Micromachismos y género - INESEM

Micromachismos y género

06/08/2013
Número de visualizaciones

Actualmente, a pesar de vivir en una sociedad desarrollada, los micromachismos -o lo que se ha llamado terrorismo íntimo o violencia blanda- son comportamientos especialmente invisibles y ocultos par  las mujeres que los padecen.

Suelen ser controles y dominios ejercidos por los varones sobre las mujeres. Estos controles suelen acabar siendo obstáculos  para conseguir la igualdad. Se trata de daños sordos que se agravan con el tiempo.

Normalmente, estos comportamientos no suelen ser intencionales, es decir, no hay una planificación, sino que son dispositivos mentales y corporales incorporados y automatizados en el comportamiento de los hombres frente a las mujeres.

Micromachismos y género - INESEMExisten varios tipos de micromachismos:

  • Micromachismos encubiertos: los manipulativos.
  • Micromachismos de crisis, en los que el varón suele aprovechar situaciones anormales para imponer su poder.
  • Los micromachismos coercitivos, en los que el varón usa la fuerza moral para doblegar la voluntad de la mujer.

La Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, pretende luchar contra estos micromachismos, porque la eliminación de la discriminación de la mujer es uno de los principios rectores de dicha ley, estableciendo derechos y deberes para todos los ciudadanos.

A grandes rasgos, esta ley describe los campos donde las mujeres pueden sentir con mayor incidencia la discriminación, pero como vemos existen otro tipo de discriminaciones encubiertas, igual de dañinas y claves a la hora de erradicar, para que no deriven en desigualdades mayores.

De esta manera se ha de concienciar a ambas partes, tanto a hombres como a mujeres. Como norma general, las mujeres suelen ser más receptivas a la hora de entender estos micromachismos, pero para los hombres, en ocasiones, es muy complicado, porque supone cambiar radicalmente su forma de pensar, lo que suele ocasionar una actitud defensiva.

Aisladamente, los efectos de los micromachismos no suelen tener gran trascendencia, pero su uso combinado y reiterado puede llegar a crear un clima de agobio, desestabilizando a la mujer y atentando contra su autonomía personal.

En conclusión, es importante entender que tanto la ley que hemos citado como muchas otras intentan ir contra los aspectos más evidentes y demoledores de la discriminación, pero está en la mano de cada uno de nosotros concienciarnos sobre estas actitudes menos lacerantes y erradicarlas de nuestra sociedad.

0
Categorizado en: Otras ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto