¿Vecinos ruidosos?

Número de visualizaciones
21/11/2012

Dormir es la mejor meditación
Dalai Lama

Ayer, muchos despertamos con la noticia de que el Tribunal Supremo avalaba la condena a nada menos que 4 años de prisión para los dueños de un bar por el «ruido intolerable» al que habían tenido sometidos a unos vecinos de Huesca: y es que el típico bar debajo de tu casa, el perro del vecino del quinto que canta serenatas a las cuatro de la mañana o los interminables ensayos del joven del 1ºC y su banda de heavy metal, pueden convertirse en auténticos suplicios para la convivencia.

Cordura y respeto deben primar en la delicada relación entre la libertad de hacer en mi casa lo que me dé la gana, y la libertad de mis vecinos de no tener por qué padecer sus consecuencias. Cuando este equilibrio se rompe, entramos en la esfera y utilidad del Derecho, para lo que tendremos que acudir a la Ley de Ruido, y su modificación, precisamente en lo referente a la zonificación acústica, objetivos de la calidad y emisiones acústicas en 2011 en Julio de 2012.

No seré yo quien defienda la vía penal para sancionar estos casos (ya me conocen…), pero lo que está claro es que el tema de ruidos cada día está generando más sanciones. Tanto en este caso, extremo, como en otros muy sonados en la prensa, el Alto Tribunal afirmó que los denunciantes habían estado soportando niveles de ruido intolerables. La pregunta claro está es: ¿qué es un ruido intolerable? Y es que, los españoles somos ruidosos: muy ruidosos para la media europea.

Un informe de 2011 de la Organización Mundial de la Salud afirmaba que «el 70% de los españoles sufrimos niveles de ruido inaceptables»

Resumiendo, que esta Sentencia viene a confirmar lo que ya veníamos apuntando a bastantes alumnos de Inmobiliario: que los tribunales se están tomando cada día más enserio el tema del ruido. Y aunque sea ciertamente improbable terminar con una sanción penal, son cada día más frecuentas las demandas que nos obligan a:

  • Indemnizar por daños personales, morales y patrimoniales
  • Quitar aparatos de aire acondicionado, escapes de gases, altavoces y hasta las típicas luces de neón de ciertos lugares (por exceso de ruido, sí; sin desmedro de otros perjuicios derivados)
  • Cesar ciertas actividades, so pena de incurrir en conductas delictivas (como el caso que exponemos)

Daños económicos y socio-culturales, además de los clásicos cuadros médicos derivados de un mal descanso: ansiedad, irritabilidad, insomnio, depresión… son sólo algunas de las consecuencias que los expertos vinculan al exceso de ruido en nuestras vidas. Aunque de esto, mejor que les cuenten mis compañeros del Departamento de Sociosanitario.

Un servidor se limita a decir que todos tenemos derecho al descanso: respetemos el de los demás.

0
Categorizado en: Otras ramas

3 Comentarios

  1. LETICIA LORENA CARRIQUI SAMBLAS dice:

    Considero que es un tema que se circunscribe a la educación y a vivir dde una forma civilizada. Tambíén padezco algo similar a lo que le ocurre a Soledad. Tengo vecinos alquilados arriba y no respetan nada el derecho de las demás personas. Asi que como se les dice que bajen la música, que no hagan ruido a determinadas horas de la noche y no hacen caso, lo único que queda es dar un telefonazo a la policía local. 

    0
  2. soledad dice:

    hola,me llamo soledad desde hace 14 años llevo padeciendo con los vecinos de arriba golpes a todas horas y encima en el cuarto de aseo tiene puesta la lavadora que da justamente encima de mi dormitorio cuando las lavadoras en este edificio estan todas en la cocina cada vez que damos las quejas como este viernes ella y las dos niñas nos ivan a comer ami y ami marido me dijeron asta puu en fin me gustaria me dijeran que puedo hacer muchas gracias soledad

    0
    • María de la Cruz Domínguez María de la Cruz Domínguez López dice:

      Hola Soledad, en estos casos si con dirigirte directamente al vecino ruidoso no se soluciona nada, lo mejor es que plantees tu problema en la Junta de Vecinos para que de esta manera se puedan discutir los diferentes puntos de vista de forma de forma civilizada y así tu opinión pueda ser respaldada por el resto de vecinos.
      Al no tener suficientes datos sobre el caso no podemos orientarte en la solución concreta para este, pero ten en cuenta que si la molestia persiste siempre podrías plantear tu problema con otros vecinos y quizás interponer una denuncia.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto