4 ventajas de hacer un máster

Ventajas de hacer un máster: ¡Impulsa tu desarrollo profesional!

Número de visualizaciones
29/03/2019

Realmente las ventajas de hacer un máster son numerosas y, lo más importante, están aseguradas. Se debe tener en cuenta que realizar estudios de grado hoy día no es del todo determinante para obtener trabajo. Es improbable que debas abandonar definitivamente los libros tras el grado para sólo centrarte en el ámbito laboral.

El mercado de trabajo, el objetivo tan buscado entre los jóvenes hoy día y que parece tan difícil de alcanzar. No es misión imposible, pero es cierto que va a ser necesario dedicar mayor tiempo a conseguirlo. Prácticamente, se está convirtiendo en obligación prolongar el periodo formativo. Ya no tanto por inquietudes personales, sino por el objetivo de acceder a un puesto de trabajo.

Y he aquí cuando surge la pregunta: ¿en qué me sigo formando? ¿Realizo otro grado, cursos de posgrado, cuáles son las ventajas de hacer un máster? Quieres acceder a un trabajo estable, bien remunerado y con oportunidades de desarrollo. Para ello el mercado actual exige especialización, perfiles con conocimientos muy específicos. La clave está en obtener aptitudes diferenciadoras con respecto a los demás. Una de las alternativas más eficaces y que realmente te aportará el empujón que necesitas es realizar formación de máster.

 

1. La formación de máster se adapta a tus necesidades

Una de las primeras ventajas de hacer un máster es sin duda la fácil adaptación a las necesidades de cada persona. La formación de máster cuenta con un mayor abanico de posibilidades entre las que elegir. Ello consigue que cualquier persona pueda realizar estudios de máster sin demasiada dificultad. ¿Por qué es tan importante que esta formación dote de facilidades?

Las edades que comprenden a las personas que pueden optar a realizar un máster implican mayores responsabilidades. Bien por la vida personal, bien porque además se disponga de algún empleo que, aunque no se adapte a los objetivos  profesionales, sea necesario. Así pues, la opción de realizar un máster es la más adecuada por la flexibilidad que aporta:

1. Duración: Los máster generalmente tienen una duración de 1 año. En su caso, algunos que aporten una doble titulación pueden extenderse a 2 años. Por lo que en un periodo corto de tiempo se puede obtener una titulación de posgrado con especialización.

2. Formación presencial u online: ¿Tendré tiempo para ir a clase?¿Podré estudiar a mi ritmo? Actualmente la formación online es la mejor aliada para poder continuar especializándonos pudiendo adaptarlo a nuestro ritmo. No dependes de un horario ni espacio concreto de estudio. El material es accesible mediante ordenador e Internet en todo momento. Sin gastos de tiempo ni dinero por desplazamientos diarios al centro.

ventajas de hacer un máster online

 

2. El máster ofrece una mayor especialización

Una de las ventajas de hacer un máster es sin duda la formación tan profesionalizante que ofrece. Estos estudios están totalmente enfocados a cubrir las necesidades más específicas de los puestos de trabajo. Abarcan gran cantidad de áreas de especialización. Su propósito es principalmente profesional. Ello supone que  la formación tenga una aplicación íntegramente práctica.

Existen diversas entidades tanto públicas como privadas, que ofertan formación de máster. Dentro de las ventajas de hacer un máster, está la variedad de catálogo formativo dónde escoger. Según el objetivo que persigas, podrás optar por una u otra opción. Para ello también deberás tener en cuenta el titulo que te va a ofrecer cada máster. Podrás obtener titulación oficial o propia, según lo que más se adapte a tus metas.

Otro aspecto muy interesante sobre la formación de máster, es sobre los docentes que las imparten. El equipo docente de los másteres suele estar compuesto en parte por personal docente de universidades. Pero otra gran parte son expertos que actualmente ejercen en potenciales compañías del sector. Esto garantiza la calidad, actualización y aplicación real de la formación impartida. Es principalmente, uno de los aspectos más atractivos de esta formación.

 

3. Estudia un máster y consigue nuevos contactos

“El trabajo se mueve por contactos, y yo no tengo la suerte de tenerlos”. Cuantas veces oímos esta frase. Es importante interiorizar que no todo es cuestión de suerte. Y en el caso, la suerte la buscamos nosotros mismos. Si no se tienen contactos, debemos hacernos con ellos. La formación de máster es una de las opciones para obtenerlos. Al iniciar tus estudios de máster, no solo vas a obtener conocimientos teóricos y prácticos. Además, vas a tener la oportunidad de conocer a personas referentes en tu sector de especialización.

Tanto en formación presencial cómo online mediante foros comunes, vas a poder conocer a compañeros de tu máster con los que compartir inquietudes. Y por qué no, entablar opciones de colaboraciones futuras. Además, conocerás a nuevos profesores que te podrán apoyar para brindarte oportunidades. Como comentábamos anteriormente, gran parte de los docentes de máster son actuales profesionales que se encuentran activos en el sector. No dudes en darte a conocer y mostrarles tus mejores competencias. Haz que si en algún momento dado tienen una necesidad, recuerden tu nombre.

También, al acceder a un máster podrás incluirte en la bolsa de empleo interna del mismo, lo cual acceder a mayor cantidad de ofertas de trabajo. Otra opción interesante es no desaprovechar tu proyecto de fin de máster,  poder publicarlo en alguna revista profesional para darte a conocer. Analiza bien todos los servicios que te ofrece el máster para elegir la mejor opción.

 

4. Realizar un máster: asegúrate un puesto de trabajo

No cabe duda que de todas las ventajas de hacer un máster, las oportunidades laborales que ofrece es la más potencial. Estudiar un máster siempre va a abrir las puertas al mercado  a jóvenes que están empezando con sus primeras experiencias laborales. También a profesionales desarrollados que buscan un cambio en su vida profesional. El máster se ha convertido en la mejor herramienta de la enseñanza superior para tener proyección laboral.

ventajas de hacer un máster y conseguir trabajo

El primer hecho por el que hacer un máster aumenta las posibilidades de empleo, es por la opción de realizar prácticas en empresa. Sin duda es una gran oportunidad que debe ser bien aprovechada. Si ya has realizado prácticas durante tus estudios de grado, seguro que en estas segundas prácticas puedes ofrecer y mostrar mucho más sobre todas tus aptitudes. Conocer una nueva empresa, aprender de sus profesionales e ir forjándose un currículum consolidado, es esencial.

La opción de realizar prácticas, conocer a grandes expertos del sector y acceder a bolsas de empleo profesionales, son las mejores estrategias para conseguir el trabajo de tus sueños.

1+
Categorizado en: Empleabilidad

2 Comentarios

  1. Karina villalta dice:

    Es una excelente informacion

    0
    • Noemí Rojas Bonachera Noemí Rojas Bonachera dice:

      Muchas gracias, me alegra que te haya sido de interés y te invito a poder revisar otros artículos que hemos realizado enfocados a la orientación sobre la búsqueda de empleo. ¡Un saludo!

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto