Herramientas de Google para la educación

Llegan los Chromebooks al sector educativo: ¿en qué se diferencian de un ordenador portátil al uso

18/05/2021
Número de visualizaciones

La transformación digital, a la que ha estado sometida la sociedad en el S XXI, ha generado multitud de necesidades, entre las que podemos destacar las de formación y las de disposición de recursos tecnológicos. Pues, en la actualidad, las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día y, cada vez, están impactando con más fuerza en nuestras vidas, convirtiéndose en imprescindibles en nuestra rutina diaria.

Educación y nuevas tecnologías

La educación tiene como principal objetivo la contribución al desarrollo personal, social y laboral del individuo, por lo que debe tratar de ofrecer, en todo momento, una respuesta acorde con las demandas sociales actuales. De esto deriva la necesidad de renovación y adecuación continua del sistema educativo, con un nuevo planteamiento de los campos de conocimiento que permitan que el alumnado adquiera un adecuado bagaje cultural. Y es, por ello, por lo que surge en educación la incorporación de nuevos contenidos, como los relacionados con la comprensión y el uso de las nuevas tecnologías, tal y como se establece en la actual Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación.

De ahí que, en los centros educativos, se apueste cada vez más no solo por la formación en este campo sino también por su uso como un recurso esencial en el proceso de enseñanza- aprendizaje. Todo ello, con el fin de que el alumnado adquiera las competencias digitales necesarias para poder hacer frente a las situaciones que las requieran.

Consecuencias de la transformación digital

Esta transformación digital, de la que hemos hablado anteriormente, ha sido aún más notable en este último año, lo cual nos ha motivado, además de a ofrecer una respuesta formativa en este campo, a innovar en la creación de herramientas tecnológicas que den respuesta a distintas necesidades personales, educativas o sociales que se puedan dar. Una de las herramientas que puede ser de gran utilidad en sector educativo es el Chromebook.

Los Chromebooks empezaron a expandirse, aproximadamente en el 2011. Desde ese momento a la actualidad han sufrido una gran evolución, disparándose sus ventas en este último año (International Data Corporation, 2021).


¿Qué son los Chromebooks? ¿Qué relación tienen con la educación?¿Qué beneficios puede llegar a aportar al alumnado y al profesorado?
A lo largo de este artículo, se tratará de dar respuesta a cada una de estas cuestiones.

¿Qué son los Chromebooks?

Los Chromebooks son ordenadores portátiles de distintas marcas conocidas como Acer, HP o Lenovo, entre otras, que tienen integrado un sistema operativo llamado Chrome OS. Este sistema operativo ha sido creado por Google y aporta al ordenador, en el que se ejecuta, una forma de presentación distinta a la de otros ordenadores con un sistema operativo diferente.

La forma de inicio de sesión en un Chromebook es a través de nuestra cuenta de Gmail. En el momento en el que accedemos a la pantalla inicial podremos ver como aparece una pestaña de inicio en la que se recogen todas las aplicaciones que tenemos instaladas.

El Chromebook funciona como si de un navegador de Chrome se tratase, por lo que es fundamental la conexión a Internet para poderle sacar el máximo partido posible. El ordenador nos permitirá instalar distintas aplicaciones , que aunque en sus inicios solo nos permitían trabajar con conexión a Internet, actualmente podemos utilizarlas sin que esto sea necesario.

Cada vez son más las aplicaciones a las que podemos acceder e instalarnos gracias a la compatibilidad existente con Android. Esto nos permite poder beneficiarnos de las aplicaciones de GooglePlay.

Ventajas de los Chromebooks

Los Chromebooks tienen unas características propias que los hacen asequibles a distintos tipos de usuarios. No obstante, pueden resultar limitados para aquellos profesionales o usuarios que requieran un rendimiento más exigente por tener que llevar a cabo funciones más complejas. Entre las ventajas que tienen estos dispositivos, podemos destacar las siguientes:

• Tienen un sistema operativo sencillo, por lo que son muy fáciles de utilizar.
• Su configuración es muy simple. Para ello, solo es necesario crearnos una cuenta de Gmail y vincularla al ordenador.
• Destacan por su gran seguridad contra los virus. Estos dispositivos pasan estrictos controles de seguridad de forma regular.
• Se puede trabajar con ellos en la nube con conexión a Internet o sin dicha conexión.
• Podemos acceder a las mismas herramientas a las que accedemos con otro tipo de ordenador, solo tenemos que encontrar la aplicación adecuada.
• Son ordenadores con un peso muy ligero.
• La autonomía de la batería es de larga duración, puede estar funcionando sin necesidad de estar conectado a la corriente eléctrica, incluso, un día entero.
• El proceso de inicio es muy rápido, así como el de actualización, disminuyendo considerablemente la espera por parte del usuario.
• Algunos Chromebooks se puede convertir en Tablets, ya que se pueden plegar completamente y su pantalla puede ser manipulada de forma táctil.
• Normalmente, el precio de mercado suele ser inferior al de otros ordenadores con un sistema operativo diferente.

¿Qué beneficios pueden aportar los Chromebooks a la educación?

Aunque pueden ser utilizados por distintos tipos de usuarios, como hemos comentado con anterioridad, estos ordenadores, principalmente, han sido creados para satisfacer las necesidades presentes en el ámbito educativo. Así pues, presentan unas características que se amoldan perfectamente a los diferentes miembros y escenarios que podamos encontrar en dicho sector.

Bajo coste: En primer lugar, su bajo coste permite que las administraciones educativas públicas y privadas puedan dotar al alumnado de dichos dispositivos sin que esto suponga un gran desembolso económico.

Trabajo en la nube: La incorporación de los Chromebooks en los centros educativos puede llegar a paliar las consecuencias ocasionadas por la situación sanitaria actual, ajustándose a todos los escenarios educativos posibles y asegurando, así, el acceso a la educación de todo el alumnado. Pues, el trabajo con estos ordenadores se realiza principalmente en la nube, permitiendo así que su acceso sea posible desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además, esta forma de trabajo en la nube nos permite tener la seguridad de que no vamos a perder nuestros avances, aunque hayamos perdido la conexión a Internet o haya habido un fallo repentino en el ordenador.

Aplicaciones de Gsuite: Todos los dispositivos Chromebooks tienen acceso gratuito a la Suite de Google, llamada actualmente Google Wokspace for Education (Google for Education). Esta incluye, entre otras muchas herramientas, procesador de textos, hojas de cálculo, correo electrónico, presentaciones o formularios. En general, aporta “una serie de herramientas de aprendizaje fáciles de usar para incrementar la colaboración y la comunicación” (Google for Education).

Seguridad informática para los usuarios: Otro de los aspectos que Google ha tenido en cuenta con la creación de los Chromebooks, es la necesidad en educación de que los datos del alumnado estén a salvo. Es, por ello, que, de forma regular, estos ordenadores tienen que pasar controles exhaustivos de seguridad y tienen actualizaciones constantes.
Además, el profesor o la profesora puede supervisar y limitar las aplicaciones utilizadas por el alumnado e incluso las páginas que pueden visitar, previniendo así un uso inadecuado de estos dispositivos.

Fácil usabilidad: Es un ordenador fácil de manejar e intuitivo, por lo que puede ser utilizado por alumnos y alumnas de diferentes etapas educativas. Por otra parte, la rapidez en el inicio de sesión y en el acceso a distintas páginas, documentos y aplicaciones contribuye a que la dinámica de trabajo sea fluida y eficiente.
Además, la gran autonomía de la batería permite al alumnado trabajar durante toda la jornada laboral sin cables, de forma más cómoda y sin necesidad de tener un enchufe cerca.

Clases más dinámicas: Las múltiples aplicaciones a las que podemos acceder con los Chromebooks, nos ofrecen una gran cantidad de recursos educativos a los que el profesorado puede recurrir para hacer las clases más dinámicas, favorecer la motivación y atender a la diversidad de alumnado, ya sean estas clases presenciales, semipresenciales o a distancia.

Estos son algunos de los beneficios que podemos encontrar, de forma directa, con la incorporación de los Chomebooks en los centros educativos, pero es fundamental destacar que son muchas más las ventajas que nos pueden aportar de forma indirecta. Entre otros aspectos, el uso de estos dispositivos en el aula puede llegar a promover la investigación y a desarrollar el pensamiento crítico en el alumnado, aspectos fundamentales para la vida.

2+
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto