huella digital en la entrevista de trabajo

¿Huella digital en la entrevista de trabajo?

Número de visualizaciones
11/11/2016

La huella digital, como bien se ha hablado en el artículo Nuestra huella digital en Internet: ¿Hasta dónde saben de mí? se trata de la historia de nuestra vida, de las personas de nuestros alrededor e incluso nuestra red de profesionales. ¿Qué queremos decir con esto? que está compuesta por todo aquello, que de manera voluntaria o involuntaria, está publicado en Internet y enlazado a nuestro nombre, correo electrónico o teléfono.

Dicho esto, queda latente su importancia en la entrevista de trabajo de la siguiente manera:

Postulación de oferta laboral: son numerosos reclutadores, entrevistadores y empresas de recursos humanos los que consultan nuestra “huella digital” en busca de más información. Ahí, queda de nuestra parte lo que queremos mostrar y lo que no.

Búsqueda de nuevos talentos: por otro lado, son las empresas las interesadas en captar nuevos talentos, personas autónomas, actualizadas, dinámicas, con perfiles transversales o especializados, para crecimiento de su empresa. En estos casos, cuando la empresa hace la búsqueda, aparecerán perfiles, si eres lo que están buscando, no dudarán en ponerse en contactar contigo.

En este caso, podemos aprovecharlo para crecer dentro de nuestra área que deseamos desarrollar laboralmente, haciéndonos crecer creando una red que juegue a tu favor ante la postulación de un puesto laboral.

4 pasos para gestionar tu huella digital antes de la entrevista de trabajo

Consultar nuestra huella digital

Es sencillo, solo basta con incluir nuestro nombre en un buscador para que comiencen a aparecer resultados.  Si aparecen multiples resultados podrás reducirlos incluyendo la localidad entre otras.

Aquí observaremos la diferente información que aparece acerca de nosotros, tomando como primera decisión qué NO queremos que aparezca. Podemos encontrar fotos, comentarios o registros de los que ahora nos arrepentimos o sencillamente, no queremos que conozca cualquiera acerca de nosotros. Para ello, debemos intentar borrarlo o dejar el menor rastro de él en internet. Tarea tediosa, además, si nos encontramos con dificultades, podemos seguir algún tutorial de ayuda, aun sabiendo, que esa información no se eliminará definitivamente, siempre queda registro.

Adaptar la privacidad de datos

Una vez tenemos claro qué queremos mostrar, adaptamos la política privacidad de datos de nuestras aplicaciones o páginas usadas. Para ello, debemos de ir al apartado de privacidad de cada una de ellas: nuestro correo electrónico, redes sociales, redes profesionales, registro universitario, WhatsApp…Esta parte, nos permitirá tanto ocultar lo que no queremos dejar ver, como mostrar lo que queremos que conozcan de nosotros. Marcaremos la línea de qué queda dentro y qué queda fuera de nuestra huella digital.
Al igual que no conviene tener todo visible, no conviene ser invisible.

Crear red de contactos

Llegados a este punto, comenzaremos ha crearnos perfiles visibles para construir nuestra huella digital, “quién no está en internet, no existe”. Para ello podemos comenzar por las dos principales en estos momentos: Linkedin, como red de contacto profesional; y Facebook, como red de contactos personales. Esta red se puede ampliar a otros canales como Twitter, Blog, Instagram, InfoJobs,…

Es importante dedicarle tiempo a cada una de ellas, incluyendo información completa, ni demasiado extensa, ni demasiado escueta, directa y prestando atención a la redacción. Para ello, aquí podéis contar con artículos relacionados.

Ten en cuenta la privacidad de datos.

Facebook:

Pulsando “Configuración”, se nos abrirá una nueva página, donde podemos seleccionar “Privacidad”, desplegándose a la derecha la diferente configuración y editándola según nos convenga.

2-facebook-privacidad-de-datos

Linkedin:

En “Cuenta y configuración” podemos encontrar “privacidad y configuración”, pudiendo adaptar cada uno de los apartados.

1linkedin-privacidad-datos

Se visible

Utilizaremos todo ello para crecer y alcanzar nuestro objetivo, organizaremos cómo debemos de guiar un perfil personal, un perfil profesional y desarrollar un blog, para llegar a más personas y ser visible.

Perfil personal

En este perfil, contaremos con familiares, amigos, conocidos, compañeros de trabajo y demás personas con las que queramos tener contacto. Éste forma parte de nuestra vida privada, aun así, no debemos de ser muy radicales, debemos de cuidar ser respetuosos en nuestros comentarios y fotos, todo suma o resta ante los ojos no solo dentro de nuestros contactos, sino, ante cualquier persona que pueda leerlo. Con ello no estoy prohibiendo dar opiniones, puntos de vista o sencillamente publicar lo que apetezca, sino es hacer un buen uso de los medios.

Perfil profesional

En este caso, la red de contactos debemos dirigirla hacia antiguos y actuales compañeros de trabajo, jefes, personas con las que compartimos intereses profesionales o nos gustaría compartir, y por qué no, amigos y familiares, ellos siempre suman.
Las publicaciones que aquí reflejaremos, deberán de ser más elaboradas, dado que irán destinadas a crear el perfil profesional que queremos formarnos. Pueden ser noticias de actualidad, publicaciones compartidas de nuestro blog,  o simplemente contar información relevante.

Blog

Aquí cuentas con libertad para publicar de lo que más te guste, todo suma, puede ser desarrollo de teorías profesionales, seguimiento de un hobby, escrito, vídeo, fotos,… Como prefieras y lo que quieras, aprovecha y sé tú mismo. No olvides publicar y moverte por la red, aconsejar a otros o compartir con personas con el mismo interés.

0
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto