descubre qué tipo de foto para curriculum

¿Qué tipo de foto para currículum?

Número de visualizaciones
04/03/2014

Una pregunta muy usual a la hora de elaborar nuestro currículum vitae es si incluir o no una fotografía. A la hora de buscar trabajo en España, yo lo tengo muy claro: la respuesta es sí. Por mucho que pretendamos dejar a un lado los prejuicios, la imagen que proyectemos puede posicionarnos en cualquier proceso de selección, ya sea positiva o negativamente. Es por esto que, además de incluir siempre una fotografía en nuestro currículum, debemos cuidar la imagen que proyectamos en ella. No tiene sentido, ya que incluimos una fotografía, que esta nos perjudique. Entonces, ¿qué tipo de foto para currículum?

Cómo conseguir la fotografía perfecta para el currículum

En muchas ocasiones, solo la fotografía ya es motivo de descarte. Por ello, debemos conseguir un resultado de calidad en todos los aspectos. En esta entrada veremos algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir la fotografía de nuestro currículum vitae. Te dejamos una serie de recomendaciones para que aprenda qué tipo de foto para currículum te garantizará mejor resultado.

Fotografías caseras vs profesionales

Mi recomendación es acudir a un profesional de la fotografía. Más que la experiencia y la técnica, que también, dispondrá de los medios necesarios para conseguir un resultado de calidad, y el precio no suele ser muy elevado. Merece la pena el gasto, pues la fotografía ganará en calidad. Además, puesto que se utilizará una cámara digital (quedó obsoleto lo analógico), podremos solicitar que nos faciliten una copia de la imagen en formato digital, lo que nos permitirá adjuntar fotografía en los portales de empleo. El tamaño, mucho mejor si es tamaño carné, pues se ajustará a los parámetros comúnmente establecidos en este tipo de portales web de búsqueda de empleo.

¿Donde hacer la foto?

Otra opción es echarle valor y coger la cámara, ya sea prestada o de nuestra propiedad. Siendo esto así, es muy importante que cuides todo detalle, pues todo dependerá de ti. Para empezar, cuida el escenario en el que te haces la foto. Hazla sobre un fondo homogéneo, de un mismo color, a poder ser blanco, pues da un aspecto más profesional. Puedes elegir otro color, con el fin de personalizar tu currículum y plasmar tu creatividad, pero cuidado con lo que capta la cámara. Los jarrones de fondo, el gato trepando por los muebles o las juntas de los azulejos del baño (ya sean blancos) no dan una imagen… profesional.

¿Cuál debe ser el contenido de la fotografía?

A no ser que la búsqueda vaya encaminada al mundo del espectáculo, del cine o la moda, no tiene sentido alguno que se vea nuestro cuerpo. El primer plano debe ser la norma, un primer plano en el que aparezcamos con la cabeza centrada, con la mirada recta y una sonrisa sutil que trasmita alegría, cercanía y amabilidad. Que tu cara sea el reflejo de tu alma, de tu persona. El objetivo de la fotografía es captar tu personalidad y transmitir tu presencia. A la hora de ser capturado por la cámara debes estar concentrado en tu mejor aspecto, para que nuestra mirada y nuestra expresión facial sean su reflejo.

¿Y la ropa qué?

Aunque se trate de un primer plano, también debemos cuidar el vestuario, al menos el de nuestro torso, ya que cuello y hombros pueden asomar. Teniendo esto en cuenta, ajustaremos el vestuario según el puesto de trabajo al que deseemos acceder, sin olvidar que sobre un fondo blanco nuestra imagen se verá realzada por la ropa oscura.

Cuida los detalles

Por supuesto, debemos cuidar nuestra apariencia física y nuestro cuidado personal. Quizá no tenga sentido perfumarse, pero sí es fundamental aparecer con el pelo arreglado y con un rostro cuidado. Cada detalle puede hablar por nosotros, y todo es tenido en cuenta. Para quienes decidan maquillarse, es recomendable un maquillaje suave que no llame demasiado la atención, siendo el resultado un tono natural, no exagerado. Para quienes decidan tener barba, que esta sea abundante, pero cuidada. La barba de dos días puede considerarse falta de aseo personal, por lo que deben decidir si afeitarse o si posponer el día para hacer la fotografía.

El elemento principal para una buena foto

Por último, la luz es un aspecto a tener en cuenta a la hora de captar la imagen. El uso de flash puede ser perjudicial, ya que en muchas ocasiones la cantidad de luz que emite es excesiva. Lo recomendable es utilizar la luz natural, la luz del sol, que es única. No obstante, recomiendo no hacer la foto en la franja horaria que abarca desde las once de la mañana hasta las tres de la tarde, pues en este intervalo la luz es demasiado abundante y el contraste de luz y sombras puede desfavorecer el resultado.

Ahora sabes qué tipo de foto para currículum. Una ultima recomendación: mucho cuidado a los pequeños detalles, que hacen la vida. Intenta mostrar lo mejor de ti en una instantánea, y mantenla siempre actualizada. Puede serte muy útil a la hora de encontrar un empleo.

 

0
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto