esguince cervical: síntomas

Esguince cervical: síntomas

Número de visualizaciones

POR

Marta Cantero
Diplomada en enfermería por la Universidad de Granada. Profesora titular del departamento Sociosanitario de INESEM en áreas de la sanidad, primeros Auxilios y atención a la dependencia. Experiencia profesional prestando servicios de apoyo y cuidados especializados.

El cuello se define como la parte móvil de unión entre cráneo, tronco y extremidades.

Debemos prestar especial atención a las lesiones sufridas en esta zona, pues a excepción de la médula espinal, contenida dentro del canal cervical, el resto de estructuras de carácter óseo, no se encuentran protegidas por el mismo.

Distensiones, latigazos, sobrecargas musculares, tortícolis, osteitis deforme, cervicalgias e incluso esguinces cervicales son algunas de las muchas lesiones que puede un paciente experimentar en el cuello tras un accidente automovilístico, la práctica de algún deporte en concreto e incluso la adquisición de alguna mala postura corporal o mal movimiento.

Hoy quiero hablarles especialmente del esguince cervical o como seguramente les resulte más conocido, el “latigazo cervical” ocasionado especialmente en accidentes de tráfico.

Esguince cervical, qué es

Es un tipo de lesión, producido por el movimiento tanto de hiperextensión o hiperflexión de la cabeza tras un fuerte impacto; es decir, la cabeza realiza un brusco movimiento bien hacia atrás o bien hacia delante.

La vértebra que especialmente suele sufrir más daño en este tipo de lesiones es la C5, puesto que es la más móvil de todas.

Esguince cervical, síntomas

Hormigueo en manos o brazos, mareos, vértigos, dolor de cabeza, pesadez en los brazos y hombros, migraña e incluso pesadez o rigidez en el cuello son todos o casi todos los síntomas que se pueden apreciar; No obstante, no todos aquellos pacientes que son diagnosticados de esguince cervical sufrirán los mismos síntomas puesto que en función del grado que posea esguince, la evaluación y diagnóstico será favorable o desfavorable.

Grados de esguince cervical

Según la escala de QUÉBEC TASK FORCE, los esguinces cervicales suelen clasificarse en cuatro grados:

  1. No hay presencia de sintomatología: Presencia de sintomatología pero no físicos.
  2. Presencia de sintomatología cervical bien con movilidad cervical normal o bien con la movilidad restringida.
  3. Sintomatología cervical y signos neurológicos.
  4. Sintomatología cervical y fractura o luxación cervical.

Esguince cervical, los diferentes tratamientos

En cuanto al tratamiento que un médico especialista le aconsejará y le prescribirá será:

  • Administración de analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares.
  • Reposo relativo.
  • Rehabilitación y ejercicios terapúticos.
  • Aplicación de calor seco durante 15 ó 20 minutos en la zona afectada.
  • Guardar una buena higiene postural para la columna.

¿Durará mucho la sintomatología o habrá alguna recidiva e temporal?

Poco a poco se irá sintiendo mejor, siempre y cuando cumpla con lo que su especialista le aconseje.

Tome su tratamiento, sométase a las sesiones de rehabilitación que le prescriban y en el caso de sentir de nuevo alguna molestia o recaída, no dude en comunicarlo.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto