Cláusula suelo - Inesem

La reforma fiscal: Novedades en materia de IRPF (Capítulo 1)

Número de visualizaciones
25/08/2014
Aunque la idea inicial del Gobierno era aprobar una reforma fiscal integral que cambiara al completo el sistema tributario español, esa idea se ha ido reduciendo y los cambios fiscales que se presentaron se centralizan en el IRPF y en el impuesto sobre sociedades.Inesem - La Reforma Fiscal. Novedades en materia de IRPF (Capitulo 1)El impuesto sobre la renta es el tributo más importante por recaudación del sistema tributario ya que representa el 40% de los ingresos fiscales del Estado.  Es este tributo el que ha recibido la mayor parte de las reformas con el fin de aumentar los ingresos públicos. Sin embargo, no todo son noticias positivas, ya que las connotaciones negativas de estos cambios serán significativas para los contribuyentes.Tributación de la indemnización por despidoLa medida que afecta, hoy día, a un gran número de contribuyentes es la innovadora tributación de las indemnizaciones por despido.  Se establece un mínimo exento de 2.000€ por año trabajado, tributando de manera progresiva a partir de ahí. Se pretende castigar menos a las rentas bajas y medias.  A priori se trata de una medida beneficiosa para todo aquel que pierda su trabajo, la cual permitirá dar un respiro a la economía de los españoles.Sin embargo, el trasfondo de esta medida, es evitar la posibilidad de que aumente el número de despidos hasta final de año ya que supondrá un menor gasto mantener a un trabajador que soportar el impacto tributario que tendrían dichos despidos.Aumenta la presión fiscal sobre los alquileresLo que por una parte intenta aumentar la estabilidad económica de los contribuyentes con las mejoras de las tributaciones por indemnizaciones por despido, por otra parte, la reforma fiscal, supone un jarro de agua fría para el mercado del alquiler,  perjudicado con la minoración de los % de deducción sobre los alquileres, cuestión que afecta a un gran número de españoles por poseer segundas viviendas con el fin de alquilar.Hasta ahora, estaba permitido practicar una reducción del 60% sobre los ingresos provenientes del alquiler de vivienda, y del 100% si se alquilaba a menores de 30 años. Sin embargo, la reforma fiscal disminuye esta reducción al 50%, y al 60% para los alquileres a contribuyentes menores de 30 años. Se persigue homogeneizar las reducciones en los alquileres eliminando la diferenciación por edad.Se elimina totalmente la deducción por alquiler de vivienda habitual par a nuevos contratos, al igual que se suprimió la deducción por compra de vivienda anteriormente.Una de cal y una de arena para un sector, el del alquiler, que tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria comenzaba a ganar posiciones frente a la propiedad.Es claro, que la reforma fiscal mejorará la economía aumentando los ingresos públicos pero tendrá como contrapartida para los contribuyentes la reducción de la inversión afectando fuertemente al consumo.

Categorizado en: Fiscalidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto