La profesión del interiorismo

Interiorista: la profesión en el sector que no para de crecer

Número de visualizaciones
16/08/2018

El interiorismo es una profesión bellísima y muy completa. Pero con frecuencia es muy desconocida por todos nosotros. Por esto, en este artículo vamos a dar las claves principales para ser un buen profesional de este sector.

La profesión de interiorista incluye diferentes competencias profesionales. Entre estas destacan: desarrollo conceptual, investigar, planificar los espacios, programar, inspeccionar, coordinar, comunicarse con las partes interesadas, gestionar la construcción, administrar los proyectos y gestionar los tiempos.

Por lo tanto, el interiorismo es una profesión multifacética que unifica la parte creativa y técnica del individuo. Debe además estar cualificado en múltiples disciplinas para que los resultados sean positivos y los deseados.

¿Eres de los que ve un espacio y tu mente comienza automáticamente a dibujar bocetos. Para sacarles el máximo partido posible? ¿Tus amigos acuden a ti siempre para pedirte consejo con respecto a la decoración de su nueva casa? Si estas preguntas tienen respuestas afirmativas, y te apasiona el diseño y la decoración. Seguramente sea porque tienes el talento y motivación necesarias para ser interiorista.

Continua leyendo este artículo si quieres hacer de tu pasión tu futuro trabajo.

¿Qué formación es necesaria para ser interiorista?

Aunque la pasión por el diseño y la decoración son imprescindibles para dedicarte al interiorismo. Esto no es suficiente, tienes que cumplir con otras cualidades necesarias para poder dedicarte a este sector.

Lo principal es que esas una persona:

  • Creativa.
  • Con sensibilidad estética y artística.
  • Con destrezas en el dibujo.
  • Buenas habilidades manuales.
  • Sentido del espacio, las formas, los colores y la proporción.
  • Capacidad de innovar.
  • Capacidad de observar.
  • Con atención al detalle.

En algunos casos, también tendrás que dirigir un grupo de personas o equipo de trabajo. Por lo que tendrás que tener la capacidad de liderazgo. También tienes que tener en cuenta, ser bueno en la comunicación, una alta tolerancia, capacidad de resolver conflictos y efectividad e ingenio.

Todas estas cualidades son complementarias a una formación previa. Pero qué aspectos tienes que tener en cuenta para elegirla, en este enlace te damos algunas pautas para la toma de esa decisión.

Para enfocarnos en el ámbito del interiorismo puedes estudiar el Grado en Diseño de Interiores, donde podrás adquirir todos los conocimientos, artísticos, humanísticos y técnicos. Todos estos necesarios para ser un buen profesional en el ámbito.

Durante estos estudios tendrás que aprender nociones de:

  • Arquitectura.
  • Dibujo artístico y técnico.
  • Diseño digital.
  • Historia del arte.
  • Técnicas y materiales de construcción.
  • Legislación.
  • Marketing, gestión y desarrollo de proyectos.
  • Iluminación.
  • Paisajismo y jardinería.
  • Ergonomía y antropometría.

También puedes optar por estudios de doble grado que conjugan el diseño de interiores con otra titulación. Como por ejemplo el de Bellas Artes + Diseño de Interiores. Para completar esta formación puedes seguir formándote con cursos y máster de este ámbito. En este enlace encontraras una amplia variedad de acciones formativas interesantes.

En el ámbito laboral son mucho los espacios donde se pueden requerir los amplios conocimientos de esta profesión. Como por ejemplo, hoteles, teatros, museos, restaurantes, residencias, platós de televisión, etc. Debido a esta gran demanda de empleo tenemos claro que existe una gran cantidad de puestos trabajo en el mercado laboral. Por lo que, si es la profesión que te apasiona con la formación específica y la experiencia adecuada podrías trabajar de interiorista.

Ámbitos de acción profesional y especialidades del interiorismo.

El profesional interiorista debe tener conocimientos necesarios para realizar las siguientes actividades:

  • Investigar y analizar la descripción detallada del producto.
  • Desarrollar los documentos necesarios del contrato. Para facilitar la tasación, consecución e instalación de los inmuebles.
  • Proporcionar la gerencia de proyectos, incluyendo los presupuestos y los horarios de estos.
  • Elaborar la documentación oportuna a la construcción. Como planos, detalles, elevaciones, etc. Además de especificaciones para ilustrar los elementos del diseño. Incluyendo las disposiciones y localizaciones oportunas.
  • Elaborar los documentos oportunos a la construcción que tengan los códigos regionales. Sobre materiales ignífugos, regulaciones y pautas jurisdiccionales, los códigos municipales, etc.
  • Colaborar y coordinar con profesionales del diseño.
  • Confirmación de los documentos de construcción, construcción no-estructural o no-sísmica.
  • Administrar como agente los documentos, las negociaciones, y las ofertas de contrato con los clientes.
  • Divulgar y observar la información sobre el progreso y la finalización del proyecto, todo su diseño y la evaluación y preparación de informes.

Una vez establecido todos los conocimientos que son necesarios para ser un buen interiorista. Vamos a continuar citando las especializaciones a las que se pueden dedicar. La especialidad más conocida es la de diseño interior. Como por ejemplo, el diseño residencia y comercial. El cual desarrolla varias habilidades y áreas especializadas de diseño como la hospitalización, el cuidado de la salud y el diseño institucional. Nos encontramos también la especialidad en jurisdicciones. Esta profesión está regulada por el gobierno, puesto que es obligatorio poseer extensas calificaciones además de demostrar todas sus competencias en los diferentes ámbitos de esta profesión, y no solo en una especialidad concreta.

Los profesionales de este ámbito que también posean la especialidad medioambiental en el diseño de soluciones., podrán realizar construcciones sostenibles mediante la obtención una acreditación.

el interiorismo ambiental

Conclusiones:

El único límite en estas áreas de especialidad es la propia imaginación. Además, del continuo crecimiento y evolución tanto profesional como personal. Con el crecimiento y aumento de la población, uno de los objetivos que está en auge es la resolución de cualquier problemática. Más concretamente, para mejorar el entorno doméstico de la población anciana. Donde se tienen que tener en cuenta factores como los problemas de salud y de accesibilidad que influyen al diseño.

Día a día, se toma más conciencia en la importancia de los espacios interiores. Estos son utilizados para crear cambios positivos en la vida de las personas. Por lo que esta profesión se ha convertido en relevante para este tipo de apoyo.

Hasta aquí un amplio resumen de las características, cualidades y formaciones necesarias para ser interiorista, ¿cuál es tu experiencia en este ámbito? Te animo a que, a continuación, nos expliques cuál es tu opinión al respecto. Pudiendo compartir también tus experiencias profesionales para que todos podamos enriquecernos de ellas.

0
Categorizado en: Empleabilidad

4 Comentarios

  1. Ernesto dice:

    Sin desmerecer el artículo que considero completo en cuanto a las capacidades y competencias generales que debe poseer un  interiorista. Debo añadir que también es un/a profesional titulado/a y requiere de estudios de entre cuatro a cinco años, aparte dispone de colegio oficial (profesión regulada). Lo digo por todas aquellas personas que teniendo otros estudios o carrera universitaria diferente, deciden dedicarse profesionalmente a esta actividad sin ser interioristas, en tal caso, deben acercarse al colegio profesional de decoradores y diseñadores de interior más cercano y obtener información legal sobre donde estudiar y  como poder ejercer. Informo de esto porque no es la primera vez que se han dado casos de personas que realizan reformas, rehabilitaciones o restauración de bienes inmuebles con determinados diplomas, masters o cursos que no están homologados por el Ministerio de Educación y no hay que menospreciar u obviar la responsabilidad civil, sobre todo si sale mal la cosa. Siempre debe ser un técnico competente el que debe realizar y dirigir proyectos de esta naturaleza, evidentemente no me estoy refiriendo a una pequeña reforma decorativa que hagas en tu casa. Un saludo

    0
    • Aurora Jimenez Del Río Aurora Jimenez Del Río dice:

      Estimado Ernesto,

      En respuesta a tu argumento, comentarte que los colegios profesionales, como su propio nombre indica, tienen como objetivo dar cobijo a los profesionales liberales que en su beneficio se agrupan en estos como gremios, con el fin de velar por los intereses de la profesión, mejorar esta y defender a sus colegiados en los casos que sea necesario, entre muchos otros. Pero no por estar en una profesión con posibilidad de colegiación, es obligatorio estarlo si se ejerce.

      Es decir, para la profesión de decorador/diseñador de interiores no existe un marco legal claro que delimite las competencias profesionales y las responsabilidades legales de los interioristas más allá del reconocimiento denominativo por el “Real Decreto 902/1977, de 1 de abril, regulador de las facultades profesionales de los decoradores”. Y lo que es más importante en este caso, no existe la obligatoriedad de redacción de un proyecto para los trabajos de decoración o diseño de interiores, ya que el visado de este no es obligatorio según competencias dictadas en “Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación” y que respalda la “Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio”.

      Resumiendo, en el actual marco legislativo estatal en el que nos encontramos el profesional decorador/ diseñador de interiores está reconocido y posee colegio profesional, pero no están reconocidas sus competencias y carece de responsabilidad legal frente a un proyecto. Es por eso, que se debe actualmente contar con un arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero, según la “Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación”, para la realización de cualquier proyecto de reforma, rehabilitación o construcción de obra nueva. Y por esto, cualquier persona con formación no reglada puede ejercer la profesión de decorador/ diseñador de interiores.

      No obstante, siempre se debe defender la diferencia entre poseer una titulación y no tenerla, ya que son las garantías que das a tu cliente, y este argumento es el que todo profesional titulado deberá argüir.

      Esperamos haber aclarado tus dudas y te animamos a seguir siendo un gran profesional con recorrido dentro de esta área. Y recuerda siempre somos las habilidades que poseemos desde las capacidades que adquirimos para poder desarrollar grandes competencias.

      0
  2. evaf1001 dice:

    Me encanto el artículo. Muy motivador para quienes tenemos cualidades innatas; pero no hemos incursionado en la profesionalizacion de esta carrera.

    0
    • Aurora Jimenez Del Río Aurora Jimenez Del Río dice:

      Me alegra saber que nuestro artículo ha sido motivador para ti, sin duda este tipo de cualidades son innatas tal y como nos indicas.

      Te ánimo a desarrollarlas y potenciarlas si es lo que realmente te apasiona.

      Recuerda… ¡Haz de tu pasión tu trabajo y nunca tendrás que trabajar!

      Un abrazo y ánimo.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto