mediación laboral

La mediación laboral: resolución de conflictos en entornos de trabajo

Número de visualizaciones
14/07/2016

Los conflictos son habituales en el entorno laboral y en cualquier organización o grupo social, esto no quiere decir que solo se desprendan connotaciones negativas del concepto, sino que se consideran momentos necesarios dentro de una empresa o circunstancia para confrontar ideas, creencias, valores, opiniones, etc.

En esta línea, afirma Escudero que: “el conflicto y las posiciones discrepantes pueden, y deben, generar debate y servir de base de lucha ideológica y articulación de prácticas sociales y educativas liberadoras”.

Si nos atenemos a una definición práctica, consideramos el conflicto como una situación en la que dos o más personas se encuentran en desacuerdo porque no manifiestan los mismos intereses, necesidades, deseos o valores, portando gran importancia los sentimientos y emociones de las partes.

Así pues, entendemos el conflicto como una tensión entre las partes que demandan intereses diferentes, lo que genera ocasiones para proporcionar cambios necesarios para la evolución de la organización y las personas que la integran. Por tanto, si nos enfocamos en el entorno de trabajo, deberíamos de atenernos al conflicto laboral, es decir, aquel conflicto que se da en el seno de una empresa o puesto de trabajo.

Una de las causas principales que originan los conflictos laborales es la falta de motivación del trabador que hoy día existe en el entorno laboral, y la incomodidad de los mismos en su puesto de trabajo; bien porque haya personalidades que no sean afines con otras o, simplemente, porque no se encuentran cómodas en el puesto.

Y es que no debemos olvidar que un conflicto supone una alteración  emocional en el  trabajador y, en definitiva, el conflicto no resuelto, conlleva consecuencias perjudiciales para el trabajador y su entorno.

Para que tales tipos de conflictos no desemboquen en consecuencias negativas superiores surge la figura de la mediación laboral, la cual está cada vez más demandada para este tipo de situaciones, si bien no solo afrontan conflictos negativos, sino que también ejercen como potenciadores de los conflictos positivos que ayudan al desarrollo de los equipos de trabajo.

La mediación laboral es el proceso por el que una persona, independiente e imparcial  y con formación suficiente, ayuda a otras a encontrar soluciones para resolver sus divergencias en el entorno de trabajo, evitando acudir a otro tipo de cauces más restrictivos y arbitrarios.

En definitiva, en función de cómo se desarrollen las habilidades de la mediación laboral, comunicación, diálogo y capacidad de razonamiento, el proceso conflictivo derivará en consecuencias negativas o positivas. Es por eso, que la figura del mediador encargándose de proponer una solución cuando las partes se encuentran en una situación de conflicto, evitando acudir a la vía judicial.

.

0
Categorizado en: Otras ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto