reclutamiento: ventaja y desventaja de externo y interno a la empresa

El reclutamiento interno: ventajas y desventajas del reclutamiento interno y externo

03/09/2013
Número de visualizaciones

Cuando los responsables de personal de una empresa consideran necesaria la incorporación de nuevos empleados llevan a cabo lo que se conoce como reclutamiento. En este artículo vamos a analizar las ventajas y desventajas del reclutamiento interno y externo.

El reclutamiento no es mas que el proceso por el que se localiza y atrae un número de candidatos con una serie de requisitos determinados y definidos, que faciliten la posterior selección del personal más adecuado para cubrir las vacantes existentes o los puestos nuevos creados.

En toda empresa, el reclutamiento de personal comienza a partir de los datos referidos a las necesidades que se solicitan para el momento actual y futuro de la empresa.

A la hora de llevar a cabo un proceso de reclutamiento debemos tener en cuenta una serie de factores: disponibilidad interna y externa de recursos humanos, políticas de la compañía, planes de recursos humanos, requerimientos del puesto, tasa de desempleo en el área, condiciones del ramo de la compañía, abundancia o escasez en la oferta de personal, cambios en la legislación laboral y actividades de reclutamiento de otras compañías, entre otras características, influyen en la tarea de obtener un grupo de solicitantes para una ocupación dada. Por eso, en el artículo de hoy nos centraremos en la disponibilidad interna y externa de los recursos humanos, y daremos importancia a la disponibilidad interna.

Cuando nos enfrentamos a la búsqueda de candidatos podemos encontrarnos con un dilema en lo que respecta a la forma de reclutar a nuestro candidato ideal. Podemos recurrir a dos formas de reclutamiento: interno o externo.

Reclutamiento externo

El reclutamiento externo se da cuando, habiendo determinado el puesto vacante, pretende cubrirse con candidatos externos que son atraídos por las técnicas de reclutamiento aplicadas; el departamento de recursos humanos debe identificar candidatos en el mercado externo de trabajo.

Con el reclutamiento externo se consigue “sangre nueva”, que tienen ideas nuevas, lo que supone ampliar puntos de vista y la inserción de posibles nuevas formas de trabajo que pueden mejorar el funcionamiento de la empresa.

Reclutamiento interno

El reclutamiento interno se da cuando, al presentarse una determinada vacante, la empresa intenta llenarla mediante la reubicación de los empleados, siendo la empresa una fuente esencial de posibles candidatos para el puesto. El reclutamiento interno se basa en datos e informaciones proporcionadas por distintos sectores de la empresa.

Tanto si se trata de una promoción o ascenso (movimiento vertical), de un traslado (movimiento lateral); o de si los empleados son transferidos (movimiento horizontal) o transferidos con promoción (movimiento diagonal), los candidatos internos ya están familiarizados con la organización y poseen información detallada acerca de las políticas y los procedimientos.

Ventajas y desventajas del reclutamiento interno y externo

Uno de los motivos principales por los que llevar a cabo la promoción interna es la motivación, ya que ascendiendo a empleados que son parte de la estructura empresarial estamos incentivándolos, y podemos conseguir que se involucren más en el proyecto empresarial. Esta idea es importante, pues tengamos en cuenta que la motivación en tiempos de crisis se ha convertido en uno de los grandes retos de los departamentos de recursos humanos de cualquier empresa. De esta forma, la promoción interna se ha identificado como una gran herramienta para alcanzar la satisfacción de nuestros empleados.

Otra de las razones que dan importancia a la promoción interna es que hay que saber mantener el talento de los trabajadores que forman parte de la empresa: hablamos de las fugas de talento. A los trabajadores hay que cuidarlos y una forma de hacerlo es adaptar sus necesidades, dentro de las posibilidades de la empresa.

La fuga de talentos es uno de los principales problemas de muchas empresas y organizaciones. Para combatirla, muchas corporaciones optan por esta forma interna de reclutamiento que proporciona a los trabajadores confianza y que consigue que se involucren más en el proyecto empresarial.

Los empleados son la mejor materia prima con la que cuenta la empresa. Es importante preocuparnos por nuestros recursos humanos, dedicarles tiempo y escucharlos, consiguiendo que estén contentos con la labor que desarrollan y se sientan comprendidos.

Algo importante a tener en cuenta es la comunicación con ellos, como ya comentamos en publicaciones anteriores es importante definir la comunicación interna de la empresa como una estrategia a seguir para alcanzar el éxito, para alcanzar un objetivo final: ayudar a mejorar resultados, integrando a los empleados en un proyecto común, fomentando la participación y fortaleciendo la cultura organizativa”.

Recomendaciones para evitar la fuga de talentos

A continuación, os proponemos una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar esta fuga de talentos:

  1. Orden: el responsable de recursos humanos debe ser el encargado de que exista orden en el proceso de la empresa, aplicando y cumpliendo los criterios establecidos y dando ejemplo.
  2. Conexión: es importante darle al empleado sentido de pertenencia, respaldarlo en el desarrollo de su carrera, de forma que se alineen los objetivos corporativos con las metas profesionales de cada miembro de la empresa.
  3. Crear una marca: si se alinea la imagen externa con la interna, se generan valores comunes y se consolida el sentido de pertenencia, para ello debe existir una conexión previa.
  4. Empatía: es primordial escuchar a los empleados, crear un buen clima laboral y crear un contexto en el que se puedan entablar relaciones sociales cordiales que favorezcan el logro de los objetivos profesionales e incentiven el crecimiento personal y profesional de los miembros que forman la empresa.
  5. Motivación: como se ha visto en el desarrollo del artículo, la motivación es el factor clave para conseguir un empleado contento, entregado e involucrado con el proyecto empresarial.
  6. Comunicación: si existe comunicación interna, el empleado se sentirá escuchado, integrado, pues sus ideas, inquietudes, opiniones y sugerencias son tenidas en cuenta, se siente dentro de la empresa.

Para terminar haremos mención a las palabras de Nerea Urcola, autora de Mariposas en el estómago, y es que “Los trabajadores no se van de la empresa, se van de los jefes o de los compañeros”.

 

1+
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto