subir nivel empleabilidad

Competencias transversales para subir el nivel de empleabilidad

Número de visualizaciones
11/02/2016

Se habla mucho sobre la necesidad de especialización de los trabajadores para una búsqueda de empleo productiva. Se ha instalado la idea de que un trabajador “especialista” es un trabajador con altos conocimientos técnicos capaz de demostrar habilidades únicas en comparación con trabajadores que no estén tan especializados en ciertas tareas.
Sin embargo, es necesario reflexionar sobre si compensa, realmente, contar con un ejecutor de tareas tan especializadas en una organización en la que se trabaje en equipo. Es cierto que ser especialista en alguna temática no es completamente excluyente para tener otras competencias efectivas pero, sí debemos de considerar en qué medida, y a qué nivel, las organizaciones prefieren a trabajadores con competencias muy específicas, en contraprestación a aquellas que prefieran a personas con competencias transversales.

La importancia de las competencia transversales

Las necesidades de competencias transversales en las organizaciones pueden ser útiles para todos los tipos de estas. Si bien, en las grandes compañías el trabajo en grupo hace necesario que las competencias versátiles se usen en forma de tareas colaborativas y de elementos que influyan de forma positiva en la comunicación fluida entre compañeros.
Y en el otro extremo de las organizaciones, en las pequeñas empresas, se antoja imprescindible que las nuevas incorporaciones tengan un perfil “multiusos”, además de las competencias clave por las que han sido contratados.
De este modo, podemos señalar una serie de competencias transversales que, bien identificadas en el currículum, pueden ayudar a un mejor posicionamiento en un potencial proceso de selección.

Capacidad analítica

Ser capaces de interpretar datos, previsiones y respuestas de clientes o proveedores ante ciertas circunstancias pueden contribuir a anticiparse a situaciones, tanto complicadas como de posibles beneficios.

Visión comercial

Independientemente del puesto que se ocupe o del departamento al que se pertenezca, toda empresa tiene como objetivo final la transacción comercial. Por tanto, tener presente, aunque sea en segundo plano, el objetivo comercial del puesto de trabajo puede hacer ganar enteros al potencial trabajador.

Razonamiento autocrítico

 Si de algo carecen muchas compañías es de capacidad de autocrítica. Aunque puede costar reconocer errores individuales o grupales, se valora mucho ser capaz de detener un proyecto o proceso para cancelarlo o reformularlo.

Creatividad

Esta es la competencia más valorada y más productiva. Aún contemplando el escenario de empresas no destacables por su innovación, la creatividad se puede aplicar a distintas tareas rutinarias del puesto de trabajo, lo que ayudan de forma directa y sencilla al aumento de la eficiencia del trabajador.

Es recomendable que, si se decide por incluir alguna de estas competencias en el currículum, se fundamente su posesión en base a experiencias presentadas en el propio currículum. La experiencia, a su vez, tendría que estar debidamente justificada y relacionada con el puesto de trabajo al que se opta.

0
Categorizado en: Empleabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto