Experiencia de usuario en aplicaciones móviles

Experiencia de usuario en aplicaciones móviles: diseña para y por tu target

15/11/2021
Número de visualizaciones

¿Sabías que casi el 40% de las personas abandonan un sitio web o se desinstala una app si el contenido o el diseño no son atractivos? 

En un mundo en el que cada vez es más habitual acceder a Internet a través de un móvil, una tablet e incluso un smartwatch es de vital importancia prestar atención a los detalles y estructurar nuestras webs y apps de forma clara, para que el usuario pueda encontrar fácilmente lo que está buscando y pueda navegar sin problemas. 

Es por eso que el concepto Mobile First cobra fuerza y tenemos que enfocar nuestros esfuerzos en crear experiencias más intuitivas. Si se hace mal, los visitantes se pueden sentir frustrados y confundidos, lo que garantizará que abandonen y las empresas pueden ver sus efectos negativos. Es por eso que te queremos dar unos tips para mejorar el diseño UX (user experience) de tu sitio web o app.

1. Comprende. Investiga antes de diseñar

¿Realmente sabes lo que el usuario quiere ver en esa interfaz? El usuario final quiere ver lo que realmente le interesa, si le ofrecemos una cantidad de información aleatoria y sin interés para ellos, posiblemente podemos provocar que abandone nuestra web y busque otra que le muestre eso que está buscando. 

Imagina que vas a diseñar una app de reparto de comida

¿Sabes cómo se siente un usuario que descarga un app para pedir su cena? Con hambre. No lo entretengas rellenando datos, muéstrale productos y tipos de comida que puede elegir. Engánchalo para que no cambie de app y cuando tenga elegida la comida, le pides los datos. 

Haz entrevistas de usuario a un grupo de entre 5-8 personas para saber qué es lo que buscan cuando descargan una app de reparto de comida y cuáles son sus necesidades. Es importante que este grupo sea del rango de edad de tu público objetivo. Verás como después de entrevistarlos, encuentras claves que van a mejorar la experiencia de usuario. 

2. Definir. Organiza la investigación y toma decisiones

Antes de diseñar nada es importante tener claro cuál va a ser nuestro público objetivo, cómo se siente un usuario cuando se descarga nuestra app o cómo nos imaginamos que sería el flujo de nuestro usuario en cuanto a la navegación.

Existen diferentes prácticas que pueden ayudarnos en este proceso de definición:

  • User persona: son planteamientos de personas ficticias que nos van a ayudar a imaginarnos mejor cómo sería un posible usuario de nuestra plataforma. 

En este planteamiento mostraremos una biografía breve de cada persona, las motivaciones que puede tener el usuario a la hora de instalarse nuestra app, las frustraciones que puede encontrarse o por ejemplo, su nivel de habilidad con las tecnologías.

usuario tipo

cada persona, las motivaciones que puede tener el usuario a la hora de instalarse nuestra app, las frustraciones que puede encontrarse o por ejemplo, su nivel de habilidad con las tecnologías.

Mapa de empatía: es un recurso parecido al User Persona, pero nos permitirá segmentar en diferentes aspectos a nuestro cliente “ideal”: cómo piensa, cómo habla, qué hace, cómo se siente. Esta práctica nos servirá para dar un paso más y entender un poco mejor a nuestro cliente objetivo.

mapa de empatía del usuario

  • Flowchart: un flowchart o mapa de flujo nos permitirá comprender cuál va a ser el flujo del usuario dentro de nuestra app, reduciéndolo a la mínima expresión de acciones para poder entender en pocos pasos cómo va a entrar el usuario a nuestra app y cuáles son las preguntas y decisiones que va a tomar para llegar al final.

He seleccionado este ejemplo de flowchart porque me parece muy intuitivo y permite entender cuál sería la función real de plantear estos flujos:

itinerario del usuario

Hay muchas prácticas que se pueden realizar en esta parte de UX research, aunque en lo personal estas tres me parecen imprescindibles para abarcar cualquier proyecto.

Puedes diseñarlas desde cuál herramienta con la que te sientes a gusto, pero existen algunas plataformas gratuitas que te ofrecen recursos y plantillas, como por ejemplo Miro o Whimsical.

3. Idea. ¡Papel y lápiz!

Tras realizar la investigación del usuario tendremos claro cuáles son sus necesidades y entenderemos mejor qué puede diferenciarnos de nuestros competidores para comenzar a construir nuestro producto digital.

Es hora de coger papel y lápiz y plasmar ideas rápidas, en este momento del UX no hay errores. ¡No tengas miedo por ser demasiado innovador!

4. Prototipa. Pon atención únicamente a la usabilidad

Empieza la acción, comenzamos a diseñar nuestro producto en nuestro ordenador. Existen diversas herramientas que puedes utilizar para prototipar tus primeros wireframes, donde planteemos la estructura principal y definiremos la navegación del usuario y mejoraremos su UX: Adobe XD, Figma, Sketch, UXPin, etc

Recuerda que es importante diseñar interfaces limpias y con una estructura clara, que no distraiga al usuario de su objetivo principal. Haz un uso correcto de los espacios en blancos, ya que con estos y junto a una combinación de colores inteligente que facilite la navegación, tu app marcará la diferencia.

Estos primeros wireframes deberían carecer de color y trabajar los diseños únicamente con tonos grises. Trabajar de manera monocromática nos permitirá prestar atención únicamente a la usabilidad y experiencia de usuario, pudiendo diseñar diferentes versiones sin perder demasiado tiempo en cosas que no tienen tanta importancia en estas primeras fases del diseño y por lo tanto abaratamos costos.

diseño de wireframe

5. Valida. ¡Es el momento de ver si el diseño funciona!

Una vez diseñados los primeros wireframes sería conveniente hacer una prueba o test de usabilidad con usuarios reales, que puedan probar tu app y así poder concluir si realmente nuestros diseños se adaptan a los requerimientos de los usuarios o si por el contrario tendremos que realizar cambios.

Los objetivos de esta prueba son observar y analizar el comportamiento e interactividad media de los usuarios que visitan nuestro sitio y asegurar una experiencia de usuario positiva.

Reúne un grupo de unas cinco personas y proponles retos mientras utilizan el prototipo que has preparado con los wireframes: “Haz un pedido en un restaurante de comida china”, “Créate un perfil como Negocio”, “Añade tu dirección y un método de pago”, etc.

Pon atención en esta fase, será determinante para saber si tus diseños van por el buen camino. Recuerda que lo importante en esta prueba es sacar defectos a tus diseños.

Si quieres saber más, te dejamos este artículo.

¡Enhorabuena! tus usuarios están teniendo una experiencia de 10 en tu app

Tras haber validado tus diseños con el test de usabilidad habrás pasado a preparar los mockups finales, es decir, a diseñar toda la parte de UI (User Interface).

Habrás publicado tu app y tus usuarios estarán comenzando a mandarte feedback de cómo está siendo su experiencia.

¡No te duermas en los laureles! siempre hay mejoras por hacer y posiblemente recibirás comentarios de usuarios a menudo en los que no terminan de comprender algo dentro de tu app. Es normal, y ese feedback es de agradecer.

El UX de tu app está en constante evolución, por eso es necesario que continúes realizando entrevistas de usuarios y tests de usabilidad con regularidad.

0
Categorizado en: Diseño Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto