Cambiar de trabajo

Cómo saber cuál es el momento de cambiar de trabajo.

Número de visualizaciones
06/07/2020

Existen determinadas situaciones que nos hacen valorar si es el momento de cambiar de trabajo. Estas pueden ser porque no estás a gusto con tu actual empresa o simplemente porque buscas una mejora en tu vida laboral.

Lo cierto es que muchas personas se han planteado en algún momento cambiar de trabajo pero la incertidumbre que provoca puede que nos genere miedo e impida hacer un cambio en nuestra vida profesional ya que cambiar de empresa es un asunto muy serio. Si no quieres correr algunos riesgos innecesarios, es conveniente diseñar con detalle una estrategia eficaz. No obstante, para ello debemos valorar todos los aspectos relevantes para no perder ninguna oportunidad positiva para nuestra carrera.

Antes de dar el paso para cambiar de trabajo debes reflexionar sobre los siguientes aspectos:

1. Reconoce lo que te falta y describe lo que buscas.

La primera pregunta que debes hacerte es ¿Por qué quiero cambiar de trabajo? Tus necesidades personales son lo más importante a la hora de desempeñar tus labores en el ámbito de la empresa. Debes evaluar tu situación actual en función de los siguientes aspectos:

  • Reconocimiento y confianza en tu puesto
  • Autonomía y estimulación
  • Salario
  • Comodidad
  • Conciliación

Una vez analizadas tus necesidades laborales, comienza la evaluación de tu vida personal. ¿Qué es lo que quieres a partir de ahora? ¿Buscas un mismo puesto, ascender o probar un nuevo trabajo y cambiar tu estilo de vida por completo?

Date tiempo para reflexionar sobre las distintas opciones. Para ello, intenta liberarte por un momento de las presiones sociales, personales y miedos que puedan surgirte.

claves para saber cuándo debes marcharte de tu trabajo

2. Es el momento del cambio

Una vez que ya tengas una propuesta en firme para sumarte a un nuevo proyecto laboral, debes analizarla detenidamente para asegurarte de que te compensa el cambio. En caso de duda, es recomendable pedir opinión a amigos o conocidos que trabajen en el sector. Lo ideal sería, por supuesto, conocer a alguien que ya sea empleado de la empresa que te ha ofrecido un nuevo puesto, para tener una visión más próxima sobre aspectos como el ambiente laboral o las oportunidades de desarrollo profesional.

¿Cómo comenzar?

Este es un paso que resulta muy dificultoso para la mayoría de las personas, no temas, lo primero que debes hacer es darle una vuelta al currículum,  actualizándolo y sacándole el mayor partido posible, aquí te dejamos algunos consejos.

Además, te recomiendo que intentes obtener feedback de algún técnico de selección u orientador laboral sobre el currículum. La falta de desconocimiento puede restar muchos puntos en tus primeras candidaturas.

Tras la actualización del CV debes dar el siguiente paso, la búsqueda del nuevo puesto de trabajo, dedica al menos 1 hora diaria a buscar trabajo. Esta búsqueda dependerá mucho de los objetivos que tengas. Si tienes miedo a empezar de cero, puedes buscar un empleo en el mismo sector que en el que te encuentras ahora, realizando tareas a las que estés acostumbrado.

Por último, debes enfrentarte a la entrevista, ya que si llevas tiempo sin realizarlas te sentirás incómodo en las primeras que hagas. Esa falta de comodidad se debe a que es un escenario conocido, pero en el que hace mucho tiempo que no has estado. Al final, en la mayoría de entrevistas se repiten las mismas preguntas. Mi recomendación es que hagas un análisis de tu CV y que sepas las respuestas a las siguientes preguntas (pueden aplicarse tanto en experiencias laborales como en formación):

  • ¿Por qué comenzaste esta experiencia?
  • ¿Qué hiciste o aprendiste durante esta experiencia?
  • ¿Qué motivo llevo a que finalizases la experiencia?

Cómo detectar que debes dejar tu trabajo

3. Los grandes errores y riesgos a la hora de cambiar de trabajo

Como he indicado antes, debes dedicar mucho tiempo a la búsqueda de empleo, pero también debes tener cuidado y no cometer ningún error que pueda afectar a tu puesto actual. Uno de los mayores errores es buscar desde el ordenador del trabajo o desde la oficina. Estás exponiéndote no solo a jefes, sino al resto de compañeros que pueden conocer que quieres valorar un cambio. Otro aspecto importante es no desmotivarse ante los primeros “no”, ya que la ilusión de cambiar puede ir desapareciendo a medida que recibas las primeras negativas. Hay que seguir persistiendo e intentando.

Por último, y aunque sea difícil, debes intentar que tu rendimiento en tu trabajo no disminuya, ya que no sabes el tiempo que tardarás en encontrar un nuevo proyecto ni si las cosas cambiarán y finalmente optes por quedarte en tu actual empresa.

Todo cambio supone un riesgo

Estar trabajando facilitará que puedas incorporarte a un nuevo proyecto. Por ello, estás tomando riesgos a la hora de dar un cambio en tu trayectoria profesional. Ten cuidado con las entrevistas, ya que lamentablemente no dejan de ser conversaciones y declaraciones de buenas intenciones. Intenta resolver todas las dudas que tengas para no dar un paso hacia atrás en tu trayectoria profesional. Cuanto mayor sea el grado de información, tendrás más seguridad a la hora de dar el paso.

3+
Categorizado en: Empleabilidad

1 Comentario

  1. Mary dice:

    Muy bien explicado ,gracias por compartir para aquellas personas que como Yo ,estamos recicladonos y aprendiendo a prender otra vez para poder emprender y estar actualizados.

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto