Señalética

Señalética, así se trabaja la rama más práctica del diseño gráfico

Número de visualizaciones
19/08/2020

A menudo, tenemos la idea de que la señalética es la acción de realizar y colocar señales que nos sirvan de guía en diferentes lugares públicos. Realmente, no estamos del todo equivocados al atribuirle esta cualidad, aunque esta también coincide con lo que entendemos por señalización.

Entonces ¿cuál es la diferencia entre la señalética y la señalización?

La primera y más importante distinción es que la señalización usa un código que debe estar homologado y normalizado, es decir, tiene un lenguaje universal, es el mismo independientemente del lugar donde se aplique, de manera que el entorno no influye en él.

Sin embargo, la señalética si se adapta al entorno en el que se aplica, debe responder y adaptarse a las necesidades del entorno en el que se va a utilizar. Ésta crea una imagen del entorno, reforzando la imagen de la misma, de manera que se establece un fuerte vínculo con el diseño gráfico, en el que la eficiencia y la estética adquieren un papel importante.

Ambas ayudan a los individuos a identificar los distintos servicios, accesos o cualquier tipo de información del entorno en el que se mueven.
Pero, lo que a nosotros nos interesa es la señalética, ya que está considerada como una de las ramas más importantes de la producción del diseño gráfico.

¿Qué es la señalética?

La señalética es una especialidad del diseño gráfico que funciona como guía, sintetizando las formas de comunicación creadas para facilitar y orientar.
Sin embargo, hay que tener en cuenta varios aspectos esenciales, como son las características necesarias que debe tener para cumplir su objetivo, o qué características debe tener su diseño para que funcione. Estas cuestiones son las que nos interesan para lograr un símbolo estético, divertido, creativo y único que, a la vez, se adapte al entorno para el que ha sido creado.


Además, la creación de símbolos supone un importante trabajo de síntesis, lo que requiere un proceso en el que se sintetizan formas, colores, palabras, conceptos e instrucciones; conformando una familia de símbolos, que crean o pertenecen a una marca o entidad.
Este tipo de señalética la podemos ver en cualquier tipo de corporación, como pueden ser museos, aeropuertos, restaurantes, etc.

El proceso creativo en la señalética

Parece un proceso de creación algo tedioso, pero no nos confundamos, la creación de señalética puede ser unos de los procesos más divertidos y creativos de la rama del diseño gráfico, en la que intervienen diferentes factores del diseño, tan importantes como son la forma, el color, el trazo, etc.

Hay que tener en cuenta que a través de unas líneas y un relleno, vamos a poder transmitir cualquier tipo de información, dirección o instrucción, para que el espectador pueda verla, entenderla y seguirla con facilidad a primer golpe de vista.

Como podemos observar en la imagen, la señalética, no es la creación de un solo símbolo, sino de varios, formando una familia, que refuerza la información del espacio o el entorno.

Este conjunto de símbolos están compuestos por un estilo y líneas concretas, que conforman un una unidad coherente.
Para poder llevar esto a cabo hay que tener en cuenta una serie de elementos, muy importantes en la creación de símbolos.

Por un lado, los pictogramas, signos que representan símbolos, figuras u objetos reales. La elección de estos dependerá de la semántica, lo sintáctico y lo pragmático, ya que su uso se basa en la abstracción, es decir, se hace una distinción entre lo que es necesario y lo que no lo es en el campo visual del espectador.

La importancia del diseñador

Por ello es muy importante la capacidad de síntesis del propio diseñador, así como su percepción de la realidad y del espacio. Así, se pretende crear una imagen esquemática exponiendo lo más esencial y característico para que el usuario capte la información de manera directa, generando una síntesis mental de la información y almacenándola.

Por otro lado hay que prestar atención, al código de color, o código cromático, ya que los colores sirven para diferenciar zonas, plantas de edificios, recorridos, etc. Incluso nos sirven de apoyo para crear una familia de símbolos. Además, el uso del color, sirve para integrar la señalética en el ambiente o espacio en el que se aplique, reforzando, además la marca o entidad a la que se le aplica.

Además, para que funcione la aplicación del color en la creación de un símbolo, hay que tener en cuenta que los contrastes sean correctos, que no se pierda la visibilidad del símbolo, que el tamaño de las figuras sea suficiente, que sea visible a cierta distancia, además de tener en cuenta los métodos de impresión que se van a utilizar y la importancia de la psicología del color, ya que es un punto importante para la asociación del color con la marca o la identidad a la que se le ha aplicado.

Como hemos podido ver, la señalética implica un proceso de profunda síntesis y estudio de los significados de objetos, ideas, figuras, etc.
Solo tienes que poner en práctica tu capacidad de síntesis y tu visión abstracta, para llevar a cabo esta rama del diseño gráfico.

Categorizado en: Diseño Gráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto