Características de los medicamentos genéricos

Qué son los medicamentos genéricos y en qué se diferencian de los originales

Número de visualizaciones
25/01/2019

Cuando acudimos a una consulta médica o pedimos en la Farmacia un remedio para cualquier dolencia, nos puede surgir la duda de qué tipo de fármaco es el más adecuado. Si deberíamos optar por medicamentos genéricos o por aquellos que son originales. Muchas veces, no dan razones exactas para decidir entre una de estas elecciones. ¿Quieres saber cuáles son sus características que los distinguen?

En este artículo desarrollamos las principales diferencias y semejanzas que existen entre medicamentos genéricos y originales. Aquellas características que nos permitirán distinguirlos y el significado de las siglas EFG, que se incluyen en los mismos. Por último, explicaremos brevemente en qué situación se encuentran los fármacos genéricos a nivel nacional, así como su regulación.

Cómo identificar un medicamento genérico y cuáles son sus características

Los medicamentos genéricos son aquellos fármacos que contienen un principio activo y que es de dominio público. Esto puede ser porque la patente ha caducado o porque ha sido autorizado por el Ministerio de Salud. Se pueden identificar porque se comercializan con la denominación del mismo principio medicinal e incluyen las siglas EFG.

En la caja de cartón que tradicionalmente envuelve el medicamento, aparecerá el nombre del principio activo del fármaco. Además, las siglas EFG: “Equivalente Farmacéutico Genérico” demostrará que se trata de un medicamento genérico. También garantiza que el fármaco ha sido aprobado por el Ministerio de Sanidad, cumpliendo con los estándares de calidad.

Según la definición que establece la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, los medicamentos genéricos se definen de la siguiente forma:

“todo medicamento que tenga la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica, y cuya bioequivalencia con el medicamento de referencia haya sido demostrada por estudios adecuados de biodisponibilidad”

En resumen, la percepción de los consumidores sobre estos medicamentos es que son de menor calidad y efectividad. La realidad es que estos fármacos, después de un estudio minucioso, presentan las mismas características farmacodinámicas, farmacocinéticas y terapéuticas. O lo que es lo mismo, tienen un efecto idéntico sobre el cuerpo humano y éste presenta una respuesta igual al de los medicamentos originales.

Si los medicamentos de referencia y los genéricos tienen el mismo efecto, ¿por qué existen medicamentos originales?

La investigación y el tiempo dedicado al estudio y desarrollo de un nuevo medicamento, un principio activo innovador, es realmente costoso. Para compensar la inversión inicial, los medicamentos que empiezan a comercializarse se benefician de una patente durante un tiempo determinado. Se venden bajo una denominación comercial. Esta marca prohibirá el empleo de esa sustancia medicinal en otro compuesto.

En otras ocasiones, cuando el medicamento original ya compite directamente con el genérico, las industrias farmacéuticas utilizan el marketing para incrementar su cuota del mercado. Siempre y cuando se tengan en cuenta las regulaciones y la ética, tan importante en la comercialización de este tipo de productos.

En este contexto, el medicamento genérico tiene menores posibilidades en cuanto a estrategias de marketing. A diferencia de los originales, estos presentan un precio regulado desde la Administración y, evidentemente, cuentan con un menor presupuesto destinado a las técnicas comerciales.

Los medicamentos genéricos tienen menos oportunidades para desarrollar estrategias de marketing

Muchas veces, la elección del medicamento no dependerá del cliente y directamente será decidido por el farmacéutico. En la mayoría de las ocasiones, el dependiente ofrecerá los medicamentos genéricos. Pero en otras, bien influenciado por estrategias de marketing u otras razones concretas, optará por el fármaco de referencia.

Farmacovigilancia, instituciones y regulación de los EFC

Una vez definidos ambos conceptos, la siguiente cuestión es cómo se regula el consumo y la venta de estos medicamentos genéricos. Existen una serie de organizaciones y asociaciones que se encargan de confeccionar la normativa en relación con estos medicamentos. Principalmente son:

  • Asociación Española de Medicamentos Genéricos. Se encarga de dar a conocer este tipo de medicamentos. También impulsa su consumo frente a los originales y representa a todos sus asociados. Esta asociación agrupa a las compañías fabricantes, laboratorios farmacéuticos y desarrollo tecnológico en el ámbito de los genéricos.
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Es un organismo vinculado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Se encarga de garantizar la seguridad de los fármacos y contribuye a la farmacovigilancia en el territorio nacional, entre otras funciones. En esta misma Agencia se pueden consultar los medicamentos que están oficialmente aprobados en España. Para ello, pone a disposición del público la ficha técnica de todos los fármacos.

La venta de fármacos genéricos en España se ha incrementado sustancialmente desde el inicio de la crisis. A pesar de ello sus ventas no alcanzan las cifras a nivel europeo, donde la cuota de mercado se sitúa en el 65% en unidades. A nivel nacional, esta cifra desciende hasta el 40% y hasta el 21% si hablamos de cuota en valores. No obstante, las expectativas de futuro es que las ventas se incrementen y crezcan por encima de las ventas de los medicamentos de marca.

El amplio mercado laboral que ofrecen los fármacos genéricos y su función social

Es indudable que los medicamentos genéricos cumplen una función muy importante en la sociedad. No sólo contribuyen a la salud de las personas. Gracias a la regulación de sus precios y al ahorro en costes de investigación, los fármacos son accesibles a todos los públicos con un nivel adquisitivo medio-bajo. Esta reducción de precios supone un ahorro entre el 40% y el 60% con respecto al coste del medicamento de marca.

Además, la comercialización de un medicamento genérico garantiza la efectividad de la sustancia medicinal. Esto es debido a que ese principio activo lleva como mínimo 10 años en el mercado (duración mínima de una patente).

Dentro  del sector farmacéutico, el desarrollo de nuevos medicamentos desempeña un papel muy importante además de cumplir con un fin social. Por otro lado, la generación de fármacos genéricos los hace más accesibles y garantizan su eficacia. Desde su fabricación hasta su puesta en venta, existen numerosas oportunidades laborales, con las que podrás atender un mercado en expansión.

0
Categorizado en: Salud

1 Comentario

  1. jose hernandez dice:

    Buenas Noches , que bueno que se dediquen a orientar a la población que desconocen cosas tan importante en el Mundo de la Salud Y la Medicina.

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto