publicidad socialmente responsable

Publicidad Socialmente Responsable. También un trabajo del diseñador

Número de visualizaciones
25/10/2016

Una de las principales áreas dónde el diseñador gráfico desarrolla su labor es la publicidad. Se trata de una comunicación en la que el impacto visual se maximiza, debiendo buscar la consecución de una publicidad socialmente responsable.

Dicho esto, podemos definir la publicidad como una forma de comunicación que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio, insertar una nueva marca dentro del mercado, mejorar la imagen de una marca o reposicionar un producto en la mente de un consumidor.

Es por eso que la publicidad se plantea a partir de un estudio mercado, tomando en cuenta el análisis de un producto y de los consumidores, fijando un objetivo comercial, su posicionamiento en el mercado, la población a que se destina, la duración de la campaña y sus diferentes aplicaciones, así como el presupuesto del que se dispone. En este proceso de creación publicitaria se pueden describir tres fases generales:

  • Elección de la estrategia para marcar el terreno psicológico de las relaciones entre productos y consumidores sobre los que hay que actuar.
  • Generar el proceso comunicativo, capaz de conseguir el efecto psicológico a partir de la primera fase.
  • La construcción del producto publicitario a partir de imágenes, textos, música, vídeo etc.

La psicología y la retórica en este ámbito son dos elementos principales para la creación de un mensaje que se implante en la mente del consumidor y lo invite a consumir. Sin embargo es importante destacar que no se trata de un efecto inmediato, sino que con el bombardeo sistemático la audiencia muestra conductas producidas por la publicidad.

El rol del diseñador en la publicidad socialmente responsable

En la actualidad el diseño gráfico participa en innumerables campañas publicitarias  y prácticamente en su totalidad están orientadas al ámbito lucrativo, es decir, la mayoría de empresas o entidades buscan como único objetivo el beneficio económico sin contemplar la importancia de la publicidad socialmente responsable. En ese sentido es cierto que existen ciertas industrias que por su naturaleza deben ser cuidadosas en sus comunicaciones pero la responsabilidad compete a todas y no solo a unos pocos. Para esto es fundamental que se respeten los cuatro pilares básicos que sustentan la autoregulación de la industria publicitaria que son legalidad, veracidad, lealtad comercial y decencia.

Dentro de ese contexto, publicidad socialmente responsable debe ser incorporada desde el inicio ya que es una obligación ética para fortalecer la credibilidad de la publicidad en beneficio del consumidor y la propia industria. La publicidad por tanto proporciona la difusión más visible de una marca, por lo que debemos prestar especial cuidado a la hora diseñar una campaña publicitaria. Por ejemplo si ocultamos parte de información, estamos engañando y si nuestro objetivo es demasiado ambicioso o excesivo, seguramente pueda despertar desconfianza.

A continuación os muestro una serie de anuncios que aunque puedan ser impactantes por su mensaje pero no son un ejemplo a seguir:

Publicidad Desleal

Este primer ejemplo sobrepasa los límites de la comunicación y se solucionaría simplemente dejando visible la cara de la persona y como no cambiando el eslogan, ya que es claramente sexista. Con estos cambios el anuncio funcionará igualmente sin necesidad de ofender a nadie.

Anuncio_Sexista

Publicidad confusa

A menudo nos encontramos con este tipo de marquesinas publicitarias, comúnmente llamadas mupis, con publicidad que causa confusión claramente al receptor del mensaje. Tal y como podemos ver en el la imagen al comienzo según el mensaje todas las llamadas son a 0 céntimos el minuto. ¿Pero es cierto? la respuesta a es que no, si leemos la letra pequeña cosa que difícilmente podemos a no ser que nos paremos frente la marquesina comprobaremos que realmente este precio está sujeto a ciertas condiciones.

Publicidad Socialmente Responsable: ejemplos reales

En contraposición a estos ejemplos podemos ver otros anuncios publicitarios en los que se ha realizado un excelente trabajo y no solo por el diseño realizado sino también por los valores que se trasmiten en ellos. El siguiente ejemplo pertenece a la compañía Ogilvy de Pekín, dónde se pone de manifiesto el lugar que ocupan las nuevas tecnologías en nuestras vidas bajo el lema “Cuanto menos nos comunicamos, menos hablamos”.

anuncio_social

Otra campaña publicitaria de éxito es la que mostramos a continuación realizada por APAV, dónde los juguetes hacen lo que muchos niños están obligados a hacer: trabajar. El mensaje es claro la infancia termina cuando empieza el trabajo.

anuncio_social_juguetes

En definitiva nuestra principal labor como diseñadores gráficos o publicistas es mostrar productos de calidad, atractivos y respetuosos con el consumidor y los valores sociales. En otras palabras debemos conocer los límites de la comunicación visual y esta en nuestras manos una gran responsabilidad, la de ser críticos con nuestro trabajo y ofrecer propuestas gráficas que no vulneren la ética.

0
Categorizado en: Diseño Gráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto