antibioticos monodosis

Antibióticos monodosis: ¡por fin de venta en farmacias!

10/06/2013
Número de visualizaciones

No es la primera vez que hablamos de antibióticos en nuestra Revista Digital, en no pocas ocasiones hemos hecho especial hincapié en el problema de salud pública que suponen los fenómenos de resistencia bacteriana frente a este grupo terapéutico,  y es que no en vano nos encontramos en riesgo de agotar el recurso más preciado para combatir gran parte de las enfermedades infecciosas. El mal uso generalizado de estos medicamentos es la principal causa de esta situación, por eso la búsqueda de medidas que minimicen esta tendencia se encuentra entre los objetivos que persiguen las distintas políticas sanitarias. En España en concreto, una de estas medidas es la adoptada recientemente por el Ministerio de Sanidad y Consumo que tendrá el pistoletazo de salida en este próximo mes de julio. Se trata nada más y nada menos que de la llegada a nuestras farmacias de los nuevos formatos de antibióticos monodosis.

¿Antibióticos mono qué?

Sí, sí, monodosis, es decir, envases que contendrán únicamente las pastillas que sean necesarias para cumplir con el tratamiento que nos hayan prescrito, ni una más ni una menos. De esta manera se pretenden evitar los principales errores en el consumo de estos medicamentos: incumplimiento de la duración del tratamiento,  automedicación irresponsable y sin receta médica, así como los problemas derivados de la acumulación de envases con antibióticos sin consumir en nuestros botiquines y de las ingentes cantidades de los mismos depositados en los distintos puntos SIGRE, que en nuestro país se cuantifican en 45 millones y en 3.700 toneladas al año respectivamente.

 Y es que esta medida que se materializará en nuestras farmacias en tan sólo unas semanas se presenta como una estrategia eficaz para minimizar ese despilfarro,  además de consolidarse como el medio más idóneo para  garantizar que los pacientes cumplan de manera adecuada las prescripciones médicas.  Con este nuevo formato los pacientes sabrán que las pastillas que vengan en el envase serán las necesarias para curar su problema de salud; de manera que se evitarán los casos en los que los pacientes por sentirse bien dejan de seguir el tratamiento,  así como la posibilidad de que en próximas ocasiones en las que contraigan la enfermedad hagan uso de los antibióticos que les sobraron sin consultar antes con el médico o con el farmacéutico.

Desde luego, una iniciativa interesante que augura cambios prometedores en nuestra lucha por un uso racional de los antibióticos. ¿Seremos capaces de conseguirlo?

0
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto