Funcionalidades de Linkedin premium

Linkedin premium, una de las mejores herramientas para gestionar tu marca

01/02/2021
Número de visualizaciones

Cuando hablamos de marcas comerciales, más o menos, todos sabemos o intuimos qué es una marca:

  • Uno, aquellos rasgos que identifican y diferencian físicamente nuestros productos y servicios de los de la competencia (logotipo, colores, tipografías, elementos de diseño, envoltorios y envases, material publicitario, etc.). Podemos resumirlo con el concepto de identidad visual.
  • Dos, y quizá esta segunda acepción sea menos conocida, la gestión estratégica de los valores, filosofía, misión y visión de la empresa para favorecer una imagen (percepción) concreta de la empresa entre los diferentes públicos que se relacionan con la misma. Podemos resumirlo con las ideas de imagen de marca y cultura corporativa.

Partiendo de esta premisa, podemos definir la marca personal o personal branding como la gestión de nuestro perfil profesional como si fuese una empresa; con el objetivo de mejorar nuestra empleabilidad (encontrar trabajo) o movilidad dentro del mercado laboral (encontrar un trabajo mejor o ascender dentro de la empresa).

Dicho de otra forma, gestionar y trabajar con estrategia cómo nos presentamos y nos movemos (interactuamos) en los diferentes entornos relacionados con el mercado laboral para convertirnos en la opción preferente de los seleccionadores o reclutadores en un proceso de selección.

Qué es y que no es Linkedin: Por qué usar Linkedin

Y aquí es donde entra en juego LinkedIn, el canal ideal para empezar a trabajar con foco la gestión de tu marca personal. Para ello tienes que conocer:

  • Tu punto de partida, ¿Dónde estás en este momento en el mapa del mercado laboral? (A). Haz un ejercicio de autoconocimiento: analiza y (re)define tu perfil o perfiles profesionales, detecta tus fortalezas, debilidades, amenazas y debilidades como activo de recursos humanos.
  • ‘A dónde quieres llegar, ¿Cuáles son tus objetivos y metas? (B). Sé realista y ten en cuenta que tus objetivos profesionales no están sujetos exclusivamente a cuestiones pragmáticas o imparciales. Tienes una vida y si quieres evitar algunas frustraciones tus objetivos profesionales deben tener en cuenta, y ser compatibles, con tus objetivos vitales. Luego desglósalos en pasos cortos y priorízalos.
  • Cómo vamos de (A) a (B), ¿Cuál es tu estrategia? (->). No olvides que el camino no es una línea recta, hay que escalar el proceso y ser consciente de que éste se parece más a una montaña rusa que a una tirolina: habrá subidas, bajadas, avances, retrocesos, éxitos y fracasos; explota tu resiliencia y aprende de todos.

Crea tu sistema de trabajo o funcionamiento y ponlo en marcha, recuerda que puede que lo que a unos les funcione y a otros no. No existe una fórmula mágica, practica el ensayo y error.

Crea y toma decisiones sobre tu estrategia formativa y de comunicación

  • Si has detectado carencias en algunas competencias o tareas necesarias para desempeñar tareas propias de tu profesión, fórmate. La actualización y reciclaje profesional es importantísimo. En el actual mundo laboral nunca, nunca, nunca podremos dejar de seguir formándonos, la formación continua es esencial.
  •  Tu identidad visual (usa una gama de colores, tipografías y línea de diseño) para todos lo materiales “promocionales” que desarrolles (curriculum vitae, plataformas sociales, entre ellas LinkedIn, tarjeta de visita, etc.).
  • Tus atributos, valores de marca y ventaja competitiva, ¿por qué deben contratarte a ti y no a otro candidato? En qué vas a basar tus mensajes, cómo te vendes. Te ayudará cambiar el chip tradicional y verte como oferente de recursos humanos y no como demandante de empleo. Pero de esto, si quieres, hablaremos en otra ocasión.
  • Cómo vas a mover tu marca (comunicar, lanzar tus mensajes): en qué canales vas a estar, con quién necesitas o quieres contactar, sobre qué temas se te puede considerar experto, cuáles son tus intereses profesionales, qué tipo de contenido saber crear, tu experiencia puede ser útil para otros usuarios, cuánto esfuerzo (tiempo y dinero) estás dispuesto a invertir. Lo que tienes que tener claro es que buscar trabajo es un trabajo, necesitas dedicación y constancia, tienes que ser competitivo y activo.

Entonces qué es LinkedIn

  • Un lugar para crear y ser parte de una comunidad, esto implica interactuar y conversar con tu red, seguir páginas de empresas y medios especializados no solo conectar con personas.
  • Compartir y ser activo en tu sector, céntrate y no te disperses. No es el lugar para informarte de tus aficiones y hobbies, para eso tienes otras redes sociales.
  • Un espacio profesional, no significa que seas excesivamente técnico, puedes ser cercano pero no olvides dónde estás. Estamos trabajando la imagen que queremos que tengan de nosotros las empresas en las que queremos trabajar.
  • Se trata de establecer relaciones, conexiones seguras, estables y permanentes a lo largo del tiempo.

Es decir, una plataforma para formar parte de la comunidad profesional de tu sector y establecer relaciones con sus miembros.

Y qué no es LinkedIn

  • Un curriculum vitae online, para eso están las plataformas de búsqueda de empleo (Infojobs, Job Today, etc., etc.)
  • Un escaparate pasivo, no basta con estar ahí, para aparecer en las búsquedas de los reclutadores y presentar tu candidatura a vacantes laborales además de trabajar muy bien tu perfil tienes que moverte y publicar con frecuencia, usando palabras clave para posicionarte técnicamente (SEO) dentro de la plataforma.
  • Un espacio personal, no mezcles churras con merinas, no es el espacio adecuado para publicaciones de tu vida íntima. Debes compartir tu experiencia personal en el ámbito profesional pero no lo confundas con publicar situaciones familiares, fiestas y celebraciones, etc.
  • Un lugar para vender, olvídate de dar pena y rogar un empleo y dedica tus esfuerzos a demostrar lo que vales porque seguro que es mucho. No hay nada que genere más rechazo entre los seleccionadores que entrar un perfil en el que todo son quejas, protestas y lamentos. Para darte una oportunidad lo que quieren ver es gente con ganas de luchar y levantarse cada día superando las circunstancias.

Es decir, LinkedIn no es un escaparate pasivo en el que colgar tu CV y sentarte a esperar a que te den trabajo por compasión.

Qué son los grados de conexión de Linkedin

Para entender cómo va esto de los grados de LinkedIn primero vamos explicar qué es en realidad una red social y diferenciarlo de plataforma social.

Esta es la representación gráfica de una red social, tú estás en el centro. Cada punto, llamado nodo, representa a una persona y cada línea, llamada vector, representa la relación que te une a esa persona.

Grados de conexiones en Linkedin

Así vemos que tenemos diferentes redes sociales en función de qué tenemos en común con los puntos de diferentes colores. Por ejemplo los puntos rosas pueden ser familiares a los que nos unen lazos de consanguinidad o familia política; los azules son nuestros amigos a los que nos une emociones y experiencias compartidas, los morados compañeros del club de ciclismo con los que compartimos una afición, etc.

Vamos a suponer que en rojo tenemos nuestra red social profesional, personas con las que compartimos profesión, formación, haber trabajado en la misma empresa (jefes, compañeros, clientes), profesores, líderes de opinión de nuestro sector, etc. Esta es la que vamos a trabajar en LinkedIn.

Entonces, qué es LinkedIn, LinkedIn es una plataforma (una herramienta) un espacio digital que nos permite y facilita crear y ampliar de forma virtual esa red profesional.

En sociología, la teoría de la separación en grados dice que estamos a seis pasos (grados, vectores que nos llevan de un nodo hasta el siguiente) de conectar con cualquier persona del mundo. Actualmente las plataformas sociales han reducido esa distancia a 4,5 pasos, ¡esa es la magia de LinkedIn! Podemos llegar a cargos de empresas que de otra forma sería muy difícil llegar.

 ¿Entonces, cómo funcionan los grados en LinkedIn?

  • Primer grado: tu contacto
  • Segundo grado: el contacto de tu contacto
  • Tercer grado: el contacto del contacto de tu contacto

Estudiaste una carrera universitaria, formación profesional o máster y tu compañero de clase es tu contacto, él trabaja en una empresa de vuestro sector y está conectado con el Director del Departamento de la misma y éste está conectado con el Presidente (CEO) de la empresa.

  • Tu colega de profesión / compañero de clase: primer grado
  • El Director de Departamento: segundo grado
  • Presidente o CEO de la empresa: tercer grado

Y ahora tú me dirás: “vale, vale, entonces en LinkedIn puedo llegar hasta tercer grado, pero… ¿cómo llego al cuarto o quinto que es el que me interesa?” Ráscate el bolsillo porque ahí es donde llega al rescate la versión premium de LinkedIn.

No puedes conectar de forma orgánica cuando:

  • Se supera el tercer grado de conexión
  • No existe vía (vectores) de conexión con la persona con la que tengo interés en conectar

Ventajas de Linkedin Premium

Para ello LinkedIn Premium pone a tu disposición una serie de funcionalidades que te permite ponerte en contacto con personas fuera de tu red. Con la opción LinkedIn InMail, por ejemplo, puedes contactar directamente con responsables de recursos humanos de las empresas sin tener el correo electrónico o teléfono de esa persona y sin que tu e-mail se pierda en la bandeja de ese terrible correo genérico de la web de la empresa. Interesante, ¿verdad?.

Cuándo contratar la versión premium de Linkedin

Ahora que ya sabemos un poco mejor qué extras nos aporta contratar el servicio premium de LinkedIn, vamos a ver en qué circunstancias es, más que recomendable, optar por esta opción.

Como ya hemos visto, el objetivo de utilizar esta plataforma social es crear una red de contactos profesionales que sirva para impulsar nuestra marca personal y trayectoria profesional. Esto podemos hacerlo de forma orgánica (versión gratuita) o de forma “artificial”.

Entonces la pregunta es, ¿en qué situaciones podemos necesitar “forzar” esta creación de una red de contactos? Cuando no conocemos a personas que nos sirvan de puente para alcanzar nuestros objetivos profesionales. Por ejemplo:

  • En general, Si necesitas incluir en tu red contactos de calidad o cualificados, que te puedan facilitar llegar a tu empresa o cargo objetivo.
  • Si buscas acceder a puestos directivos.
  • Si cambias de sector laboral o profesión
  • Si buscas trabajo en una región o país nuevo para ti.
  • Si acabas de terminar tu formación y quieres comenzar  a crear tu red de contactos profesionales.
  • Si quieres acceder a grandes empresas o multinacionales.
  • Si eres parado de larga duración y necesitas dar un impulso a tu marca personal o perfil laboral.

Cómo usar Linkedin Premium para sacarle el máximo partido

Si todavía no lo tienes claro no lo dudes más, planificate y aprovecha el mes de prueba que LinkedIn pone a disposición de todos los usuarios para aprender a usar estas herramientas extra de la plataforma.

Recuerda, no te limites a recitar tu formación y experiencia como un loro, habla con la persona que hay detrás del contacto, no le envíes tu CV dile qué y cómo vas a solucionarle un problema o necesidad.Y por favor, no le pidas trabajo en el primer mensaje, ¡preséntate en condiciones y dile por qué le contactas!

Sé que no es fácil pero las oportunidades, muchas o pocas, están ahí y la única forma de encontrarlas es salir a buscarlas.

0
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto