tupper de comida sana para niños

Comida sana para niños: Un tupper en la mochila

Número de visualizaciones
19/09/2012

¿Comida sana para niños con un ritma de vida frenético? Es posible.

El ritmo de vida actual impide que muchos niños puedan comer en casa por lo que los padres deben plantearse alternativas sin olvidar las bases de una alimentación saludable.
Ahora que empieza el curso escolar, muchos padres seguro que se han planteado dejar a los niños en el comedor del colegio por motivos laborales. Esta opción es ideal para familias con incompatibilidades de horarios, pero ¿se lo puede permitir todo el mundo?

Hace poco, salió una noticia sobre esta problemática y es que muchos colegios están permitiendo a los niños traer Tuppers de su casa con la comida. Hay expertos en nutrición y salud que defienden este hecho, pero otros tantos, sobre todo los responsables de los comedores, que aseguran que traer la comida de casa favorece el desarrollo de obesidad infantil. ¿Será porque de esta manera no hacen negocio o es frecuente caer en la comodidad que supone el bocadillo diario?

La opinión de un nutricionista

Bien, como nutricionista puedo decir que todo depende del tipo y la cantidad de comida que pongamos. Si los padres son capaces de planear un menú equilibrado, que su hijo/a haga la comida de mediodía de esta forma es una opción saludable y muy económica, pero hay que tener en cuenta algunas pautas. Lo primero es enterarnos de qué medios de calentamiento y/o refrigeración dispone el colegio y adaptar los menús a la forma de conservarse.

La base de la comida sana para niños: respetar la pirámide nutricional

Siguiendo la pirámide nutricional de la SENC, la base deben ser los cereales y legumbres por lo que la opción de pasta, arroz o patatas cocinadas sin mucha grasa acompañada de carne y alguna verdura constituye un plato “diez”. De postre siempre elegiremos fruta y dejaremos los lácteos y pescado para la noche ya que estos alimentos son más perecederos y pueden ocasionar intoxicaciones si no están en refrigeración. Para ayudar al niño a aceptar estos alimentos, los padres pueden por ejemplo, involucrarle en la preparación de los mismos encargándole operaciones sencillas y yendo juntos a la compra.

La solución ideal

¿Lo ideal? Pues que el colegio disponga de frigorífico y microondas para ampliar el abanico de posibilidades y reducir el quebradero de cabeza para los padres que supone el ¿qué hago hoy para comer?

0
Categorizado en: Dietética y Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto