consejos sobre como vestir en una entrevista de trabajo

Principios básicos para vestir con seguridad y confianza en una entrevista de trabajo

01/09/2017
Número de visualizaciones

Una de las cuestiones que más inseguridad nos provoca a la hora de enfrentarnos a la búsqueda de un empleo, es cómo vestir en una entrevista de trabajo. En numerosas ocasiones encontramos webs con consejos sobre qué atuendo debemos llevar, en los que se hace caso omiso a los principios básicos que tenemos que tener en cuenta para que nuestra vestimenta nos ayude a que la entrevista sea exitosa.

¿Cómo vestir en una entrevista de trabajo? Principios básicos

Higiene corporal y vestimenta cuidada

En primer lugar, la base a tener en cuenta para escoger cómo vestir en una entrevista de trabajo ha de ser tener un aspecto limpio y cuidado. Si vestimos con traje pero nuestro pelo o nuestras uñas están sucias, daremos una imagen muy perjudicial que podría dejarnos sin opciones para conseguir el puesto. Por tanto, será imprescindible presentarnos aseados, utilizando un perfume suave, y estar seguros de que nuestra ropa está limpia y en buen estado.

Comodidad para tu seguridad

Otro de los puntos básicos a la hora de escoger cómo vamos a vestir en una entrevista de trabajo es la comodidad. Llevar un pantalón que nos molesta o un traje que nos provoca demasiado calor podría hacernos sentir incómodos a lo largo de la entrevista, generándonos inseguridad y desconcentrándonos. Para ello, es recomendable que probemos previamente la ropa que vamos a llevar, evitando estrenar prendas nuevas que puedan resultarnos molestas.

Adáptate pero sin perder la identidad

Para determinar la ropa que debemos utilizar, debemos seguir siempre este principio. Tenemos que intentar adaptarnos a la imagen de otros empleados, pero sin perder nuestra propia identidad. Para ello, podremos buscar los perfiles de la empresa en redes sociales, o incluso de sus trabajadores, para ver fotos de los mismos y saber cuál es el estilo que predomina en la misma. Otra de las opciones es visitar previamente las instalaciones de la empresa para echar un vistazo y ver el estilo de los empleados. Una vez tengamos claro cómo visten los trabajadores, tendremos que intentar adaptarnos a dicho estilo, pero sintiéndonos nosotros mismos. De otra forma, podría parecer que estamos disfrazados.

Discreción, elegancia y sobriedad

Una vez sepamos la forma de vestir de los empleados siempre tenemos que tener esta premisa: menos es más. Será mejor que optemos por ser más discretos y elegantes que el resto de la empresa, puesto que esto provoca una mejor impresión que excedernos. Por ello, se recomienda evitar los colores muy estridentes y la ropa demasiado casual. Una vez más, sin perder nuestra identidad y no sentirnos extraños.

Seguridad en ti mismo

En todos los puntos anteriores nos daremos cuenta de que el objetivo principal a la hora de escoger vestimenta es hacernos sentir más seguros y confiados en nosotros mismos. Por tanto, además de preocuparnos por la higiene, la comodidad y por tener una imagen acorde a la de la empresa, el principal punto a tener en cuenta es mejorar nuestra seguridad y ayudarnos a realizar la entrevista confiados y tranquilos. Por ello, es importante hacer hincapié en la necesidad de probarnos previamente la ropa, comprobando si estamos cómodos y conformes con la imagen que proyectamos .

En resumen, el objetivo es que nuestra forma de vestir en una entrevista de trabajo nos ayude a sumar opciones a la hora de conseguir el puesto y que muestre una imagen real de nuestra forma de ser.

Si quieres saber más sobre aspectos específicos de cómo debemos vestir en una entrevista de trabajo, puedes consultar este artículo: ¿Qué ropa elegir para una entrevista de trabajo?

0
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto