para aprender los principios del cálculo; incapacidad de realizar operaciones matemáticas o aritméticas.

El niño/a tiene dificultad para hacer operaciones matemáticas básicas como sumar o restar, confunde los números o tiene dificultad para escribirlos (los escribe cambiados o al revés).

Generalmente el niño/a con discalculia tiene un cociente intelectual normal o superior, pero manifiesta problemas con las matemáticas, señas, direcciones, etc y por lo tanto un bajo rendimiento escolar en contenidos puntuales.

Dislexia

Trastorno en el aprendizaje y desarrollo de la lectura: dificultad en la lectura que imposibilita su comprensión correcta.

Al niño/a le cuesta aprender a leer y cuando lo hace tiene muchas dificultades para hacerlo de manera fluida. También afecta a la lectura comprensiva.

Digrafía

Trastorno en el aprendizaje de la escritura: déficit en la destreza para escribir, y es considerada una variedad de dislexia.

El niño/a tiene retraso en el aprendizaje del abecedario, omite letras. Al escribir junta palabras y no mantiene un orden lógico.

Dislalia

Trastorno del lenguaje: alteración en la articulación de los fonemas. Se trata de una incapacidad para pronunciar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas.

El lenguaje de un niño dislálico muy afectado puede resultar ininteligible.

Disfasia

Trastorno del lenguaje basado en la falta de coordinación de las palabras.

El niño/a con disfasia tiene un retraso en el aprendizaje del lenguaje tanto oral como escrito. Suele estar asociado a algún tipo de lesión cerebral.

Trastorno del Aprendizaje no verbal (TANV)

Puede tratarse de problemas espaciales, falta de coordinación que ve alterada la capacidad lectora, las operaciones de cálculo, colorear mapas y el mantenimiento de la direccionalidad en etapas más tempranas.

El niño/a que sufre este trastorno ve afectada sus habilidades sociales y capacidad de relación con otros niños, tienen dificultad para interpretar las señales sociales como gestos, tonos de voz o expresiones faciales por ello tienden a relacionándose únicamente con adultos porque se sienten más cómodos.

Este trastorno es difícil de diagnosticar y hay que estar muy pendiente de conductas del niño/a que puedan servir como indicador del mismo.

Trastorno de coordinación motora (fina/gruesa)

Problemas de lateralidad, dificultad de orientación espacial (no distingue con claridad dónde está la derecha y dónde está la izquierda), deficiencia en la organización temporo-espacial.

0
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto