alergia e intolerancia

¿Sabes la diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria?

13/05/2014
Número de visualizaciones

Pese a que se trata de dos conceptos totalmente distintos, en la conciencia popular tienden a usarse indiscriminadamente como si fueran sinónimos, y lo cierto es que no lo son. Porque aunque compartan algunos de los síntomas en sus cuadros clínicos, alergia e intolerancia alimentaria son cosas totalmente distintas, con mecanismos de actuación diferentes. Y es precisamente el conocimiento de esas diferencias lo que nos puede ayudar a salvar vidas.

Alergia Vs Intolerancia

La principal diferencia entre alergia e intolerancia es que en la primera aparece una reacción inflamatoria mediada por el sistema inmune y en la segunda no. Mientras que una alergia alimentaria desencadena una respuesta inmunológica al entrar en contacto con un determinado alimento, una intolerancia aparece normalmente porque existe déficit de alguna enzima que provoca problemas en la digestión y asimilación de una determinada sustancia presente en los alimentos consumidos, sin originar cuadros de tipo inflamatorio.

En la alergia alimentaria, el organismo del sujeto susceptible, reconoce un alimento o un componente del mismo como “extraño” y reacciona contra él produciendo anticuerpos inmunoglobulinas E (IgE), que viajan hasta las células liberando sustancias químicas que desencadenan una reacción alérgica. Aparece entonces la sintomatología típica (urticaria, picazón, inflamaciones en la piel, vómitos, diarreas, ahogos, sibilancias, problemas respiratorios, hipotensión), que suele ocurrir de manera inmediata. Incluso con pequeñas cantidades de alimento, la persona es capaz de sufrir estos síntomas, pudiendo ser desde leves a muy graves y potencialmente mortales en cuestión de minutos, si la reacción alérgica es fuerte. Esto es lo que se conoce como anafilaxia.

En la intolerancia alimentaria, se desencadenan una serie de síntomas digestivos (dolor abdominal, vómitos, diarreas, flatulencias…etc.), que aparecen como consecuencia de un defecto enzimático que  dificulta la asimilación de un determinado componente, o debido a que la persona es sensible a determinados aditivos alimentarios o reactivos químicos presentes en los alimentos. Un ejemplo muy frecuente de intolerancia alimentaria es la intolerancia a la lactosa, donde el individuo tiene niveles reducidos de la enzima encargada de la degradación de la lactosa. Esto provoca que cada vez que se consuma leche, el individuo experimente molestias digestivas y flatulencias que pueden ser desagradables.

Los síntomas de la intolerancia, a diferencia de la alergia, no son inmediatos, y la persona puede tomar pequeñas cantidades de ese alimento sin manifestar problema alguno. Además, raramente son mortales, siendo únicamente molestas y en algunos casos, hasta transitorias.

¿Cómo actuar ante una alergia y una intolerancia alimentaria?

Las intolerancias alimentarias no producen reacciones que impliquen una atención médica inmediata, ya que como hemos comentado anteriormente la sintomatología aparece de forma progresiva y mantenida en el tiempo. Al observar estos signos, será necesario que el paciente acuda al médico para confirmar la sospecha de intolerancia e identificar el alimento que la provoca.

En el caso de las alergias alimentarias, – donde con una exposición mínima con el alérgeno se desencadena una reacción inflamatoria-  el tratamiento de elección variará en función de la gravedad de la sintomatología, indicándose fármacos antihistamínicos o corticoides en el caso de reacciones inflamatorias de la piel o el sistema digestivo, broncodilatadores para paliar la sintomatología asociada al aparato respiratorio, o adrenalina autoinyectable para cuadros severos que comprometan la vida del paciente.

Es importante recordar que tras la administración de los fármacos, ha de derivarse de manera inmediata el paciente hasta el centro sanitario más próximo.

Para más información lecturas recomendadas:

“Alergias alimentarias: cuando el alimento se convierte en veneno”

0
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto