cosas a tener en cuenta antes de hacer un tatuaje

Tatuaje y Piercing: 5 aspectos a tener en cuenta para no arrepentirte nunca de tu dibujo

Número de visualizaciones

POR

Julia Pérez Amigo
EDUCACIÓN:
  • Máster en Estudios de las Mujeres y de Género. Universidad de Granada/ Bologna, Italia
  • Licenciada en Antropología Social y Cultural. Universidad de Granada
  • Diplomada en Enfermería. Universidad de Granada/Firenze, Italia
  • Educadora Sexual y de Género. Instituto de Sexología Al-Ándalus. Granada.
EXPERIENCIA:
  • Profesora en Departamento Sociosanitario y Dpto Sociocomunitario en INESEM Business School
  • Educadora Sexual y de Género con mujeres adultas y adolescentes y Educadora para la Salud Sexual y la Igualdad en colegio público en Kampala, Uganda
  • Aplicadora de técnicas de piercing en diversos estudios de tatuaje.
ESCRIBE SOBRE:Salud · Sanidad · Terapias Alternativas · Mujeres · Igualdad de género · Educación Sexual
Enfermera, antropóloga, educadora sexual y de género y piercer profesional. Con amplia experiencia como docente de personas adultas. Actualmente cursando un máster de investigación en teorías de género y estudios de mujeres en la Universidad de Granada. Profesora en el departamento Sociosanitario en INESEM.

Los tatuajes grandes o pequeños que sean y los piercings han llegado para quedarse. El aumento del número de locales dedicados a este sector es incuestionable. Basta darse un paseo por cualquier ciudad española para comprobar que cada vez surgen más negocios dedicados al tatuaje y el anillado corporal.

Aspectos a tener en cuenta antes de hacerse un tatuaje

1. Legislación

Las lagunas legales y la falta de unificación en los criterios sanitarios que la práctica de ambas actividades requiere son patentes. En España son las Comunidades Autónomas las encargadas de regular este sector, y las diferencias entre criterios son enormes.
Los profesionales del sector desde asociaciones como la Unión Nacional de Tatuadores y Anilladores Profesionales (UNTAP) o la Asociación de Distribuidores Nacional de Tatuaje y Piercing (ADNTP) han pedido en diversas ocasiones (siguen trabajando en ello) una norma que regule ambas prácticas a nivel nacional con requisitos comunes para todo el país.

2. Menores de edad

En España es necesaria la autorización de padre, madre o tutor/a para que un menor de edad pueda realizarse un tatuaje. En el caso del piercing, existen lugares donde determinados anillados se pueden realizar sin necesidad de autorización una vez cumplidos los 16 años.
En este terreno, es de vital importancia que, aun existiendo autorización, se informe tanto a la persona menor de edad como al padre o la madre de la responsabilidad que conlleva tatuarse o hacerse un piercing. El consentimiento informado es un requisito mínimo que establece una especie de contrato entre el aplicador de técnicas de piercing o el tatuador y el cliente.

3. Sentido común

Si bien las Consejerías de Salud de las diversas comunidades autónomas realizan controles periódicos para comprobar que los establecimientos cumplen con la legislación vigente, proliferan los pisos o locales regentados por tatuadores, y tatuadoras que no poseen los conocimientos necesarios, ni a nivel sanitario ni a nivel artístico.
Considero imprescindible en este sentido que sea la propia persona la que, guiada por el sentido común, investigue un poco antes de decidir acudir a determinado lugar.

4. Nuevos usos y discursos

tatuajeEl tatuaje y el piercing cada vez se encuentran más imbricados en la sociedad. Nos encontramos en un momento de transición, como el que ya se ha vivido en otros países europeos donde una persona empleada en la banca puede atenderte con ambas manos tatuadas.
No dejan de alzarse voces desde dentro del propio sector que, organizándose, desean defender sus derechos e ir fomentando la construcción de un cuerpo legislativo, artístico y de personas que consiga reflejar la riqueza y el valor de estas prácticas.
Noticias como las del tatuaje terapeútico de pezones en casos de mastectomía por cáncer de mama pueden influir en que la percepción social del tatuaje vaya evolucionando. El estigma es cada vez menor, y aunque estamos en el principio de este camino, es imprescindible que sean los y las profesionales del propio sector los que hablen, debatan, exijan y compartan.

5. Criterios no solo sanitarios, si no también artísticos


Si bien tanto el tatuaje como el piercing necesitan regulación a nivel higinénico-sanitario, sería insuficiente este criterio para considerar que un establecimiento cumple con todos los requisitos necesarios para abrir al público. Es indispensable que las/os profesionales, sobre todo del tattoo, tengan conocimientos técnicos pero también artísticos.
Las convenciones de tatuaje, los seminarios impartidos por profesionales con años de experiencia o los intercambios de profesionales entre estudios pueden ser herramientas para fomentar y promover el plano artístico del tattoo o el piercing en nuestro país.

Para terminar…

Quiero acabar este post con una reflexión surgida tras la lectura de un artículo publicado en un diario digital en el que un especialista en Sanidad Ambiental vierte opiniones poco fundamentas acerca del sector que nos ocupa.
Considero condición primaria e imprescindible que sean los profesionales del tattoo y del piercing los que hablen por y para estas prácticas, puesto que el desconocimiento por parte de sectores como el médico o el legal se debe a que probablemente no pertenecen a este campo. Implicar a los y las profesionales del tattoo y del piercing en los debates políticos o legislativos es el primer paso para lograr una regulación realista y útil en España y en muchos otros países.

1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto