Trismus dental

¿Qué es el trismus dental?

Número de visualizaciones
24/03/2020

El trismus dental hace referencia a la reducción de la apertura de la boca causada ​​por el espasmo de los músculos de la masticación. No obstante también puede referirse  a cualquier forma de limitación o dificultad para la apertura de la boca.

Aunque el rango normal de apertura de la boca varía en cada persona, se estima que la apertura normal oscila entre 40-60mm. Teniendo esto en cuenta, se considera que existe  trismus dental cuando la apertura de la boca es de 35mm o inferior.

Esta dolencia conlleva importantes repercusiones en la salud y las actividades de la vida diaria al estar asociada a distintas alteraciones. Algunas de las más significativas son el dolor, la dificultad para la deglución, el habla y la higiene oral, la desnutrición, la deshidratación y el aislamiento social, lo cual se traduce en una menor calidad de vida.

Causas del trismus dental

Las principales causas por las que tiene lugar el trismus dental son las siguientes:

  • Traumatismos: como consecuencia de un golpe que haya afectado a los músculos masticatorios.
  • Inflamación de los músculos masticatorios: los principales músculos que se encargan de la masticación son el masetero, temporal, pterigoideo medial y pterigoideo lateral.
  • Procedimientos quirúrgicos en zonas adyacentes: cirugías realizadas en la cara, el cuello o la mandíbula.
  • Procesos infecciosos: uno de los más destacables es el tétanos, puesto que provoca contracciones súbitas de los músculos faciales.
  • Tumores cercanos a la articulación temporomandibular.
  • Causas iatrogénicas: debido a una mala praxis.
  • Bruxismo: patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula acarreando diversos problemas como el desgaste dental, dolor muscular y cefaleas.

Síntomas

Los síntomas de la alteración de la movilidad de la articulación mandibular son variados y en ocasiones se presentan de forma gradual:

  • Dificultad para abrir la boca con normalidad.
  • Dolor, hinchazón y rigidez mandibular.
  • Problemas para la deglución.
  • Dificultad para llevar a cabo las rutinas de higiene oral.
  • Dificultad para hablar.

El síntoma más común es la dificultad o imposibilidad de masticar y tragar los alimentos. Otros síntomas que pueden aparecer son las cefaleas, la desviación de la mandíbula hacia el lado afectado y la dificultad para respirar.

Tratamiento

El tratamiento del trismus dental dependerá de la causa que lo originó. Por tanto, resulta fundamental acudir a un especialista para establecer el diagnóstico.

En la mayoría de los casos será necesario llevar a cabo una serie de ejercicios que bajo la supervisión de un odontólogo, tienen como objetivo la consecución de manera gradual de una mayor apertura bucal.

Cuando el trismus dental sea más severo o no responda adecuadamente a los ejercicios, el especialista puede recomendar la ingesta de analgésicos, relajantes musculares o antiinflamatorios que alivien las molestias y permitan realizar los ejercicios.

Además, la fisioterapia también puede contribuir en gran medida a restaurar el movimiento natural de la mandíbula y aliviar el dolor.

En aquellos casos en los que el trismus dental está ocasionado por un proceso infeccioso, la fisioterapia no tiene ningún efecto sobre su mejoría. En estos casos el especialista recomendará tratamientos antibióticos y puede resultar necesario el drenaje del foco infeccioso.

¿Cuál es la duración del trismus dental?

La duración del trismus dental al igual que el tratamiento dependerá fundamentalmente de la causa que lo originó. 

Aquellos casos en los que la dolencia se produjera por una apertura bucal prolongada (cirugía, tratamiento odontológico, etc) remitirán con mayor rapidez que aquellos originados por procesos más complejos. Este es el caso de tumores, traumatismos y procesos infecciosos, entre otros.

Por esta razón es fundamental acudir al especialista cuando aparecen los primeros síntomas. De este modo se facilitará el correcto establecimiento del diagnóstico, lo cual permitirá que se instaure el tratamiento más adecuado de forma precoz.

0
Categorizado en: Salud

2 Comentarios

  1. Carla Villarreal F. dice:

    Gracias por el articulo, desconocía este tipo de dolencia; considerando que presento el problema de bruxismo, es importante saber que el trismus dental puede ser una consecuencia del mismo.

    0
    • Mónica Benavente Mónica Benavente dice:

      Buenos días Carla,

      me alegra saber que el artículo le ha resultado interesante. Muchas gracias por visitar nuestra revista online.

      Un saludo

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto