cómo elegir un master

¡Quiero hacer un máster! ¿Pero… cuál elegir?

Número de visualizaciones
18/08/2017

En toda carrera profesional llega un momento en el que es necesario especializarse en un ámbito concreto y elegir un master, postgrado o cualquier otro tipo de formación de posgrado. Puede plantearse esta situación tanto porque se ha finalizado una titulación universitaria y se necesita mayor preparación para acceder a un puesto o por haber asumido una nueva posición en la empresa para lo que se requieran nuevos conocimientos técnicos.

A día de hoy, la realización de un máster es una de las opciones más utilizadas para estos fines además de ser muy valorada y reconocida en el mercado laboral actual.

Así pues, una vez se toma esta decisión, se deben analizar detenidamente todas las opciones que nos permitan elegir un master de manera correcta. Ahora bien... ¿Qué máster escoger?. La respuesta a esta pregunta sencillamente es: aquel que se adapte en mayor medida a tus objetivos y a tus circunstancias personales.

Puede ser que quieras adquirir conocimientos más técnicos en cuanto a una especialidad específica de tu carrera universitaria o por el contrario que desees dar un salto a otra especialidad para cambiar tu rumbo profesional. De igual forma, antes de elegir un master es muy importante realizar un autoanálisis dónde puedas dar respuesta a las siguientes preguntas.

¿Dónde te encuentras?

El recorrido formativo que se ha realizado y los títulos obtenidos hasta el momento son la base para elegir un master, valorar las opciones a las que se tiene posibilidad de acceder y tomar una decisión. En definitiva, un análisis de las salidas profesionales de las que se dispone.

Es posible que estudiaras Administración de Empresas y puedas optar a especializarte en una gran variedad de ámbitos como pueden ser contabilidad, tributación, dirección y gestión de proyectos, recursos humanos o marketing.

¿Hacia dónde te diriges?

Una vez se conocen las diferentes opciones que se tienen es importante estudiar hacia donde se quiere llegar, cual es el objetivo que se desea conseguir, es decir, en qué quieres trabajar y cuál es el puesto al que quieres acceder.

Esta es una parte crucial para elegir un master y debe ser un trabajo consciente de cada persona. Asimismo, las escuelas de negocios y centros de formación donde se ofertan másteres, disponen de sus propios orientadores académicos de los cuales se puede recabar información más explícita así como asesoramiento que puede ayudar a elegir la opción que más se ajuste a tus necesidades dependiendo de estos dos factores: tu perfil profesional actual y objetivo laboral futuro. Por ejemplo, INESEM Emplea.

Una vez se tiene claro el área al que dirigirse, hay que tener en cuenta otros aspectos a la hora de elegir un máster. Los siguientes puntos a abordar son las características personales requeridas así como el procedimiento y metodología de este.

  • Hacer el máster en España o en el extranjero.
  • Duración y flexibilidad de realización, para lo cual incidirá si es de modalidad presencial u online.
  • Comparación del coste, así como financiación o descuentos.
  • Contenido del programa ofertado, que sea actualizado, completo y adecuado a la especialización que requieres.
  • Los conocimientos y experiencia de los docentes que imparten la formación que quieres realizar.
  • Servicios que se ofrecen junto con el master como Bolsa de Empleo, orientación profesional, materiales didácticos adicionales, posibilidad de hacer prácticas en empresa, etc.

¿Qué momento es el más idóneo para realizar un máster?

En cuanto a esta cuestión existen principalmente dos criterios:

Pre–Experiencia laboral

Una parte de las opiniones consideran que el momento idóneo para realizar una especialización de máster es tras finalizar la carrera universitaria basándose en que estas suelen dotar al alumno de conocimientos muy generalizados para lo que hoy día exige el mercado laboral.

De esta manera, jóvenes que aún no se encuentran preparados para afrontar las responsabilidades que se demandan en las empresas podrán ampliar y especializarse en un campo concreto ganando así en competitividad.

Post-Experiencia laboral

Se considera más fructífero el hecho de experimentar con el trabajo real de una empresa antes de realizar una especialización de máster. Con esta experiencia previa se adquiere mayor capacidad de trabajar y mayor conocimiento de las carencias que se puedan tener y que se deseen cubrir.

Esto hecho puede hacer cambiar la perspectiva en cuanto al ámbito en el que se quiere uno especializar además de que se realiza un mayor aprovechamiento de esta preparación dada por la madurez profesional y por tener unos objetivos laborales mejor determinados.

¿Qué opinión es la acertada? Se podría decir que ambas llevan razón ya que realmente no existe un momento específico en el que se deba realizar un master, sino que esto lo dicta cada persona dependiendo de sus circunstancias, su situación y sus motivaciones. Por lo cual, toda ocasión es buena para elegir un master, adquirir nuevos conocimientos y profesionalizar aún más tu perfil.

“Intenta aprender algo sobre todo y todo sobre algo” Thomas Huxley.

Categorizado en: Convocatorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto